Conoce

Aceites esenciales para la depresión

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La depresión y la ansiedad afectan a innumerables personas en todo el mundo, algunas de una manera más seria que otras. El uso de aceites esenciales para estos trastornos ha sido parte de la cultura humana durante siglos, y sigue siendo un tratamiento natural hasta nuestros dias.

Si bien el estrés es una parte natural de la vida, y a menudo puede ayudar a nuestros cuerpos a prepararse para diferentes situaciones, la ansiedad a menudo puede llegar a ser generalizada, cambiando su perspectiva de la vida.

La ansiedad puede aumentar la inflamación, ejercer presión sobre el sistema inmunitario y provocar estrés oxidativo y enfermedades crónicas. También puede afectar negativamente la estabilidad de su vida personal, emocional, profesional y social mientras que la depresión puede hacer que pierdas el interés en actividades amadas, tengas malos hábitos de sueño, pierdas peso y te desconectas del mundo exterior.

Si bien muchas personas piensan que la ansiedad es el resultado de preocupaciones en nuestras vidas, también puede ser causada por factores ambientales, genéticos, cambios químicos en el cerebro y efectos secundarios médicos.

De manera similar, la depresión se caracteriza por cambios importantes en los niveles hormonales y químicos en el cerebro y el cuerpo, junto con los eventos de la vida, la aflicción, las condiciones médicas y la genética.

El uso de aceites esenciales para la ansiedad y la depresión puede ayudar a alterar la química cerebral, promover el equilibrio de las hormonas y mejorar el estado de ánimo general y la actitud, gracias a sus propiedades sedantes, calmantes, estimulantes, energizantes y desintoxicantes.

.

Los mejores aceites esenciales para la depresión

Algunos de los aceites esenciales más populares para la ansiedad y la depresión incluyen rosa, vetiver, ylang ylang, lavanda, bergamota, albahaca, limón, incienso, manzanilla, pachulí, salvia, jazmín, hierbabuena, raíz de valeriana y aceites de geranio, entre otros.

Aceite de incienso Este poderoso aceite esencial se usa a menudo en las prácticas de aromaterapia para mejorar la meditación y despejar la mente de la ansiedad y la preocupación. También ayuda a disminuir la presión arterial y ralentizar la frecuencia cardíaca, lo que puede proporcionar una sensación de calma durante un ataque de pánico o ansiedad.

Cómo usar: Aplicar por vía tópica unas gotas de este aceite en la nuca, o mezclar este aceite en un difusor de la habitación o en una máquina de aromaterapia.

Aceite de raíz de valeriana Uno de los efectos secundarios comunes de la ansiedad es la tensión en el estómago, los espasmos estomacales y la indigestión. El aceite de raíz de valeriana no solamente puede mejorar su estado mental, sino que también alivia el estómago y detiene el ciclo de ansiedad en su camino. También es un sedante, que puede ayudar con cualquier síntoma de insomnio que pueda estar experimentando como resultado de la ansiedad.

Cómo usar: El uso externo de este aceite es bastante popular, especialmente para espolvorear sobre la almohada antes de irse a dormir, lo que le permite inhalar los compuestos aromáticos toda la noche.

Aceite de manzanilla Para infundir una sensación de calma en el cuerpo y la mente, muchas personas recurren al aceite de manzanilla, ya que puede resolver los sentimientos de inquietud que a menudo acompañan a la depresión. Este aceite puede elevar su estado de ánimo, simplemente inhalando, y también reducirá el insomnio, otro efecto secundario común de la depresión.

Cómo usar: puede inhalar el aceite de manzanilla directamente de la botella para calmar su sistema nervioso, o puede agregar algunas gotas a un difusor de la habitación.

Aceite de limón Los componentes activos del aceite de limón se han conectado directamente a un aumento de la energía cognitiva. Cuando está en medio de una ansiedad o un episodio depresivo, este aceite puede eliminar la niebla mental, dar su propósito y claridad e impulsar el estado de ánimo al aumentar los niveles de energía en el cuerpo a través de una circulación elevada.

Cómo usar: puede mezclar unas gotas de aceite de limón en un vaso de agua tibia para inducir una sensación de calma concentrada, o puede agregar el aceite de limón a su agua de baño y restablecer su estado de ánimo.

Aceite de albahaca Este es uno de los aceites esenciales más versátiles para la ansiedad y la depresión, ya que puede reducir la inflamación en el cuerpo, estimular el sistema inmunológico, aumentar la energía, disminuir la presión arterial y reducir la sensación de fatiga o desaliento. Para las personas que sufren de depresión inducida por la ansiedad, el aceite de albahaca es un remedio integral para todos los síntomas relacionados.

Cómo usar: agregar algunas gotas de este aceite a una olla de agua humeante y luego respirar profundamente puede entregar los poderosos compuestos aromáticos directamente a las partes del cerebro que los necesitan. El uso de este aceite en un difusor de sala también es efectivo.

Aceite de vetiver Este poderoso aceite natural no es el más común, pero interactúa directamente con el sistema nervioso central como un tónico, ayudando a regular la función del sistema nervioso, reduciendo el pánico y la hipersensibilidad. Esto es crucial para las personas que sufren de ansiedad crónica.

Cómo usar: Este aceite se combina a menudo con aceite de rosa o lavanda y luego se aplica a las muñecas, con solo unas pocas gotas en cada una. Esto puede permitir que el aceite ingrese rápidamente a su torrente sanguíneo y proporcione un olor agradable y edificante todo el día.

