Conoce

Vitamina C para el sistema inmunológico, piel, asma y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La vitamina C, denominada también ácido ascórbico, es un ácido orgánico muy soluble en agua que se destruye con facilidad por la acción de la luz y del calor.

La vitamina C es un componente básico tanto para la prevención de enfermedades como para el procesamiento y la formación de la estructura corporal básica.

A continuación se presentan sus efectos terapéuticos y para la curación de ciertas dolencias:

 

Las funciones de la vitamina C

Alivio de la alergia y el asma. La vitamina C está presente en la superficie de las vías respiratorias, y una cantidad insuficiente de la misma se asocia a broncoconstricción y reducción de la función pulmonar. Algunos estudios han relacionado la suplementación con vitamina C con el alivio de los síntomas asmáticos, pero los resultados no han sido concluyentes y se necesitan nuevos estudios.

Prevención de las cataratas. Estudios a largo plazo sobre la suplementación con vitamina C y el desarrollo de cataratas han demostrado que la suplementación reduce significativamente el riesgo de cataratas, en especial entre las mujeres.

Descubre recetas de mascarillas ricas en vitamina C para la piel

Producción de colágeno. La vitamina C ayuda al organismo a fabricar colágeno, una proteína que mantiene unidas a las células y que es la estructura base de todos los tejidos conectivos del cuerpo. El colágeno es crítico para la formación y el mantenimiento de la salud de la piel, el cartílago, los ligamentos, la córnea y otros tejidos y estructuras corporales. La vitamina C también parece favorecer una rápida curación de las heridas y los traumatismos debido a su papel en la producción de colágeno.

Control de la diabetes. La suplementación con vitamina C ayuda a los diabéticos a controlar sus cifras de azúcar en la sangre y a mejorar su metabolismo.

Refuerzo del sistema inmunitario. La vitamina C aumenta la producción de glóbulos blancos y es importante para el equilibrio del sistema inmunitario. Algunos estudios han revelado que niveles bajos de vitamina C se asocian a un aumento del riesgo de infección. La vitamina C se prescribe con frecuencia en personas VIH positivas para proteger su sistema inmunitario.

 

Fuentes de vitamina C

Las recomendaciones dietéticas diarias de vitamina C son las siguientes:
• Hombres: 60 mg
• Mujeres: 60 mg.
• Mujeres embarazadas: 70 mg.
• Mujeres lactantes: 95 mg.

Muchas frutas y verduras, sobre todo los cítricos, son ricas en vitamina C. Los pimientos rojos crudos (174 rhg por taza), la guayaba (165 mg por fruta), el zumo de naranja (124 mg por taza), las pasas de Corinto (202 mg por taza), la rosa silvestre, el brócoli, los tomates, las fresas, la papaya, los limones, el kiwi y las coles de Bruselas son buenas fuentes de vitamina C.

Comer de cinco a nueve raciones de fruta y verduras cada día proporciona una cantidad adecuada de vitamina C a la mayoría de las personas. Las frutas y las verduras frescas contienen las mayores cantidades de la vitamina.

Quizá te interese conocer efectos del consumo excesivo de vitamina C

Tanto el calor como la luz reducen el contenido de vitamina C de los alimentos frescos, por lo que cocerlos en exceso o guardarlos de una forma inadecuada está desaconsejado. Los alimentos cortados y desmenuzados tienen más superficie expuesta a la luz solar, por lo que las frutas y las verduras deben guardarse enteras, para mantener toda su potencia vitamínica.

Los suplementos de vitamina C son otra fuente común de la vitamina. Las personas con riesgo de depleción de la vitamina C (fumadores, mujeres que toman anovulatorios) y los de hábitos dietéticos no saludables pueden beneficiarse de un suplemento diario.

Los suplementos están disponibles en diferentes formas, como comprimidos, cápsulas, polvos y líquidos. Las fórmulas de la vitamina C varían. Los compuestos habituales incluyen ácido as-córbico, ascorbato de calcio, ascorbato de sodio y complejo C.

Éste último contiene unas sustancias llamadas bioflavonoides que pueden aumentar los beneficios de la vitamina C. Esta vitamina también está disponible comercialmente como un ingrediente de los preparados polivitamínicos.

La dosis diaria recomendada de vitamina C varía según las necesidades individuales, pero se aproxima a 200 mg. Algunos profesionales recomiendan megadosis (hasta 40 g) para combatir las infecciones. Sin embargo, la eficacia de estas megadosis no se ha demostrado y, de hecho, algunos estudios han observado que dosis superiores a 200 mg no se absorben y se eliminan.

 

Preguntas y respuestas

¿A las personas les sangran las encías porque tienen un déficit de vitamina C?
Son bastantes las personas a las que les sangran las encías con facilidad, pero no por ello hay que suponer que todas sufren una carencia de vitamina C. Así, por ejemplo, pueden existir trastornos de la coagulación sanguínea, piezas dentales defectuosas o una higiene bucal deficiente que permita la acumulación de restos de alimentos entre los dientes, con la consiguiente inflamación y sangrado de las encías.

La inflamación de las encías que padecen algunas mujeres embarazadas…
Se denomina gingivitis gravídica y es debida a cambios hormonales, de modo que suele desaparecer después del parto. No obstante, ya que durante el embarazo aumentan las necesidades de vitamina C, es conveniente en esta situación asegurar un buen aporte de aquélla, ya sea con la alimentación o con suplementos.

¿Por qué se receta vitamina C a una persona que tiene morados?
Algunas personas tienen los capilares muy frágiles y éstos se rompen cuando sufren el más pequeño traumatismo, lo cual ocasiona con frecuencia hemorragias bajo la piel que son conocidas con el nombre de hematomas o morados. La vitamina C protege la pared de los vasos sanguíneos y aumenta su resistencia a los golpes.

 

Conozca también

Efectos secundarios del selenio en el cuerpo humano

Qué es el glutatión y como beneficia el organismo

Alimentos que aumentan el glutatión

Magnesio para adelgazar, insomnio, osteoporosis y más

Beneficios del licopeno para la próstata, piel y más

Efectos secundarios del zinc en el organismo

Remedios para la falta de vitamina E

bbannersaludnaturalybelleza1

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*