Conoce

Remedios para nódulos tiroideos

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El tiroides es una glándula endocrina, es decir, de secreción interna, que se halla en la base del cuello, delante de la tráquea, y que está constituida por dos lóbulos que se unen en la parte media.

Cada uno de tales lóbulos mide de 4 a 6 cm de longitud, por 1,5 cm de anchura y de 2 a 3 cm de grosor. En cuanto al peso total de la glándula tiroides oscila entre los 10 y los 30 g.

La estructura del tiroides se halla configurada por multitud de pequeñas vesículas, denominadas folículos tiroideos, en cuyo interior se encuentra una sustancia, llamada coloide, que contiene las hormonas tiroideas: la triyodotironina (T3) y la tiroxina (T4). Para elaborar dichas hormonas, la glándula tiroides precisa una cierta cantidad de yodo, que le llega por medio de la sangre, y que procede, por lo general, de los alimentos.

El funcionamiento de la glándula tiroides está regulado por una hormona hipofisaria llamada tirotropina (TSH), la cual, a su vez, se halla bajo la influencia del hipotálamo. Cuando el organismo precisa hormonas tiroideas envía un mensaje a la hipófisis, y ésta, entonces, segrega una mayor cantidad de tirotropina, lo que estimula el funcionamiento de la glándula tiroides. Por el contrario, cuando el organismo se halla saturado de hormonas tiroideas, la hipófisis deja de liberar tirotropina y, en consecuencia, se reduce la actividad del tiroides.

Las hormonas tiroideas ejercen muy importantes funciones en los diversos órganos y tejidos de nuestro cuerpo.

Entre tales funciones destacan las siguientes: activar la combustión celular, con lo que aumenta el metabolismo y la producción de calor; actuar sobre los cartílagos de crecimiento para estimular la multiplicación de las células y favorecer así el aumento de la estatura; influir en la maduración del sistema nervioso central, de modo que se ejerce un papel importante en el desarrollo de la inteligencia y en la capacidad de la mente; favorecer la absorción de la glucosa y la síntesis de proteínas; y actuar sobre el sistema cardiovascular, con lo que se contribuye a elevar la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Dada, pues, la importante misión que realizan las hormonas tiroideas, se comprende que las alteraciones del funcionamiento del tiroides repercutan seriamente en el organismo. Así, el exceso de hormonas tiroideas origina el hipertiroidismo, mientras que su déficit causa un hipotiroidismo, alteración ésta que, si se produce en los primeros años de la infancia, provoca retraso mental y del crecimiento, es decir, la enfermedad conocida por cretinismo.

Por otra parte, tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo se traducen en una serie de manifestaciones de carácter nervioso, muscular, metabólico y cardiovascular que pueden llegar a comprometer seriamente el estado de salud de quien los sufre.

Igualmente, se pueden presentar nódulos en las tiroides las cuales requieren de un análisis para saber si son benignos mediante punción con una aguja o extirpación para biopsia.

A continuación, se detallan los mejores remedios naturales para los nódulos tiroideos, sobre todo, para los tumores benignos.

 

Remedios populares

Remedio para nódulos tiroideos #1: Verter a 300 ml de agua 1 cucharadita de arcilla y dejar en remojo por 24 horas.  Revolver cada cierto tiempo para evitar que se endurezca con una espátula de madera. Tomar 1 taza de esta agua arcillosa al día, ya que tiene un efecto de desintoxicación en el cuerpo y regula el metabolismo.

Remedio para nódulos tiroideos #2: Calentar varias hojas de col o repollo, previamente lavadas, y luego colocar de forma directa sobre el bulto del nódulo.  Dejar puesta hasta que se enfríen.   Se puede aplicar el remedio anterior de día y este remedio de noche.

Remedio para nódulos tiroideos #3: Calentar 1 cucharada de polvo de azufre y aplicar aún caliente (pero tolerable, sin llegar a quemar) sobre la zona afectada.  Retirar cuando se enfríe.  Realizar este remedio antes de dormir.

