Conoce

Remedios para la duodenitis o inflamación del duodeno

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La duodenitis es la inflamación del duodeno (la parte superior del intestino delgado).

La duodenitis se caracteriza a menudo por dolor en el abdomen, náuseas y vómitos, hinchazón, indigestión, diarrea y otros síntomas del tracto gastrointestinal.

Una de las causas más comunes de la duodenitis es la infección por H. pylori. A pesar de que esta bacteria infecta a casi la mitad de la población mundial, en general permanece asintomática. En algunos casos, la infección resulta en gastritis, duodenitis, úlceras y cáncer de estómago.

Se sabe, también, que la duodenitis se desarrolla como un efecto secundario de los fármacos antiinflamatorios no esteroideos.

Estos fármacos inflaman e irritan el revestimiento del estómago y reducen la liberación de prostaglandinas los cuales ayudan a proteger el revestimiento del estómago y el intestino mediante el aumento de la secreción de moco y la reducción de las secreciones de ácido digestivo.  Su uso prolongado aumenta el riesgo significativamente.

La duodenitis, igualmente, está vinculado con la ERGE o enfermedad de reflujo gastroesofágico, infecciones virales, inflamación de la vesícula biliar; hemorragia gastrointestinal; el síndrome de Zollinger-Ellison y la enfermedad de Crohn.

La duodenitis causa inflamación del revestimiento del revestimiento del estómago y esto produce una serie de características y síntomas clínicos.

Las manifestaciones más comunes de la duodenitis son:

Dolor y malestar en el abdomen.
Distensión abdominal.
Pérdida de apetito.
Flatulencia.
Náuseas y vómitos.

En algunos casos, la condición también puede convertirse en una amenaza para la vida. Los síntomas que amenazan la vida son:

Dolor abdominal severo.
Sangre en las heces.
Vómito de sangre.

 

Remedios populares

Remedio para la duodenitis o inflamación del duodeno #1: Verter 1 cucharada de diente de león  en una taza de agua que esté hirviendo.  Cubrir y dejar refrescar.  Tomar 2 veces al día (una por la mañana y otra por la tarde) hasta lograr mejoría.    El té del diente de león ayudará a aliviar los síntomas considerablemente reduciendo la inflamación y la hinchazón del duodeno; También ayuda a controlar las infecciones del intestino de manera eficaz.

Remedio para la duodenitis o inflamación del duodeno #2:  Mezclar 1 tazón de yogur natural fresco con ½ un vaso de agua y polvo de semilla de comino hasta formar una papilla.  Consumir a diario.  Éste es un remedio rico en probiótico que disminuye las posibilidades de infecciones del tracto gastrointestinal equilibrando las bacterias “amistosas” así como las bacterias “dañinas”..

Remedio para la duodenitis o inflamación del duodeno #3:  Tomar una taza de té de menta después de cada comida.    Éste es otro remedio casero muy eficaz para la duodenitis el cual reduce la hinchazón y la inflamación con éxito; También es un carminativo y previene una acumulación de gas dentro del tracto gastrointestinal.

Remedio para la duodenitis o inflamación del duodeno #4: Verter 1 cucharada de miel en un vaso de agua tibia y tomar. La miel alivia el revestimiento inflamado del intestino delgado y alivia el dolor y la incomodidad de forma significativa.

Remedio para la duodenitis o inflamación del duodeno #5:  Hervir media pulgada de raíz de jengibre, previamente lavada y picada, en una taza de agua por 5 minutos.  Retirar del fuego, dejar refrescar y tomar. Puede añadir a esta decocción un par de hojas de menta para potenciar sus efectos benéficos.

Remedio para la duodenitis o inflamación del duodeno #6: Verter  1 a 2 cucharadas de miel a 1 vaso de jugo de granada y tomar cada mañana. Este jugo ayudará a aliviar los síntomas rápidamente y también traerá la cura de la inflamación

Remedio para la duodenitis o inflamación del duodeno #7: Aplicar un paño empapado en agua caliente (pero sin quemar) si siente dolor en la zona del duodeno con lo cual reducirá el malestar.

 

Recomendaciones

Consumir alimentos ricos en fibra como avena, trigo integral, frijoles, lentejas, zanahorias y frutas frescas.

Evitar los alimentos picantes, tabaco y alcohol

Evitar el consumo de fármacos antiinflamatorios o buscar opciones naturales.

 

Conozca también

Remedios para la intolerancia a la lactosa

Remedios para la diarrea del turista

Remedios caseros para el sindrome del intestino irritable

Las leches vegetales: Una alternativa a la leche de vaca

remedios

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*