Conoce

Vitaminas y minerales para regenerar las células

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La alimentación juega un papel importante en el correcto funcionamiento de todos los órganos de nuestro cuerpo.

Si tenemos un déficit en determinado nutriente lo más probable es que se presente algún tipo de trastorno o dolencia a consecuencia.

En este sentido, si hacemos un analisis de todas las vitaminas y minerales necesarias para la regeneración celular y el rejuvenecimiento del organismo puediera ser que las más importantes sean el zinc y el vitamina B12.

 

El zinc y la regeneración celular

El zinc es un mineral esencial para mejorar la salud y la vitalidad. Favorece al hígado, a la piel y a todas y cada una de las centrales de energía que están dentro de las células (las mitocondrias). Estas mitocondrias productoras de energía tienen un componente esencial a base de zinc, y si les falta el zinc, nuestro cuerpo no es capaz de producir energía del tipo adecuado. En casi todos los casos en que una persona tiene infecciones víricas crónicas, se descubre que le falta zinc.

El zinc ejerce sus efectos principalmente por medio de las enzimas. El zinc es necesario para el funcionamiento de la potente enzima antiinflamatoria y antioxidante llamada superóxido dismutasa.

Desempeña también un papel principal en veinticinco sistemas enzimáticos distintos relacionados con la digestión y con el metabolismo, forma parte de la estructura molecular de un mínimo de ochenta enzimas conocida; que colaboran con los hematíes para trasladar el dióxido de carbono de los tejidos a los pulmones. En conjunto, el zinc es componente esencial de más de doscientas enzimas.

Es necesario para la belleza de la piel, el crecimiento de las células y del cuerpo, el desarrollo sexual, la fertilidad y la visión nocturna, así como para combatir las inflamaciones y para mejorar los sentidos del gusto y del olfato.

Favorece la división celular, la reparación y el desarrollo de las células y la producción de linfocitos T. Ayuda al sistema linfático y al hígado a eliminar los residuos debidamente. Ejerce sus efectos por todo el sistema linfático, contribuyendo a reparar y oxigenar los tejidos. El zinc está presente en la insulina y ayuda a subsanar los desequilibrios del azúcar en sangre.

Actúa de manera combinada con las vitaminas. Por ejemplo, el zinc, la vitamina A y el azufre, combinados, refuerzan el cabello. El zinc y la vitamina E (que abunda en los tocotrienoles, en las aceitunas y en el aceite de oliva) son necesarios para la salud del sistema reproductivo de ambos sexos. El zinc aumenta la fertilidad femenina, así como la potencia y el impulso sexual masculinos. Está presente en los fluidos sexuales

El zinc es un mineral de especial importancia para la próstata, donde se alcanza una concentración de zinc hasta un 2000 por cien superior a la de la sangre.

El zinc resulta esencial para tener un buen cutis, pues es el componente fundamental de un grupo de enzimas que ayudan al organismo a mantener su provisión de colágeno. Las enzimas que digieren el colágeno dañado y que reponen el nuevo no funcionan bien sin zinc. Por este mismo efecto, el zinc ayuda también a curar las quemaduras Hasta puede contribuir a reparar el deterioro sufrido por el ADN a consecuencia de los virus, los rayos X y las radiaciones en general.

También previene las arrugas, las estrías y los signos externos del envejecimiento Se sabe desde antiguo que los preparados a base de zinc (óxido de zinc) para uso tópico tienen efecto antiinflamatorio. Las verrugas, el acné y las afecciones cutáneas mejoran notablemente cuando se consumen más alimentos ricos en zinc y biosuplementos con zinc biodisponible.

Aunque el zinc es uno de los oligominerales esenciales, su falta se ha convertido en una de las carencias minerales más comunes del mundo occidental (junto con las de magnesio, azufre, calcio y silicio). Uno de los factores que provocan esta carencia es la toxicidad por metales pesados, que desplaza de nuestro organismo al zinc.

Dentro del proceso de rejuvenecimiento de las células, una vez que hayamos retirado los residuos, tenemos que empezar a remineralizar el «terreno interior» para ponernos a cultivar «huertos interiores» dentro de nuestro cuerpo. El zinc sigue siendo útil en este sentido. Ayuda al hígado a limpiarse, y al sistema inmunitario a eliminar las toxinas no deseadas, sobre todo las toxinas víricas. El zinc es necesario para el buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales, y la carencia de zinc a largo plazo está asociada al agotamiento suprarrenal.

Una fuente natural de zinc extraordinaria es el hongo chaga silvestre. Para obtener el zinc, habría que consumir productos a base de chaga integral silvestre, limpiado y concentrado.

Cuando el zinc se encuentra en forma hidrosoluble, aumenta espectacularmente su biodisponibilidad para ser absorbido por el cuerpo. El zinc hidrosoluble (zinc disuelto en un líquido y que no precipita) suele ser miles de veces menor que el zinc en solución coloidal.

