Conoce

Vitaminas para personas con diabetes

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Las personas que sufren de diabetes se benefician de un cambio de estilo de vida que incluya una alimentación balanceada y la realización de ejercicios.

Con relación a la alimentación, resulta importante señalar que existen vitaminas que ayudan a revertir las deficiencias que se hayan desarrollado como resultado de la diabetes, a proteger su cuerpo contra los daños relacionados con la diabetes, a mejorar su metabolismo de manera que tenga más energía, a estabilizar el azúcar en la sangre e incluso, ayudan a controlar la diabetes.

En este sentido, se detallan, a continuación, estas vitaminas y cómo benefician al organismo de las personas con diabetes.

 

Vitaminas C y E y la diabetes

Los estudios confirman que las vitaminas C y E, proporcionan una protección importante para las personas con diabetes. Ambas pueden ayudar a evitar las graves complicaciones a largo plazo de la diabetes, como la ceguera, la enfermedad renal y el daño neural debidos a los elevados niveles de azúcar. Estas vitaminas funcionan de la siguiente forma.

Ambas vitaminas ayudan a evitar un proceso llamado glucosilación, una reacción entre el azúcar y la proteína que altera la estructura de la proteína de manera que no puede utilizarse. Se cree que las proteínas glucosiladas contribuyen a muchas de las complicaciones de la diabetes a largo plazo.

Además, la vitamina E mejora la acción de la insulina. Debido a que la vitamina E ayuda a proteger las membranas celulares, algunos investigadores especulan que podría ayudar a que los sitios receptores de insulina en la superficie de las células sigan funcionando.

La vitamina C protege las células de otra forma. Evita que el azúcar dentro de las células se convierta en sorbitol, un alcohol del azúcar que las células no pueden expulsar ni quemar para crear energía. La acumulación de sorbitol se ha relacionado con daños oculares, nerviosos y renales relacionados con la diabetes

En un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Massachusetts, los niveles de sorbitol en los glóbulos rojos respondieron en un período de un mes a dosis de vitamina C. En los individuos con diabetes tipo 1 (insulino dependientes), los niveles de sorbitol en la sangre bajaron del doble de la cantidad normal a un nivel normal después de haber tomado de 100 a 600 miligramos de vitamina C al día durante 30 días.

Otro estudio, realizado en Finlandia, respalda estos descubrimientos. Los investigadores demostraron que una cantidad suplementaria de vitamina C mejora el control del azúcar en la sangre y reduce los niveles de colesterol en la sangre en las personas con diabetes tipo 2.

Los estudios han demostrado beneficios con de 100 a 1,000 unidades internacionales (IU por sus siglas en inglés) al día de vitamina E y con de 100 a 1,000 miligramos diarios de vitamina.

Se recomienda de 100 a 500 miligramos diarios de vitamina C y de 400 a 800 IU de vitamina E. Se sugiere que usted colabore con su médico para determinar la cantidad correcta de ambas vitaminas, ya que la vitamina E conlleva el pequeño riesgo de aumentar la presión arterial y la vitamina C puede provocar diarrea.

Si usted sufre de diabetes en estado avanzado probablemente su doctor le sugerirá no utilizar ninguno de estos suplementos debido a que existe el riesgo de falla renal. En este caso, todos los suplementos son potencialmente peligrosos debido a que usted no puede excretar el exceso.

 

Las vitaminas B y la diabetes

Las vitaminas del complejo B son esenciales para que el cuerpo convierta el azúcar y los almidones en energía, un proceso químico conocido como metabolismo de los carbohidratos. La deficiencia de cualquiera de éstas puede provocar problemas. Por ejemplo, la deficiencia de vitamina B6 se ha relacionado con la intolerancia a la glucosa, que es el aumento anormalmente elevado de azúcar en la sangre después de comer.

Quizá te interese conocer minerales para controlar la diabetes

La deficiencia de las vitaminas B también puede provocar daños en las manos y pies. Algunos estudios indican que las personas con diabetes desarrollan en menor cantidad el entumecimiento y hormigueo asociados con el daño neural asociado con la diabetes si toman suplementos de vitaminas B.

Las personas diabéticas tienden a agotar su suministro corporal de vitaminas B. Además, la diabetes controlada deficientemente provoca que estos nutrientes sean expulsados en la orina.  Se recomienda un suplemento que incluya de 50 a 100 miligramos de la mayoría de las vitaminas B. Además, aconseja buscar un tipo llamado B-50.

Es posible que algunas personas requieran cantidades adicionales de biotina y B12, que también son vitaminas B. Puede administrar de 3,000 a 6,000 microgramos al día de biotina si las pruebas de la función metabólica demuestran que el individuo no está usando esta vitamina en forma adecuada o presenta síntomas de dermatitis, altos niveles de colesterol, náusea y dolor muscular.

 

Otra del grupo de vitamina B que es buena

Una vitamina B en particular, la forma de niacina conocida como niacinamida, puede ayudar eficazmente a evitar que la diabetes tipo 1 se desarrolle en personas que tengan un riesgo elevado de padecerla.

La diabetes tipo 1 es claramente diferente del tipo 2, que es el más común. Las personas que padecen del tipo 1 desarrollan anticuerpos que atacan y destruyen las células del páncreas que producen la insulina.

Conoce recetas de jugos para la diabetes

Aparentemente, la niacinamida ayuda a proteger a las células que producen insulina contra ataques. Tener una cantidad suficiente a la mano ayuda a su cuerpo a producir más energía y a facilitar las reacciones químicas.

La niacinamida es esencial para hacer una molécula que desempeña un papel central en el proceso de producción de energía. En dosis grandes, la niacinamida también puede inhibir la formación de ciertos tipos de radicales libres, las inestables moléculas errantes que inician destructivas reacciones en cadena en las células.

Ciertos investigadores en Nueva Zelandia llevaron a cabo un estudio que duró dos años usando dosis elevadas de niacinamida. Entre un grupo de niños con signos tempranos de producción reducida de insulina, sólo el 20 por ciento de aquéllos que tomaron dosis altas de niacinamida.

 

Conozca también

Dieta para la diabetes

Té de kombucha para la diabetes

Remedios con stevia para diabetes, adelgazar y más

Laurel para controlar la diabetes y bajar el colesterol

Remedios para el pie diabético

Remedios para la retinopatía (incluyendo la diabética)

Remedios para prevenir la gangrena

Remedios para la diabetes gestacional

Remedios para la diabetes infantil

Edulcorantes naturales

libre de diabetes

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*