Conoce

Propiedades de la zeolita para desintoxicar el organismo

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La zeolita es una piedra volcánica natural que tiene una estructura cristalina singularmente compleja y se asemeja a la arcilla.

Es uno de los minerales de carga negativa más potentes de la naturaleza, y tiene el efecto de un imán: atrae hacia sí las toxinas, las captura en su estructura molecular, semejante a una jaula, y las retira de nuestros cuerpos definitivamente.

Los seres humanos hemos estado expuestos a más toxinas que nunca en la historia, por la contaminación del agua y del aire, los productos de limpieza domésticos, pesticidas, químicos, desinfectantes, productos acondicionadores de madera y muebles, materiales de construcción y aditivos alimentarios.

La toxicidad de nuestro entorno tiene consecuencias directas sobre nuestra salud, nos reduce la calidad de vida, nos provoca envejecimiento prematuro y enfermedades y nos quita la vitalidad.

Para combatir esta toxicidad y contaminación que nos está dañando, muchas personas interesadas por la salud han recurrido al poder curativo, reconocido a lo largo del tiempo, de compuestos que se encuentran en la tierra cruda, como el ácido fúlvico, el ácido húmico, los humatos, el shilajit, las sales, las arcillas y otros compuestos minerales, naturales y únicos.

La arcilla, como la sal, es una tierra comestible y muy absorbente. Esto significa que puede atraer hacia sí y atrapar los gases, líquidos y sólidos tóxicos. Como otros compuestos de tierra cruda, la arcilla tiene carga negativa (es decir, tiene excedente de electrones), y, por tanto, tiene la capacidad de atraer a las sustancias con mucha carga positiva (con falta de electrones), como el calcio malo, los plásticos, los petroquímicos, los metales pesados, las toxinas alimentarias, etcétera.

Estas toxinas se quedan «atrapadas» entonces en la arcilla y se eliminan del cuerpo con seguridad. Comer arcilla y tomar baños de arcilla son soluciones tradicionales que nos ayudan a librarnos de las toxinas ambientales y de los alimentos.

.

Propiedades curativas

Los polvos de determinadas zeolitas se han empleado durante siglos en Asia como remedios tradicionales para fomentar la salud y el bienestar general. Aunque las zeolitas, técnicamente, no son arcillas, tienen un efecto bastante similar. La zeolitas, como la arcilla, poseen una fuerte capacidad para la desintoxicación; pero son muchísimo más potentes que la arcilla. Por eso suelo considerar que las zeolitas son «superarcilla».

Parece ser que las zeolitas tienen un efecto quelante especialmente poderoso, en virtud del cual extraen los metales pesados, como el mercurio, el cadmio, el arsénico, el plomo y el aluminio. Estos metales pesados se consideran muy tóxicos, y suelen ser cancerígenos, neurotóxicos y mutágenos.

También se ha observado que la zeolita ayuda a eliminar del sistema los pesticidas, herbicidas y otras toxinas de carga positiva. Parece que lo hace de una manera jerarquizada. Empieza por ejercer un efecto fuerte para retirar el plomo, el mercurio, el cadmio y el arsénico; después, actúa para retirar los pesticidas, herbicidas, furanos y otras sustancias tóxicas, los llamados compuestos orgánicos volátiles.

La zeolita tiene un fuerte componente antioxidante. De hecho, la zeolita es la única sustancia conocida por la ciencia que retira oxidantes dañinos como el mercurio, el plomo, el arsénico y los compuestos orgánicos volátiles, como el formaldehído, el diclorobenceno, el tolueno, el cloruro de metileno, etcétera. Todas estas son sustancias muy tóxicas, que producen radicales libres y que nos interesa mucho expulsar de nuestros cuerpos.

Los compuestos orgánicos volátiles (COV) son compuestos de carbono que se convierten en gas a temperatura ambiente, sobre todo en contacto con la luz solar. Estos COV pueden provocar irritaciones cutáneas y oculares, náuseas, problemas respiratorios, dolores de cabeza y debilidad. Algunos pueden conducir a enfermedades graves e incluso producir mutaciones celulares. Los COV se encuentran en la pintura, colchones, alfombras y moquetas, y en otros artículos de uso común. Un ejemplo de COV es el formaldehído, que se ha demostrado que provoca cáncer en los animales.

