Conoce

Remedios con consuelda para fractura de hueso, piel y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La consuelda es una planta perenne, perteneciente a la familia de las boragináceas, que puede llegar a medir hasta 1,2 metro de alto y 1 metro de envergadura.

La consuelda es originaria de Europa y Asia que ha sido naturalizada en América. Existen unas 25 especies.

Las hojas de la consuelda songrandes, carnosas, vellosas, lanceoladas y oblongas, algunas pecioladas y otras sin pedúnculo.

Hay también hojas con forma de lengua que crecen en la base y generalmente yacen sobre la tierra.

En cuanto a sus flores, de color púrpura pálido o blanquecino,  tienen una corola tubular que se parece al dedo de un guante y crece en racimos colgantes. Tiene poco olor y su sabor es algo amargo.

El rizoma es negro por fuera, encarnado y blanco por dentro y contiene un jugo gelatinoso. El tallo es peludo y angular.

 

Propiedades curativas

La raíz de consuelda y otras partes de la planta han sido muy utilizadas medicinalmente desde hace más de 2.000 años. El nombre específico officinale se refiere a su inclusión en las primeras listas de plantas medicinales oficiales.

La raíz de consuelda es muy rica en glúcldos (almidón, sacarosa, glucofructosanos) y en mucílago. También contiene compuestos polifenólicos: taninos, ácido clorogénico, ácido cafeico, y un aceite esencial y el bornasitol.

Debido a sus propiedades antiinflamatorias, vulnerarias, antisépticas y cicatrizantes, la consuelda resulta un excelente remedio para contusiones (desaparece los moretones), heridas, cortes, cicatrices, várices (reduce el tamaño) y dolores musculares, además de ayudar en la recuperación de fracturas.  

En este sentido, los médicos del ejército romano la aplicaban en cataplasmas o compresas para curar las fracturas y lesiones óseas, y que, en efecto, se dice que estimula el periostio.

Igualmente, puede proporcionar grandes beneficios, mediante buches y gárgaras, en las inflamaciones de la lengua, garganta, faringitis y encías, y en las enfermedades de la boca en general y sobre todo escorbúticas.

El contenido en alantoína contribuye a la curación y recuperación espontánea de la piel en casos de forúnculos, abscesos y acné.

 

Remedios populares

Remedio con consuelda para los forúnculos y los abscesos Aplicar una cataplasma de hojas de consuelda sobre los forúnculos o abscesos para reducir la inflamación, ya que tiene una acción desinfectante.

Remedio con consuelda para la inflamación de la lengua o de las encías Hervir 40 gramos de consuelda en un litro de agua por 20 minutos.  Pasado  ese tiempo, retirar del fuego y dejar enfriar.  Hacer varias gárgaras y buches cada tres horas.

Remedio con consuelda para bajar la fiebre Verter 1 cucharada de consuelda y otra de verónica en una taza de vino blanco que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar.  Empapar esta infusión en un paño limpio y  aplicar, a modo de compresa, sobre la frente.

Remedio con consuelda para las heridas Hervir 40 gramos de en un litro de agua por 10 minutos. Lavar las heridas dos o tres veces por día.

Remedio con consuelda para quitar los dolores de cabeza, jaquecas y neuralgias Machacar las hojas frescas de consuelda con un poco de vinagre y aceite de rosas hasta formar una pasta. Aplicada sobre la frente o  la parte que presenta dolor.

Remedio con consuelda para golpes y contusiones Hervir 1 litro de agua, reducir el fuego y agregar 2 cucharadas de hojas de consuelda secas cortadas. Dejar en remojo durante 1 hora. Aplicar una compresa fría, primero, y un paño empapado en esta preparación después sobre la zona afectada.

Remedio con consuelda para quemaduras Combinar 3 partes de raíz u hojas de consuelda en polvo y una parte de hierba de lobelia con media parte de aceite de germen de trigo  y media parte de miel. Almacenar en un lugar frío hasta que la utilice.  Aplicar sobre quemaduras leves.

Remedio con consuelda para las fracturas de hueso (pronta curación): Hervir en 1/2 litro de agua hojas y raíz picada de consuelda.  Dejar refrescar y colar.  Tomar a lo largo del día por 2 semanas consecutivas y después descansar una.  Retomar las siguientes 2 semanas y descansar una y así sucesivamente hasta que el hueso se haya consolidado.  Igualmente, se puede aplicar a diario, a manera de cataplasma, sobre la zona afectada.

Quizá te interese conocer

Descubre cuáles vitaminas y minerales ayudan a la pronta curación de las fracturas
.

Precauciones

Aunque la consuelda se puede tomar internamente en forma de infusión o zumo para casos de úlceras, hernias y colitis, así como para detener hemorragias internas, no se recomienda su consumo frecuente y excesivo porque contiene alcaloides que pueden dañar el hígado.  Conoce más sobre esta información y las contraindicaciones de la consuelda.

 

Conozca también

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Beneficios y contraindicaciones

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*