Remedio para nódulos tiroideos #4: Mezclar tallos de cereza picados, barba de maíz, achicoria, hojas de nuez y alcachofa y extraer 1 cucharada.  Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Cubrir y dejar refrescar. Colar y tomar 3 veces al día.

Remedio para nódulos tiroideos #5: Añadir en 200 ml de agua 1 cucharadita de vinagre de manzana y 1 cucharadita de miel.  Tomar esta mezcla 3 veces al día, antes de las comidas principales.   Continuar el tratamiento hasta que haya terminado 1 litro de vinagre de manzana. Después hacer una pausa de 2 semanas y retomar y hacer la pausa sucesivamente hasta que desaparezca el bulto.

Remedio para nódulos tiroideos #6: Verter 20 gotas de tintura de propóleos en una taza de agua y tomar antes de las comidas principales.

Remedio para nódulos tiroideos #7: Masticar 2 cucharaditas de polen al día, pero asegúrese de masticar bien antes de tragar.

Remedio para nódulos tiroideos #8: Poner 200 gr de yemas de nogal a hervir en 400 ml de agua hasta que el agua quede a la mitad.  Revolver y dejar enfriar y después añadir 300 gr de miel.    Conservar en el refrigerador y tener 3 cucharadas por día antes de las comidas principales. Tiene un efecto benéfico sobre el funcionamiento de la tiroides.

Remedio para nódulos tiroideos #9: Tomar 2 cucharadas de gel de aloe vera o sábila dos veces al día antes de las comidas.

 

Recomendaciones

Acudir a un especialista tan pronto se descubre un bulto en su cuello con el fin de determinar el tratamiento a utilizar.  Los remedios son complementarios a éstos.

 

Preguntas y respuestas

Para constatar la forma, funcionamiento y actividad de la glándula tiroides se administra, por vía oral, un poco de yodo radiactivo…
Esta sustancia pasa a la sangre y el tiroides la utiliza como si se tratase de yodo normal. Una vez que ese yodo llega al tiroides, emite una serie de radiaciones que se miden con un contador de radiactividad aplicado sobre el cuello. Por medio de este procedimiento se sabe la cantidad de yodo que utiliza el tiroides, lo cual proporciona al médico una idea básica de su funcionamiento.

El tiroides, al utilizar el yodo radiactivo emite un centelleo que se registra con aparatos o cámaras especiales, constituyendo una gammagrafía que ofrece una imagen de la glándula. Las dosis de yodo radiactivo que se emplean para esta prueba son muy pequeñas y no entrañan el menor peligro. No obstante, dicha exploración no se debe efectuar en mujeres embarazadas.

¿En qué consisten las tiroiditis?
Las tiroiditis son procesos inflamatorios de la glándula tiroides. Ciertos tipos de tiroiditis, las llamadas agudas y subagudas, suelen producirse a causa de un proceso infeccioso que afecta a la garganta y que se propaga al tiroides, manifestándose por un intenso dolor en el cuello que irradia a los oídos.

Por otra parte, aumenta el tamaño de la citada glándula y origina fiebre. Mediante la administración de antibióticos y antiinflamatorios, estos procesos suelen curarse sin que, posteriormente, resulte alterada la función tiroidea, aunque la recuperación de la glándula y su funcionamiento puede tardar en recuperarse unos meses y ser, por tanto, necesaria la administración de pequeñas cantidades de hormona tiroidea. Ahora bien, existe otro tipo de tiroiditis, de carácter crónico, que lesiona irreparablemente la glándula y modifica su funcionamiento.

 

Conozca también

Remedios para el bocio

Remedios para el cáncer de tiroides

Remedios con quelpo (kelp) para el cabello, tiroides y más

infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

2 comentarios en Remedios para nódulos tiroideos

  1. EDITH AMIGON SOLIS // 19 diciembre, 2017 en 6:49 pm // Responder

    que es bueno para el trastorno de ansiedad y depresion

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*