Conoce

Cómo saber si tengo deficiencia de vitamina D

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La vitamina D, llamada también calciferol, es fundamental para mantener unos dientes y huesos sanos. Hay dos formas principales de vitamina D: la D2 o ergocalciferol y la D3 o colecalciferol.

La vitamina D se puede sintetizar en el organismo en presencia de luz solar, además de la que se obtiene de la dieta. Es la única vitamina cuya fórmula biológicamente activa es una hormona.

Es hidrosoluble y regula la adsorción y la utilización de los minerales calcio y fósforo.

 

Síntomas de deficiencia de vitamina D

En adultos, una deficiencia leve de vitamina D se manifiesta por pérdida de apetito y peso, dificultad para dormir y diarrea.

Una deficiencia más importante da lugar a osteomalacia y espasmos musculares. Los huesos se reblandecen, se vuelven frágiles y dolorosos como resultado de la depleción de calcio. Esto se debe a la incapacidad de absorber y utilizar adecuadamente el calcio en ausencia de vitamina D. En niños, una falta importante de vitamina D conduce al raquitismo.

 

Factores de riesgo de deficiencia

La causa más probable de deficiencia de vitamina D es una exposición inadecuada a la luz solar. Puede observarse en personas que no salen mucho, que viven en áreas del mundo donde la contaminación impide que la luz ultravioleta alcance la piel, o en zonas donde el tiempo impide pasar muchas horas fuera.

Los filtros de cristal eliminan los rayos necesarios para la formación de vitamina D, al igual que las cremas solares.

Las personas de piel oscura también pueden absorber pequeñas cantidades de luz ultravioleta necesaria para la conversión efectiva de la vitamina.

En países muy nórdicos, el ángulo del sol en invierno puede no permitir una adecuada penetración de la luz ultravioleta de la atmósfera para crear vitamina D3 en la piel. Conseguir una adecuada exposición solar en verano y una buena fuente dietética que aporte suficiente vitamina D al menos durante el verano es muy importante.

Los vegetarianos estrictos o las personas que no consumen productos lácteos y además no toman demasiado el sol tienen un riesgo aumentado de presentar déficit de vitamina D, al igual que los ancianos, que tienen una menor capacidad para sintetizarla.

Los recién nacidos suelen nacer aproximadamente con un suplemento para nueve meses de la vitamina, aunque la leche materna es una fuente escasa.

Los recién nacidos prematuros son más susceptibles a sufrir un riesgo de deficiencia de vitamina D y calcio. Los lactantes mayores de nueve meses que no obtienen suficiente vitamina D a partir de las leches enriquecidas o de una adecuada exposición solar muestran un riesgo aumentado de deficiencia de la vitamina.

Las personas con algunas enfermedades intestinales, hepáticas y renales no pueden convertir la vitamina D3 en su forma activa, por lo que pueden necesitar suplementos.

Aquellos que toman determinados medicamentos pueden necesitar suplementos, como anticonvulsionantes, corticoides o medicamentos que disminuyen el colesterol, como la colestiramina o el colestipol.

Esto significa que las personas que reciben medicamentos para la artritis, el asma, la alergia, los trastornos autoinmunitarios, el colesterol elevado, la epilepsia u otros problemas convulsivos deben consultar con su médico sobre la posibilidad de tomar suplementos de vitamina D. Al igual que con otras vitaminas, el abuso de alcohol también tiene un efecto negativo.

En el caso de la vitamina D, la capacidad de absorber y almacenar la vitamina está disminuida debido al uso crónico de productos con alcohol.

Las poblaciones con un mal estado nutricional suelen tener menos vitamina D, al igual que otras vitaminas, debido tal vez al efecto de una escasa exposición solar, baja ingesta o baja absorción.

Quizá te interese conocer

Una menor capacidad de absorber las formas orales de vitamina D puede derivar de enfermedades como la fibrosis quística o de la extirpación de partes del tracto digestivo.

Otros grupos que necesitan una mayor cantidad de vitamina D son las personas sometidas recientemente a cirugía, traumatismos importantes o quemaduras. Por otra parte, niveles elevados de estrés y enfermedades consuntivas también tienden a aumentar los requerimientos de la vitamina.

 

Conozca también

Cómo aplicar el aceite de vitamina E en la cara, cabello y más

Remedio para la descalcificación de los huesos

Efectos del consumo excesivo de vitamina C

Dieta para prevenir y combatir la osteoporosis

Cómo el comino ayuda a fortalecer los huesos

Remedios naturales para la osteoporosis

remedios menopausia

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*