Conoce

Remedios con rábanos para la salud y adelgazar

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


El rábano, perteneciente a la familia de las crucíferas, es una planta de tallo velloso y ramoso, de hojas ásperas y su flor tiene un color rojo por fuera y blanco por dentro.

Su raíz, comestible, puede ser gruesa, carnosa, casi redonda de color blanco, rojizo o violado, o de forma delgada, flexible (se puede doblar).

Se cree que el rábano es originario de Asia.

 

Propiedades curativas

El rabano tiene cualidades diuréticas, ya que incrementa la cantidad de orina y de sudor, evita el agotamiento muscular y combate la anemia.

Es de destacar, también, el excelente efecto, en especial el del jugo de rábano, en el hígado y los conductos biliares, ya que aumenta la producción de bilis por las células hepáticas, suprime las retenciones biliares, influye favorablemente en las inflamaciones de los conductos biliares de todo tipo, así como en la formación de arenas y cálculos.

El rábano fomenta la expectoración en la tos persistente y seca. Es, por tanto, oportuno su empleo en la tos ferina y demás manifestaciones de bronquitis.

Los rábanos también son empleados como desodorante contra los olores corporales fuertes. Para elaborarlo, se requiere el jugo de aproximadamente 2 docenas de rábanos que se deben colocar en una botella con rociador. También se puede agregar ¼ cucharadita de glicerina al jugo antes de embotellarlo, para que se conserve más tiempo, a menos que sea refrigerado en ese caso no hace falta la glicerina. Luego de la ducha o baño matinal, rociar un poco de este jugo de rábano en las axilas, las plantas de los pies y entre los dedos.

El jugo de rábano es también útil para los casos de congelación, picaduras de insectos y las quemaduras leves.

Según estudios realizados, los rábanos se pueden emplear para el tratamiento del cáncer.  En este sentido, se elaboró un té fuerte hecho con semillas de rábano para reducir el cáncer del estómago, y de la aplicación externa de emplasto de rábano caliente para el tratamiento del cáncer de mama.

Este acción para combatir el cáncer se debe a los sulfuros que contiene al igual que la col, el nabo, la col de Bruselas, las hojas de mostaza, el berro, el ajo y la cebolla.

 

Remedios populares

Remedio con rábano para mejorar la memoria y la capacidad de concentración. Licuar 1/2 lechuga con las hojas separadas, 5 rábanos, con los extremos cortados y 1 pepino, cortado en trozos por unos instantes y tomar a diario.

Remedio con rábano para las funciones digestivas Licuar 1 batata mediana, pelada, y cortada en trozos, 3 rábanos y 1 puñado de ramas frescas de pereji en la licuadora.  Tomar 1 vaso de este jugo al día.

Remedio con rábano para la anemia  Hervir 150 gramos de rábanos con cáscaras durante 20 minutos en litro y medio de agua.  Luego, agregar 750 gramos de azúcar. Finalmente, cocer hasta que tenga la consistencia de jarabe.Tomar una cucharada tres veces al día de jarabe de rábanos.

Remedio con rábano para las piedras del hígado, ictericias simples y enfermedades del hígado. Tomar hasta 1/2 litro de jugo de rábanos por día.

 

Quizá te interese conocer remedios con rábano rusticano o picante

Remedio con rábano para la diarrea Mezclar, en una licuadora,1 puñado de rábanos rojos picados, 1 taza de leche fría y ½ cucharadita de fécula de maíz.  Beber lentamente. Este remedio debería detener la diarrea en menos de una hora. Repetir el proceso nuevamente en 4 horas, si es necesario.

Remedio con rábano en caso de dificultad para orinar Mezclar 2 rábanos rojos picados y ½ taza de vino tinto. tomar 2 veces al día hasta que se sienta un alivio.

Remedio con rábano para la tos: Rallar bien 1 rábano, previamente lavado, y dejarlo macerar con 100 g de miel durante una noche.  Tomar 1 cucharada cada dos horas.

Remedio con rábano en caso de quemaduras leves  Colocar un puñado de rábanos, limpios y cortados, y el contenido de una cápsula de vitamina E en una licuadora con un poco de hielo machacado para convertirlos en un puré espeso y uniforme. Aplicar directamente sobre la quemadura y cubrir con una muselina limpia que se mantenga en su lugar por medio de una venda adhesiva. Este remedio produce un alivio casi inmediato del dolor

Remedio con rábano para las ampollas y chichones Aplicar un emplasto de puré de rábano sobre la zona afectada.

Remedio con rábano para adelgazar Elaborar un jugo que contenga 3 rábanos, 1 berenjena y 1 rebanada de piña. Tomar este jugo a diario en ayunas.  Cuando se alcance el peso deseado, beber el jugo cada tercer día.


Remedio con rábano para  la prevención y el tratamiento del cáncer: Consumir a diario un preparado a base rábano raspado, vino tinto y miel.

 

Recetas saludables con rábano

Receta saludable con rábano #1: Ensalada de col y rábano con aliño de ajonjolí y yogur
Ingredientes:
2 tazas de col desmenuzada en tiritas (preferiblemente una mezcla de coles rojas y verdes)
1 taza de zanahoria rallada
1 taza de rábano Daikon rallado
2/3 de taza de rábano rojo rallado
3/4 taza de yogur sin sabor
2 cucharaditas de eneldo fresco picado
1 cucharadita de eneldo seco
1 cucharadita de aceite de semilla de ajonjolí
¼ taza de semillas de ajonjolí tostadas
1 ½ cucharada de tamari.

Mezclar, en un tazón grande, la col, la zanahoria y los dos tipos de rábano. Luego, combinar todo con el yogur, el eneldo, el aceite de ajonjolí, las semillas de ajonjolí y el tamari. Probar y agregar más tamari si lo desea

Receta saludable con rábano #2: Ensalada de brotes
Ingredientes
100 g de brotes de alubias
100 g de brotes de soja
50 g de brotes de rábanos
20 g de aceite de oliva extravirgen
Vinagre de sidra
Sal y pimienta

Preparación
Lavar los brotes bajo el grifo, secarlos y ponerlos en una bandeja.
Preparar el aliño batiendo el aceite, el vinagre,la sal y la pimienta; aderezar justo antes de servir

 

Recomendaciones

Conservan más tiempo su frescor poniéndolos al revés, es decir con el cogollo verde hacia abajo, en un recipiente con agua. Para evitar las lágrimas, en el caso de los rábanos picantes, en el momento de cortarlos o picarlos, extendemos un paño mojado entre dos ollas y trabajamos por debajo del mismo.

Una fórmula para congelarlos: rallar los rábanos, batir el puré con nata y congelarlo (por ejemplo, con ayuda del molde para los cubitos). De esta manera se obtiene una emulsión excelente para refínar salsas, o como acompañamiento para carnes, embutidos y pescados, para variar el día que no nos apetezca el alioli o la mayonesa.

 

Conozca también

Cómo cultivar plantas medicinales en su hogar?

Los tés e infusiones en los remedios caseros

¿Cómo desintoxicar el organismo?

El kéfir: Un remedio natural para muchas dolencias

jugos curativos


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*