Conoce

Remedios con boswellia para artritis, inflamación y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 


La boswellia serrata es un árbol moderadamente grande que crece en las regiones montañosas de India y alcanza una altura de 4 metros. La resina espesa del árbol también se denomina guggul.

La boswellia carteri es un árbol que crece en algunas zonas del norte de África, especialmente en Somalia, y en algunas partes de Arabia Saudita. La resina de este árbol se denomina incienso.

 

Propiedades curativas

La boswellia es una planta importante en el sistema ayurvédico de salud y curación. La medicina ayurvédica es un sistema hindú complejo basado en la curación individualizada, que se ha practicado en India durante más de 2.000 años. Reconoce diferentes temperamentos humanos y tipos de organismos, cada uno de los cuales tiene diferentes cualidades que afectan a la salud y al equilibrio natural de la persona.

La enfermedad puede producirse por cualquiera de estas siete causas principales: hereditaria, congénita, interna, traumatismo externo, estacional, hábitos o factores sobrenaturales. La enfermedad también puede estar causada por la mala utilización de los cinco sentidos: vista, tacto, gusto, oído y olfato.

Los diagnósticos se hacen mediante preguntas, observación e interpretación. La salud se recupera evaluando la causa exacta del desequilibrio que causa la enfermedad o el trastorno y prescribiendo después plantas, ejercicios, cambios en la dieta y/o meditación para ayudar a recuperar el equilibrio natural del organismo, la mente y el espíritu.

Los tratamientos están altamente individualizados, de manera que los mismos síntomas pueden requerir remedios diferentes en personas distintas.

La Boswellia es un guggul, una resina espesa que procede de la savia del árbol. Los sanadores ayurvédicos han utilizado Boswellia durante siglos para tratar la artritis y el reumatismo. En la medicina ayurvédica tradicional, tiene muchas otras indicaciones, entre ellas su utilización como antiséptico, expectorante y diurético.

En medicina tradicional ayurvédica, los trastornos que se tratan con Boswellia son:
• Artritis y reumatismo.
Asma.
• Bronquitis.
• Diarrea.
• Ictericia.
• Tiña y otras enfermedades de la piel.
• Sífilis.
• Ulceras.
• Testículos no descendidos.

La utilización moderna se ha centrado en el uso de Boswellia serrata. Es la más empleada por los fitoterapeutas occidentales y se encuentra en tiendas de productos naturales. Los fitoterapeutas modernos la utilizan sobre todo para tratar la artritis y otros cuadros inflamatorios. También se toma por vía oral y se puede aplicar en forma de cremas antiartrosis.

Existe alguna evidencia científica que parece confirmar algunos de los usos tradicionales de la planta. Determinados compuestos aislados en ella han demostrado propiedades antiinflamatorias en estudios de laboratorio.

En animales de experimentación, ha dado lugar a una reducción de la inflamación tan eficaz como los fármacos antiinflamatorios no esteroideos del tipo del ibuprofeno, y ha producido menos efectos secundarios, como irritación gástrica. Esto puede ser importante para las personas que deben tomar fármacos antiinflamatorios durante un largo período de tiempo. Otros estudios en animales parecen sugerir que la planta disminuye el colesterol y los triglicéridos en la sangre.

En otros estudios controlados en humanos, se ha demostrado que la Boswellia disminuye la duración del asma bronquial, posiblemente al bloquear la producción de sustancias que dan lugar a la contracción de los bronquios. También se ha mostrado segura y eficaz en estudios humanos para el tratamiento de la artrosis.

 

Remedios populares

Remedio con boswellia para la artritis: Consumir 350 g de estracto de boswellia (se consigue en las farmacias botánicas o herbolarios) 2 veces al día.

Remedio con boswellia para el dolor crónico:   Tomar 150 mg de extracto de boswellia tres veces al día.

 

Remedio con boswellia para regenerar cartílagos (regeneradores)  Hervir en una taza de agua 1 cucharada de boswellia durante 5 minutos.  Cubrir y dejar refrescar.  Filtrar y beber 1 taza al día.

Remedio con boswellia para la rigidez de las manos: Hervir durante 5 minutos 1 taza de agua  y una vez llegue al punto de ebullición verter 1 cucharada de cúrcuma en polvo y 1 cucharada de boswellia en polvo .  Dejar refrescar.  Tomar 2 veces al día. 

 

Precauciones

Algunos fitoterapeutas sugieren que las mujeres embarazadas, las personas con enfermedades inmunológicas como el VIH/SIDA y los ancianos delicados no tomen Boswellia.

Generalmente parece que se tolera bien, con pocos efectos secundarios. En algunos casos excepcionales, puede producir diarrea, náuseas y erupción cutánea.

Existen muy pocos estudios sobre las interacciones entre Boswellia y las medicinas occidentales tradicionales. Se ha utilizado en combinación con otras plantas ayurvédicas sin problemas.

 

Conoce también

Remedios para las muñecas doloridas o dolor de muñecas

Remedios para los dolores e inflamaciones en las articulaciones

Remedios para el dolor de espalda

Remedios para el lumbago

remedios artritis


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*