Conoce

Remedios con té blanco para adelgazar, acné y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El té blanco se deriva de los brotes secados al sol y las hojas de la Camellia sinensis; planta de la cual también se obtiene el té verde, negro y rojo.

Este tipo de té es el menos procesado de todas las otras variantes.  Recibe el nombre de blanco debido a los capullos blancos plateados que tienen los cuales imparten un sabor ligero y dulce a esta bebida. La cantidad de cafeína en el té blanco es mucho menor en comparación con el té negro o verde.

Existen diferentes tipos de té blanco como Bai Hao Yinzhen (aguja de plata), Bai Mu Dan (Peony Blanco), Shou Mei (Noble, larga ceja de la vida),  Gong Mei (Tribute Sobrina) y Té blanco de Puerh.

A pesar que existen muchas variantes, todas tienen las mismas propiedades curativas que, a continuación, se detallan:

 

Propiedades curativas

De acuerdo con la Escuela de Medicina de Harvard, las catequinas que se encuentran en el té blanco pueden promover la pérdida de peso. También los antioxidantes que contiene pueden ayudar en el proceso de adelgazamiento.

El té blanco puede ayudar en el tratamiento del acné y otros trastornos cutáneos. En este sentido, un estudio realizado en la Universidad de Kingston, Londres, señaló que el té blanco tiene propiedades antisépticas y, además, reduce la grasa con lo cual combate el acné y resulta un buen tratamiento para la seborrea o dermatitis seborraica del cuero cabelludo. 

El té blanco fortalece, también la elastina y el colágeno (proteínas importantes que se encuentran en los tejidos conectivos), con lo que la piel se fortalece y previene las arrugas.

Igualmente, puede ayudar en el tratamiento del cáncer.  Según un estudio publicado en la revista Cancer Prevention Research, el té blanco podría tener un efecto contra el cáncer. De hecho, se encontró que el té blanco era más efectivo que el té verde en la destrucción de las células cancerosas en el estudio. Según otro estudio de Malasia, el té blanco tiene excelentes efectos antioxidantes y antiproliferativos contra las células cancerosas. El té no sólo destruye las células enfermas, sino que también protege a las células sanas del daño del ADN .

Puede ayudar en el tratamiento de la diabetes Los ensayos realizados en humanos en un estudio chino mostraron que el consumo regular de té blanco podría beneficiar significativamente a los pacientes diabéticos. Otro estudio realizado sobre ratas inducidas por la diabetes mostró que el té blanco redujo los síntomas de la enfermedad.

El té blanco aumenta la energía.   Este tipo de té, al tener una menor cantidad de procesamiento, tiene una mayor concentración de L-teanina; un aminoácido que aumenta el estado de alerta y tiene un efecto calmante en la mente.

Las catequinas del té blanco desempeñan un gran papel al reducir la inflamación y también disminuir el riesgo de enfermedades relacionadas con la inflamación crónica.  En un estudio japonés, se encontró que las catequinas suprimen la inflamación de los músculos y la recuperación acelerada después del ejercicio. También se encontró que suprimen los efectos de los factores que causan la fibrosis (la cicatrización del tejido conectivo generalmente debido a una lesión).

Es bueno para los dientes El té blanco contiene fluoruros, flavonoides y taninos, todo lo cual podría ser beneficioso para los dientes de varias maneras. Según un estudio realizado en la India, el fluoruro del té podría ser útil en la reducción de la caries. Los taninos inhiben la formación de placa, y los flavonoides impiden el crecimiento de bacterias de la placa. Hay otro punto a destacar aquí: el té blanco contiene taninos, pero sólo en menor cantidad. Por lo tanto, no es tan probable que descolorar sus dientes como otros tés.

En un estudio, se añadieron extractos de té blanco a una variedad de pastas dentífricas, y de acuerdo con los hallazgos, se mejoraron los efectos antibacterianos de estas pastas.

 

Remedios populares

Remedio con té blanco para el acné Hervir 2 bolsitas de té blanco y luego permitir que la solución se enfríe a través de la refrigeración. Remojar las bolsitas en la solución y frotar en la zona afectada unos minutos.  Por último, lavar la cara con agua fría.

Remedio con té blanco para prevenir el cáncer    Hervir 1 taza de agua hasta que alcance una temperatura de 75-85 grados Celsius (170-185 grados Fahrenheit). Dejar reposar durante un minuto aproximadamente y luego añadir 2 cucharaditas de hojas de té blanco. Colar y transferir el té a una taza.  Tomar 1 taza a diario.

Remedio con té blanco para la diabetes   Verter 1 cucharadita de hojas de té blanco a una taza de agua que esté hirviendo.  Dejar reposar, colar y añadir unas gotas de jugo de limón y 1 pedazo de cáscara, previamente lavada, de naranja.  Tomar 1 taza al día.

Remedio con té blanco para bajar de peso: Hervir una taza de agua y cuando llegue al punto de ebullición, retirar del fuego.  Luego, verter 1 cucharadita de hojas de té blanco, ½ cucharadita de jengibre en polvo y unas gotas de jugo de limón.  Tomar 2 veces al día por 2 semanas para la rápida pérdida de peso.

 

Conozca también

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios con té negro para cansancio, hemorroides y más

Remedios con té oolong o azul para adelgazar y más

Té de rooibos para adelgazar, alergias y más

8 infusiones digestivas de fácil preparación

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*