Conoce

Aeroterapia: Concepto, beneficios y remedios

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Nuestro cuerpo se alimenta con la comida, pero también a través de la respiración. Comer y respirar son dos funciones esenciales porque todas y cada una de las células de nuestro organismo precisan de la energía que procede de los alimentos, pero también necesitan el oxígeno que reciben a través de la respiración.

Puesto que tanto los alimentos como la respiración son funciones esenciales para la vida de nuestro cuerpo, no es de extrañar que existan tratamientos curativos cuyo fundamento sea el buen uso del aire y de la respiración.

La aeroterapia consiste en el conjunto de técnicas que permiten una mejor respiración. Tiene dos facetas: el aprendizaje de las técnicas correctas de respiración y el uso del aire puro como remedio para ciertas dolencias.

 

La respiración correcta como terapia

Una mala técnica respiratoria afecta a todo el organismo, porque la oxigenación de la sangre se realiza de forma defectuosa, o al menos, p0co eficiente.

Cuando una persona está respirando impropiamente p0r corto tiempo, los efectos negativos apenas se notarán. Pero si su respiración es habitualmente defectuosa, la oxigenación de la sangre será deficiente, irá disminuyendo la vitalidad del cuerpo, el cerebro perderá agilidad y todo ello favorecerá el desarrollo de enfermedades o, al menos, aumentará el riesgo de que aparezcan.

Una de las causas más habituales de una mala respiración es precisamente la ansiedad, un estado de ánimo que afecta a muchas personas que viven en la civilización occidental. Las emociones negativas, como son la ira, la angustia o el miedo, son también causa de una respiración agobiada, tensa, con unos músculos respiratorios en tensión que hacen del tórax una caja rígida, de la espalda una tabla y del diafragma un músculo inmóvil. La respiración relajada y correcta, por el contrario, ayuda a eliminar todas las tensiones acumuladas y contrarresta los efectos de las emociones negativas.

 

Las diferentes maneras de respirar

En los movimientos respiratorios intervienen de manera principal tres partes del cuerpo: las costillas (el tórax), el músculo del diafragma y las clavículas.

La respiración clavicular consiste en la introducción de aire en los pulmones por el hecho de levantar los hombros. Este movimiento obliga a elevar las clavículas, lo cual aumenta el volumen del tórax y hace que el aire entre en los pulmones.

La respiración diafragmática consiste en introducir aire en los pulmones al contraer el diafragma. Se la llama también «respiración abdominal», porque al hacer bajar el diafragma en el momento de la inspiración, el abdomen parece hincharse al descender los intestinos cuando son apretados hacia abajo por el diafragma.

La respiración costal consiste en la elevación de las costillas por la acción de los músculos intercostales; esa elevación hace que el espacio interior del tórax aumente y se fuerce la entrada de aire en los pulmones.

La respiración completa consiste en el uso simultáneo de los fres tipos de respiración mencionados, de forma que, al combinarse los tres, se consigue una técnica respiratoria plenamente eficiente.

 

La práctica de la aeroterapia

La aeroterapia no consiste solamente en respirar con la técnica adecuada, sino que también requiere la exposición al aire puro. Las personas que viven en grandes ciudades, con aire contaminado, necesitan más que nadie de la aeroterapia, es decir, de la exposición al aire puro en forma de baños de aire.

Los baños de aire se realizan exponiendo la piel al aire durante una media hora, siempre que se eviten el enfriamiento y la excesiva radiación solar. Idealmente, deben realizarse a la intemperie, si la temperatura y el clima lo permiten, y en una zona resguardada del viento, Las personas que están enfermas pueden realizar baños de aire situándose delante de una ventana abierta, pero evitando las corrientes.

 

¿Cómo podemos saber si respiramos correctamente?

Para saber si respiramos correctamente basta con que nos tumbemos boca arriba sobre el suelo, con una mano sobre el tórax y la otra sobre el abdomen: con ambas manos percibiremos si la respiración abdominal que realizamos es la correcta o si la respiración torácica es adecuada.

 

¿Quiénes desarrollaron las técnicas respiratorias con más interés?

Así como la acupuntura es propia de la cultura médica de China, los hindúes fueron los que desarrollaron las técnicas del yoga y los que más impulsaron las técnicas de la buena respiración como forma de purificar la mente y el cuerpo. Para los hindúes, el aire contiene una energía que se recibe de forma óptima con las técnicas respiratorias adecuadas.

 

La aeroterapia como remedio natural

En caso que te sientas cansado y agotado con frecuencia, la aplicación de la aeroterapia puede ser un buen remedio, ya que con él puedes ganar energía.  Para ello, se detallan, a continuación, varias técnicas respiratorias:

• Caminando pero sin perder el control de la frecuencia respiratoria. Inspira por la nariz en 1 o 2 pasos y espira por la boca en 4 o 5. Aumenta poco a poco, de 5 a 15 minutos, el tiempo que camines de esta forma.

• Subir y bajar escaleras inspirando en un peldaño y espirando en dos. A medida que estés entrenada, también es recomendable que aumentes el tiempo que pases subiendoy bajando las escaleras de esta forma.

• A veces puede ser necesario realizar fisioterapia respiratoria guiada por un experto. Si sufres un trastorno cardiaco, abdominal o torácico te conviene consultar con el médico antes de hacer cualquiertipo de ejercicio.

Otra forma de respiración que se considera un verdadero remedio para limpiar y fortalecer los pulmones consiste en lo siguiente: Sentado, con los brazos estirados y las manos entrelazadas frente al cuerpo, elevar los brazos hasta lo más alto que se pueda a la vez que inspira profundamente por la nariz.  Luego, bajarlos lentamente mientras se expulsa el aire por la boca.

También sentado, poner las manos en los hombros, con los codos hacia abajo y a cada lado del cuerpo.  Tomar aire por la nariz, elevando y despegando los codos hacia fuera, y échalo por la boca, bajando y acercando de nuevo los codos al cuerpo.

De pie, con las piernas algo separadas, toma aire por la nariz progresivamente a la vez que inclinas el cuerpo hacia el lado izquierdo. Levanta también el brazo derecho, llevando la mano hacia el techo. Saca el aire por la boca recuperando la posición recta. Vuelve a hacerlo hacia el otro lado. Realiza estos ejercicios siempre que te sea posible, repitiendo cada uno de 10 a 15 veces lentamente y sin olvidar descansar entre respiración y respiración.

 

Conozca también

Cómo se realiza un masaje terapéutico?

Meditación

En qué consiste en reiki?

remedios

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*