Conoce

Remedios para la laberintitis

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El oído no es sólo un órgano destinado a la audición, pues en su interior se encuentran también diversas estructuras y conductos auditivos encargadas de facilitar información acerca de la postura y de los movimientos de la cabeza.

Esta información es indispensable para que constantemente se realicen los ajustes musculares necesarios que garantizan el mantenimiento del equilibrio.

Las aludidas estructuras, que algunos especialistas designan conjuntamente con el nombre de sentido del equilibrio, son tres: los conductos semicirculares, el sáculo y el utrículo. Las tres se hallan reunidas en una región del oído interno denominada vestíbulo.

Los conductos semicirculares están formados por tres tubos llenos de líquido, cada uno de los cuales describe media circunferencia en una de las tres direcciones del espacio.

Cuando la cabeza se mueve en alguna dirección, el líquido contenido en los conductos semicirculares también se mueve; este movimiento actúa de estímulo sobre unas células sensoriales particulares que se encuentran dentro de cada tubo, de tal modo que éstas envían un mensaje al encéfalo.

El utrículo y el sáculo son dos bolsitas membranosas que también se encuentran llenas de líquido. En el interior de cada una de ellas se halla una pequeña placa gelatinosa que contiene varias células sensoriales, y sobre la cual descansan numerosos granitos de carbonato calcico.

Debido a su peso, los granitos ejercen presión sobre las células sensoriales que se encuentran por debajo, y éstas envían la información correspondiente al cerebro. En el momento en que la cabeza efectúa un cambio de posición, los granitos también lo hacen, y las células sensoriales emiten un mensaje diferente al cerebro.

Sin embargo, algunas veces, estos conductos auditivos se inflaman lo que afecta tanto la audición como el equilibrio; trastorno que recibe el nombre de laberintitis.

Este trastorno puede aparecer por varias causas como las siguientes:

  • Alergias estacionales: al igual que las alergias inflaman y restringen las vías respiratorias, pueden inflamar los conductos auditivos.
  • Infecciones bacterianas.
  • Infecciones virales: Estudios recientes sugieren que los miembros del grupo herpes de virus (no necesariamente sexualmente transmitidos) pueden estar asociados con la laberintitis.
  • Excesiva presencia de sustancias extrañas o cera en el oído.

Los síntomas más comunes de laberintitis son un mal sentido del equilibrio, mareos y náuseas. En algunos casos, la ansiedad extrema como la asociada con vértigo o vómito puede ocurrir. La audición puede verse afectada y el tinnitus o zumbido en los oídos es frecuentemente reportado.

 

Remedios populares

Remedio para la laberintitis #1: Verter 1 cucharada de hojas de ginkgo biloba en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Retirar del fuego y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al día.

Remedio para la laberintitis #2: Verter 1 cucharada de polvo de raíz de quina en medio litro de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Revolver y tomar a lo largo del día hasta superada el trastorno.

Remedio para la laberintitis #3: Realizar una infusión de jengibre en una taza de agua y tomar 3 veces al día.

Remedio para la laberintitis #4: Consumir hongos reishi en las ensaladas o suplementos de 500 ml por día.

Remedio para la laberintitis #5 Usar remedios homeopáticos como los siguientes:

  • Causticum, para las personas que tienen trastornos del oído.
  • Granatum, para aquellos que experimentan mareos constantes con aumento de la salivación y la sensación de náuseas.
  • Árnica Montana, si uno está experimentando vértigo y náuseas leves debido a algún tipo de trauma, pero se siente mejor cuando está acostado en una habitación oscura sin ruido.
  • Baryta carbonica, bueno para los mareos causados por la insuficiencia de flujo sanguíneo al cerebro.
  • Cocculus, si uno se siente peor de pie o después de comer, y viajar se vuelve insoportable.

 

Recomendaciones

Consumir alimentos ricos en B12, ya que este trastorno se vincula con la falta de esta vitamina. Se aconseja tomar 500 microgramos de vitamina B12 con 400 microgramos de ácido fólico dos veces al día durante un mes.

 

Conozca también

Remedios para el oído de nadador (otitis externa)

Remedios para el picor en el canal auditivo o eccema ótico

Remedios para la sordera o pérdida auditiva

Remedios para la otitis media en los niños

Remedios para la otitis o infección en los oídos

Remedios para la enfermedad de Meniere

bannerhijosconsalud2

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*