Aceite de rosa  Este aceite popular tiene una serie de propiedades estimulantes, capaces de elevar la presión arterial, aumentar el estado de ánimo y equilibrar los niveles de hormonas en el cuerpo. Esto puede afectar rápidamente los sentimientos de depresión, al tiempo que contrarresta la ansiedad mediante la liberación de dopamina y serotonina en el torrente sanguíneo.

Cómo usar: este aceite es popular en aromaterapia y difusores de sala, ya que algunas inhalaciones pueden comenzar a aumentar los niveles de energía. También puedes aplicar unas gotas en la parte posterior de tu cuello o muñecas.

Aceite de lavanda Con sus propiedades sedativas y calmantes, el aceite de lavanda puede ayudar a disminuir la presión arterial y moderar los síntomas de ansiedad, al tiempo que también regula las hormonas para reducir los cambios de humor y los períodos de depresión. La lavanda también tiene propiedades antiinflamatorias cuando se inhala, lo que puede reducir el dolor y la incomodidad crónica, lo que a menudo conduce a la ansiedad a largo plazo.

Cómo usar: poner unas gotas de aceite de lavanda en la almohada puede inducir un sueño profundo y dejarlo sentirse descansado por la mañana, con una actitud positiva y hormonas equilibradas.

Aceite de pachulí La investigación ha demostrado que los compuestos aromáticos en el aceite de pachulí pueden estimular la liberación de dopamina y serotonina, que puede inundar rápidamente el cuerpo y reemplazar los sentimientos de tristeza o desaliento con esperanza y felicidad. Las propiedades sedantes y analgésicas también pueden promover un sueño saludable y sin dolor, que puede ayudar a evitar los episodios depresivos.

Cómo usar: el aroma agradable e inconfundible del aceite de pachulí hace que sea un favorito para los difusores de la habitación, ya que puede ayudar a mantener su estado de ánimo elevado y optimista durante todo el día. Aplicar unas gotas a la parte posterior del cuello también es un remedio popular.

Aceite de Ylang Ylang Los estudios han demostrado que el aceite de ylang ylang puede reducir la presión arterial y ralentizar la liberación de adrenalina en el cuerpo, ayudando a contrarrestar los ataques de pánico y reducir las hormonas generales del estrés en el cuerpo. También tiene propiedades sedantes que pueden ayudar a los trastornos del sueño y al insomnio, que son efectos secundarios comunes de la depresión.

Cómo usar: aplicando tópicamente una combinación de aceite de ylang ylang y un aceite de transporte (coco o almendra) a su piel como aceite de masaje o frote de pecho es una excelente manera de administrar los ingredientes activos y ver resultados rápidos.

Lea tambiénVitaminas para combatir la depresión

Aceite de Bergamota Este aceite puede estimular el flujo sanguíneo y la circulación, y algunos de sus ingredientes activos incluso se utilizan en medicamentos antidepresivos. Es comúnmente elogiado por ser capaz de limpiar la mente, vigorizar los sentidos y proporcionar relajación para un sistema nervioso hiperactivo, en el caso de la ansiedad.

Cómo usar: puede agregar este aceite a un difusor de la habitación o aplicarlo tópicamente en el cuello, el estómago, las manos o los pies, donde puede ser fácilmente absorbido.

Aceite de jazmín Este es un aceite altamente valorado por su capacidad para regular el sistema nervioso central y equilibrar la producción de hormonas. Al usar este aceite, puede calmar rápidamente sus emociones y aumentar los niveles de felicidad mediante la liberación de serotonina, ayudando a combatir la depresión, independientemente de la causa.

Cómo usar: la inhalación es la forma más efectiva de usar jazmín, por lo que agregarlo a un difusor de la habitación, o poner unas gotas en una olla humeante de agua y luego inhalar profundamente, le proporcionará efectos casi inmediatos.

Aceite de geranio El dolor y la inflamación crónica a menudo están relacionados con síntomas depresivos, por lo que las propiedades analgésicas y antiinflamatorias del aceite de geranio son muy importantes. Además, este aceite es un sedante, ayuda a inducir el sueño y promueve la sensación de calma para que pueda descansar sin interrupciones durante toda una noche.

Cómo usar: las personas a menudo colocan unas gotas en sus manos, las frotan y respiran profundamente antes de irse a dormir. Sin embargo, los difusores de habitaciones y las prácticas de aromaterapia también funcionan bien con el aceite de geranio.

Quizá te interese conocer

Quizá te interese conocer más tés e infusiones para combatir la ansiedad de manera natural
.

Precaución

El uso de aceites esenciales para la ansiedad y la depresión puede ser extremadamente beneficioso, sin los efectos secundarios de las soluciones farmacéuticas.

Sin embargo, cada uno de estos potentes aceites viene con su propio conjunto de efectos secundarios, que van desde la inflamación de la piel y la fatiga hasta reacciones gastrointestinales severas, niveles de presión arterial peligrosamente bajos, confusión cognitiva, mareos, fluctuaciones del apetito, cambios de humor y muchos más.

Hable con un médico antes de agregar alguno de estos aceites concentrados a su régimen de salud.

.

Conozca también

Remedios para el trastorno bipolar

Arteterapia para el estrés, depresión y ansiedad

Homeopatía puede ayudar a aliviar la depresión

Suplementos naturales antidepresión

Remedios para la depresión en adolescentes

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*