Conoce

Cómo hacer bálsamos labiales naturales

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Los labios son dos repliegues carnosos que limitan por delante la cavidad bucal y la comunican con el exterior. En cada uno de sus extremos se unen para formar las comisuras labiales.

En esencia, los labios están formados por las fibras musculares concéntricas que rodean todo el orificio bucal y permiten cerrar más o menos la boca.

Esta capa muscular se encuentra cubierta por piel en su parte externa y por mucosa en su parte interna. Los labios reciben un gran aporte sanguíneo y están dotados de numerosas terminaciones nerviosas sensitivas.

Los labios tienen diversas e importantes funciones. Gracias a su consistencia y disposición, los lactantes pueden succionar la leche materna.

Su sensibilidad táctil nos informa sobre la suavidad y temperatura de los objetos que entran en contacto con ellos. También influyen en la emisión de ciertos sonidos, de tal forma que sus alteraciones originan defectos en la pronunciación de las palabras. Finalmente, desempeñan un importante papel erótico en las relaciones humanas.

De entre las lesiones que con más frecuencia sufren los labios, cabe citar el herpes labial -localizado sobre todo en la mucosa interior o en la zona coloreada de transición-, las aftas (pequeñas úlceras que aparecen en la mucosa bucal), el edema angioneurótico o angioedema, de tipo alérgico, y la queilitis angular (llamada también boqueras)  que se localiza en las comisuras labiales y que con frecuencia se deben a una infección por hongos del género Candida.

Además de estas lesiones y trastornos, los labios pueden sufrir de una profunda resequedad que se manifiesta a través de grietas tirantes y antiestéticas.

El clima seco y algunos medicamentos pueden afectarlos; o también los malos hábitos, como humedecerlos con la lengua y morderlos. Estos efectos suelen ser mayores cuando pasas mucho tiempo expuesta al sol, como en los meses de verano, en especial si decides disfrutar unos días en la playa o piscina.

Afortunadamente, existen recetas de bálsamos labiales naturales y caseros que se pueden preparar con relativa facilidad y que, a continuación, se presentan:

 

Bálsamos labiales naturales y caseros

Bálsamo labial natural y casero #1: Esparcir un poco de miel sobre los labios agrietados, y dejar secar unos segundos. Agregar vaselina, y esperar unos 20 minutos aproximadamente. Luego, retirar ambos productos con agua tibia y un paño de tela suave. Repetir este procedimiento a diario, durante por lo menos una semana, para mantenerlos bien hidratados.

Bálsamo labial natural y casero #2: Poner 1 cucharadita de cera de abeja a baño María hasta quede bien líquido.  Luego, añadir unas gotas de aceite de almendra dulce y dejar que se enfríe.  Colocar sobre los labios y guardar en la refrigeradora.  Aplicar varias veces al día hasta que desaparezca la resequedad.

Bálsamo labial natural y casero #3: Aplicar mantequilla de karité sobre los labios varias veces al día hasta que desaparezca la resequedad.

Bálsamo labial natural y casero #4: Mezclar 1 cucharadita de glicerina y otra de aceite de coco y luego aplicar, mediante un bastón de algodón, sobre los labios.

Bálsamo labial natural y casero #5: Extraer el contenido de una cápsula de vitamina E y pasar sobre la superficie de los labios.

Bálsamo labial natural y casero #6: Colocar 1 cucharadita de manteca de cacao a baño María y una vez líquido añadir unas gotas de aceite de oliva.  Apliar, una vez fría, sobre los labios.

 

Recomendaciones

Hidrátate La falta de humedad puede secar y agrietar los labios. Procura ingerir de ocho a 10 vasos de agua por día. Si el cuerpo está deshidratado, se evidenciará en los bordes.

Exfolíalos Antes de aplicar algún producto para hidratar, elimina las células muertas con algún método de exfoliación especial para la zona. De esta manera, expondrás la piel fresca y ayudarás a que sanen. No los frotes con demasiada fuerza, solo haz algunos masajes suaves.  Un simple método de exfoliación labial consiste en poner 1/2 bicarbonato en la palma de la mano y sumergir en ella las cerdas húmedas del cepillo de dientes. Cepillar delicadamente los labios prehumedecidos adelante y atrás durante aproximadamente veinte segundos. Enjuagar.

Protégelos del sol Escoge productos hipoalergénicos, con filtros de protección altos, preferiblemente con ceramidas, para estimular la renovación celular y no alterar la barrera contra las radiaciones solares. Aplica los bálsamos media hora antes de salir al sol, y vuelve a utilizarlos las veces que sea necesario, incluso luego de consumir alguna bebida.

Buscar barras labiales cremosas; evita las de larga duración, que suelen ser menos emolientes.

 

Conozca también

Hidratantes caseros para el cutis

Aceites esenciales para el herpes labial

Limpieza de la piel

Tónico caseros para la cara y el cuello

Cremas humectantes caseras

Cremas caseras para quitar el maquillaje

Desmaquillantes caseros

Retrasar el crecimiento del vello

belleza natural


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*