Dado que estas toxinas y estos COV nos debilitan cada vez más el sistema inmunitario, las zeolitas, al retirarlos, favorecen nuestra salud inmunitaria.

También parece que la zeolita aumenta la tasa de glucuronidación del hígado. Por este proceso, las toxinas se hacen hidrosolubles para que resulte más fácil eliminarlas del cuerpo. Se ha demostrado que, cuando tomamos zeolita, aumenta la cantidad de pesticidas, herbicidas y xenoestrógenos que expulsamos por la orina, porque el hígado suelta todas las toxinas que tenía acumuladas. Cuando tomamos zeolitas durante cierto tiempo, se reduce significativamente la carga a la que se encuentran sometidos nuestros órganos.

Por otra parte, la zeolita es el único compuesto que conoce la ciencia que es capaz de eliminar el uranio-238, y es posible que también pueda eliminar el plutonio y el cesio radiactivos. El uranio-238 es un isótopo radiactivo del uranio que suelen emplear las fuerzas armadas de los Estados Unidos y de la OTAN en las armas a base de uranio empobrecido.

También se recoge como producto residual en las centrales nucleares. Es radiactivo, neurotóxico e inmunotóxico, y está relacionado con anormalidades genéticas y con el «síndrome de la Guerra del Golfo». Cuando las sustancias como el uranio-238 o el plutonio empiezan a descomponerse, producen en el cuerpo humano una enorme reacción de oxidación, o ataque por radicales libres. Se ha demostrado científicamente que la zeolita detiene estas reacciones de oxidación.

La zeolita también tiene efecto de clatrato, es decir, de red de moléculas, con la capacidad de retirar del cuerpo las sustancias calcificadas (el calcio malo), así como los metales pesados y los compuestos orgánicos volátiles

Descubre qué es la dolomita: Beneficios y contraindicaciones

Una vez que la zeolita ha realizado su trabajo, se excreta del cuerpo, y así concluye un proceso que viene a durar de 5 a 7 horas de principio a fin. Un aspecto muy importante de este proceso es que el calcio malo, los metales pesados y los demás compuestos tóxicos que quedan atrapados por la zeolita ya no pueden volver a depositarse en ninguna otra parte del cuerpo. Gracias a la forma particular de las moléculas de la zeolita, los residuos no pueden escaparse de ninguna manera; quedan bien encerrados dentro de la estructura de «jaula» de la zeolita.

Tomar zeolita por vía oral no nos debería producir ningún efecto secundario negativo, salvo una posible deshidratación leve (si no bebemos suficiente agua) o los efectos de una destoxificación demasiado rápida, que pueden sufrir los principiantes que toman demasiada zeolita de una vez. Si aumentas la dosis de zeolita, aumenta también la cantidad de agua que bebas, para estar bien hidratado.

Las zeolitas comestibles son naturales al cien por cien, no tóxicas, y se considera que se pueden tomar sin peligro durante períodos prolongados.

.

Cómo usar la zoelita para desintoxicar nuestro organismo

Hoy día podemos adquirir las zeolitas reducidas a polvo finísimo, micronizadas, en forma líquida. Este método de preparación aumenta apreciablemente la biodisponibilidad de las zeolitas, y así el cuerpo las puede absorber con mayor facilidad.

Descubre Ácido bórico: Usos y contraindicaciones

Son recomendables tanto la zeolita en forma líquida como en polvo. Bebe al menos 30 mi de agua por cada gota de zeolita líquida o por cada cápsula de 1000 mg de zeolita en polvo. La zeolita líquida no es homeopática y no es preciso ponerla debajo de la lengua. Puedes mezclar el polvo con tu bebida, elixir o infusión favorita, o con agua potable.

En comparación con las arcillas, que son voluminosas, pesadas y de mal sabor, las zeolitas en forma líquida son extraordinariamente potentes, cómodas y sencillas de usar.

Quizá te interese conocer


.

Conozca también

Remedios con óxido de zinc para acné, hemorroides y más

Remedios con agua oxigenada o peróxido de hidrógeno

Remedios con aspirina (Uso externo)

Remedios con azufre

Remedios con leche de magnesia

Remedios con plata coloidal

mis trucos caseros

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*