Conoce

Dieta para el asma

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias. Esta inflamación causa periódicamente el estrechamiento de las vías respiratorias, lo que da lugar a la aparición de sibilancias y dificultad para respirar, a veces, hasta el punto de que al paciente le falta el aire. Esta obstrucción al flujo de aire puede detenerse espontáneamente o responder a diversos tratamientos.

La inflamación continuada hace que el asmático responda de una manera excesiva a estímulos como el aire frío, el ejercicio, el polvo, los contaminantes del aire o incluso el estrés o la ansiedad.

En la mayoría de los casos, el asma se debe a la inhalación de alérgenos que desencadenan una serie de cambios en el organismo responsables de la inflamación de la vía respiratoria, bronco constricción y sibilancias.

Evitar (o al menos minimizar) la aposición es la forma más eficaz de tratamiento del asma, por lo que es vital identificar el alérgeno o la sustancia irritante que causa los síntomas en cada paciente. Cuando el asma está ya presente, los síntomas pueden ser desencadenados o empeorados si existe rinitis (inflamación de la membrana que recubre la nariz) o sinusitis.

Cuando, por algún motivo, el ácido del estómago vuelve hacia atrás, hacia el esófago, en un trastorno denominado reflujo ácido, el asma también puede complicarse. Además, las infecciones víricas de la vía respiratoria pueden desencadenar una reacción asmática.

El ácido acetilsalicílico y un tipo de medicamentos denominados betabloqueantes, que se emplean con frecuencia para tratar la presión sanguínea elevada, también pueden empeorar los síntomas de asma. Sin embargo, los alérgenos inhalados más importantes que dan lugar a ataques de asma son:

  • Epitelios de animales.
  • Ácaros del polvo.
  • Hongos que crecen habitualmente en el interior de las viviendas.
  • Alérgenos de cucaracha.
  • Polen.
  • Exposición laboral a productos químicos, humos o partículas de materiales industriales.
  • Humo del tabaco.
  • Contaminantes atmosféricos.

Los alimentos también pueden ser factores que causan los ataques de asma y, a continuación, presentamos alimentos que deben formar una dieta para el asma.

.

Dieta para el asma

La dieta debe ser rica en frutas frescas, vegetales y cereales integrales, a la vez que baja en sal.

Las personas con asma deben experimentar con su dieta para determinar si las alergias alimentarias desempeñan un papel en el mismo. Algunos estudios han demostrado que una dieta vegetariana estricta sostenida puede ser eficaz para el asma, ya que no contiene productos animales, que frecuentemente causan alergias alimentarias y llevan incorporados aditivos químicos.

Una dieta vegetariana estricta también elimina el ácido araquidónico, que se encuentra en los productos animales y se cree que contribuye a las reacciones alérgicas.

En un estudio reciente, se demostró que el 92% de los pacientes con asma mejoraban significativamente después de un año de seguir una dieta vegetariana estricta. Sin embargo, algunas personas se sienten más débiles con esta dieta.

Las personas con asma también deben beber gran cantidad de agua, ya que ayuda a mantener húmedas las vías respiratorias.

Las cebollas (Allium cepa) y el ajo contienen quercetina, un flavonoide que inhibe la liberación de histamina, y deben formar parte de la dieta del asmático. La quercetina también se encuentra en forma de suplemento y puede tomarse junto con la enzima bromelaína para aumentar su absorción.

Como terapia nutricional, las vitaminas A, C y E son importantes. Además, las vitaminas del complejo B, especialmente B6 y B2, son útiles para el asma, así como el magnesio, el selenio y un suplemento de ácidos grasos omega 3 como el aceite de semilla de lino. También se recomienda un suplemento multivitamínico.

Se recomienda, en ocasiones, interrumpir o eliminar los productos lácteos de la dieta, ya que aumentan la secreción de mucosidad en los pulmones y son fuente de alergias alimentarias.

Otras recomendaciones son evitar los alimentos preparados, los azúcares refinados y los productos con aditivos artificiales y sulfitos.

.

Conozca también

Remedios para los broncoespasmos

Vitaminas y minerales para combatir el asma

Alimentos contra el asma

Aceite de pescado: Un remedio para asma y otras dolencias?

Terapia respiratoria para asma, ansiedad, bronquitis y más

Remedios para el asma infantil

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*