A diferencia de los minerales o de los compuestos minerales en solución coloidal (por ejemplo, el citrato de calcio, el carbonato cálcico, el gluconato de cobre, el picolinato de cromo, el picolinato de zinc, el sorbato de potasio, etcétera, que son de origen incierto y efectos variables), los minerales hidrosolubles no precipitados son lo bastante pequeños como para que los asimile el cuerpo humano.

 

Vitamina B12 y la salud celular

La vitamina B¡2 es hidrosoluble, como todas las vitaminas del grupo B. Por tanto, nuestros cuerpos la pueden conservar durante cierto tiempo, pero no indefinidamente. Por eso debemos reponer con regularidad las vitaminas del grupo B, sobre todo la B12.

La mayoría de las personas de nuestra cultura occidental (y no solo los vegetarianos y veganos) tienen una carencia crónica de esta vitamina de base animal a la que llamamos B12, porque la mayoría de la gente cocina los alimentos, y con el cocinado se destruye esta vitamina que está presente de manera natural. Por tanto, si comes carne guisada como fuente de vitamina B12, lo más probable es que no puedas cubrir tus necesidades de ella.

Aunque las sustancias animales y lácteas crudas pueden ser fuentes de vitamina B los microorganismos naturales del suelo, las bacterias y los insectos (pulgones, horrnigas, etcétera) que se encuentran en los alimentos recogidos de la naturaleza, en las verduras de huerto sin lavar, en los suelos ricos en minerales y en los alimentos vegetales fermentados son también una fuente considerable de vitamina B12 y pueden servir para cubrir, al menos, las necesidades mínimas. Las levaduras nutricionales y la leva dura de cerveza no contienen vitamina B12, a menos que se les haya añadido.

Se recomienda, como mejor suplemento de vitamina B12, la metilcobalamina. Es vitamina B12 en una forma metilada, más absorbible y biodisponible que la que se suele encontrar en las tiendas, que es cianocobalamina. Basta con ponerte la metilcobalamina debajo de la lengua para que se absorba sin más. Así recibes una dosis elevada de vitamina B12. Durante muchos años ha existido el problema de que la gente no podía obtener vitamina B12 de los suplementos tradicionales a base de cianocobalamina. Por eso, muchas personas tenían que ponerse inyecciones más potentes de vitamina B Este problema se soluciona de manera menos invasiva tomando una forma superior de vitamina B12 metilada.

Para asegurarte de recibir en tu dieta vitamina B12 de gran calidad y en abundancia, toma suplementos de vitamina B12, consume algunos productos lácteos (si no te sientan mal para la digestión) o toma alguna otra fuente de vitamina B12 de las que hemos indicado.

¿Qué tarea realiza la vitamina B12 en nuestros cuerpos y por qué la necesitamos en dosis eficaces? La vitamina B12 desactiva la homocisteína, que es un aminoácido falto de metilos, subproducto del envejecimiento metabólico o de las infecciones. Cuando nos sube el nivel de homocisteína en la sangre, se produce inflamación.

Quizá te interese conocer

Por ejemplo, el nivel elevado de homocisteína es el marcador más destacado de riesgo de sufrir un ataque cardíaco. A la hora de determinar la posibilidad de sufrir enfermedades cardíacas, el análisis que detecta los niveles elevados de homocisteína es más exacto que el análisis de colesterol .

Cuando la homocisteína alcanza un nivel determinado, es inevitable el ataque cardíaco (oclusión por calcio malo). Si se da tal circunstancia, es indispensable bajar los niveles de homocisteína. Sabemos que esta se halla relacionada con las infecciones; sabemos que provoca trastornos metabólicos de todo tipo, y sabemos que, con el tiempo, terminará por desencadenar un ataque cardíaco o un ictus. Si tenemos cincuenta o sesenta años, o más, y no hemos llevado una forma de vida equilibrada, no cabe duda de que la homocisteína empieza a ser un problema. Como sabemos que la vitamina B12 es capaz de desactivar la homocisteína, debemos tomar medidas.

La vitamina B12 ayuda a conservar la capa de mielina que recubre las fibrosas. Cuando hay dificultades en la absorción y en la asimilación de la vitamina: solo pueden subir los niveles de homocisteína, sino que se puede producir degeneración de los nervios y anemia. La falta de vitamina B12, combinada con la carencia de folato (vitamina B9) puede producir anemia perniciosa.

 

Conozca también

Envejecimiento de la piel ¿Cómo retrasarlo?

16 alimentos que rejuvenecen tu piel

Remedios para las arrugas en el cuello

Tónicos caseros para la cara y el cuello

23 remedios para la piel seca de las piernas

Remedios y mascarillas para iluminar el rostro

Remedios para cuidar la piel masculina

Cómo combatir las arrugas de forma natural

mascarillas caseras

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*