Conoce

Remedios para limpiar el sistema linfático

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El sistema linfático consta de una intrincada red de conductos, los vasos linfáticos, por cuyo interior circula la linfa, líquido transparente de composición semejante al plasma sanguíneo.

Interpuestas en los vasos linfáticos, se encuentran unas formaciones globosas de entre 2 y 25 mm de diámetro denominadas ganglios linfáticos. Dichos ganglios abundan más en determinadas zonas del cuerpo, como el cuello, las ingles o las axilas.

Los vasos linfáticos de diámetro más pequeño cumplen una función de drenaje, recogiendo el líquido que baña los espacios intercelulares. Al entrar en aquéllos, dicho líquido y las sustancias que lleva disueltas o en suspensión pasan a conformar la linfa.

A lo largo de su recorrido, los vasos linfáticos confluyen y aumentan de diámetro hasta que desembocan en dos conductos principales que vierten su contenido en dos venas cercanas a la vena cava superior.

En el interior de los ganglios linfáticos se encuentran numerosos leucocitos, que son células encargadas de defender el organismo contra la invasión de microbios o sustancias extrañas. Algunos leucocitos, los llamados linfocitos, son capaces de fabricar anticuerpos como reacción a la presencia de antígenos*, sobre los que ejercen una acción antagónica específica.

Otros engullen y digieren directamente los microbios y otras partículas extrañas que entran en contacto con ellos.

Debido a todo lo anterior, es recomendable usar remedios para limpiar el sistema linfático con el fin de desintoxicarlo y purificarlo con el fin de mantener su salud.

 

Remedios populares

Remedio para limpiar el sistema linfático #1:  Hervir 100 g de rizoma de grama de las boticas  en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro.  Luego dejar refrescar y colar. Tomar 1 taza por 15 días.

Remedio para limpiar el sistema linfático #2:  Hervir 25 g de hojas de nogal durante 10 minutos en un litro de agua.  Luego retirar del fuego, dejar refrescar y colar.  Distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, durante 20 días consecutivos. 

Remedio para limpiar el sistema linfático #3:  Hevir 20 g de raíz de genciana en un litro de agua. Tapar y dejar en deccoción durante toda la noche, colar y distribuir en 8 partes, a tomar en 4 días a razón de 2 veces diarias, durante 20 días.

Remedio para limpiar el sistema linfático #4: Hervir una taza de agua y cuando llegue al punto de ebullición, verter 1 cucharada de hojas y flores de caléndula.  Cubrir y dejar refrescar.  Tomar 1 taza diaria por 20 días.

Remedio para limpiar el sistema linfático #5: Verter 1 cucharada de gordolobo en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza por 2 semana.

Remedio para limpiar el sistema linfático #6: Verter un puñado de hojas y flores de violeta en medio litro de agua y hervir por 10 minutos.  Dejar refrescar, colar y tomar a lo largo del día por 1 semana.

Remedio para limpiar el sistema linfático #7: Lavar y picar 30 gr. de raíz de bardana y verter en medio litro de agua por 10 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Filtar y beber por 10 días.

Remedio para limpiar el sistema linfático #8: Colocar en medio litro de agua 2 bulbos de hinojo y hervir por 10 minutos.  Tomar el líquido resultante a diario por 1 semana.

 Quizá te interese conocer

Conoce remedios para reducir los linfedemas
 

Preguntas y respuestas

¿Qué significa el que un ganglio se halle inflamado?
Los ganglios linfáticos inflamados sugieren la existencia de un proceso inflamatorio o infeccioso en una región anterior a su localización.

Dicha infección o inflamación sigue contra corriente el curso de la linfa. Por ejemplo, la inflamación de un ganglio debajo de la mandíbula nos induce a pensar que existe una infección en la boca: caries dental, flemón dentario, gingivitis, etc.

Quizás te interese conocer: Drenaje linfático: Beneficios y contraindicaciones

El mecanismo del proceso es el siguiente: cuando los gérmenes causantes de la infección desbordan el punto en que la iniciaron, tienden a distribuirse por el sistema linfático y, al alcanzar un ganglio, éste actúa de barrera de defensa y, gracias a las células defensivas que posee, los detiene y destruye.

En este «combate» se origina la inflamación que se manifiesta exteriormente por un aumento del tamaño del ganglio, calor, dolor y, en algunas ocasiones, enrojecimiento de la piel que lo cubre.

¿En qué consiste una linfangitis?
Se trata de la inflamación de un vaso linfático, y la origina una infección cercana que da lugar a que los gérmenes patógenos se propaguen hasta él. La linfangitis se manifiesta por la hinchazón del vaso linfático, cuyo trayecto aparece, bajo la piel, como una línea caliente, enrojecida y dolorosa. A veces se acompaña de fiebre y de malestar general. No es una afección grave y se resuelve mediante la administración de antibióticos y con el reposo de la zona afectada que, por lo general, es un miembro.

Quizás te interese conocer: Remedios para el dolor de axila

¿Qué es una linfadenitis?
Se trata de la inflamación, como consecuencia de una infección de la zona, de un grupo de ganglios linfáticos. Se produce porque los gérmenes infecciosos, drenados por la linfa, llegan hasta los ganglios linfáticos y originan en ellos la inflamación.

Por lo general, en estos casos los ganglios linfáticos aumentan de tamaño y resultan dolorosos, sobre todo al tacto. El tratamiento de la linfadenitis se basa en combatir la causa de la infección que la ha ocasionado.

¿Por qué se dan obstrucciones en el sistema linfático?
Lo mismo que ocurre en el sistema circulatorio venoso, si se produce la obstrucción del flujo linfático en cualquier punto del organismo, se origina en seguida una acumulación del líquido linfático y, en consecuencia, aparece tumefacción e hinchazón de los tejidos subcutáneos.

El edema linfático, ya sea causado por una infección, obstrucción por compresión, procesos tumorales o, también, de origen congénito, se manifiesta de forma difusa: la zona afectada se muestra dura y elástica, sin que, al presionar en ella, aparezcan hoyuelos, y sin que disminuyan estas manifestacio nes al elevar la pierna.

Uno de los mayores problemas que implica este proceso estriba en que el edema se vaya endureciendo y, en consecuencia, haciendo más difícil la circulación linfática. En estas ocasiones se llega a producir en las extremidades una deformación, a veces de enormes proporciones, que se denomina elefantiasis.

Para su tratamiento, que depende de la causa originaria, suelen emplearse medias elásticas, prescripción de reposo de las extremidades, procurar evitar las infecciones -que podrían producir complicaciones-, y, en algunos casos, intervención quirúrgica.

 

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*