Conoce

Tratamiento de la rabia en seres humanos

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La rabia es una enfermedad viral que puede afectar a cualquier mamífero.
Suele transmitirse por la saliva a través de una herida por mordedura.
El virus ataca al sistema nervioso central y es mortal, con muy raras
excepciones.
*
*
*Descripción*
La rabia, también conocida como hidrofobia, es actualmente muy poco
frecuente. En los países desarrollados, es excepcional entre los
animales domésticos y sólo afecta a algunos animales salvajes. La rabia
es más frecuente en países en desarrollo de África, Sudamérica y Asia,
especialmente en India. Las mordeduras de perro son el principal origen
de infección en los seres humanos, aunque muchos otros animales salvajes
también pueden estar infectados.

Las personas que trabajan frecuentemente en contacto con animales se
consideran una población de alto riesgo. Entre éstas se incluyen los
veterinarios, personal de control de animales, trabajadores al aire
libre y trabajadores de laboratorio con el virus de la rabia. Las
personas con estas ocupaciones y los residentes o viajeros a zonas donde
la rabia es un problema importante deben someterse a vacunación.
*
*
*Causas y Síntomas*
La forma más frecuente de contraer la rabia es a partir de la mordedura
de un animal infectado. Una de las principales fuentes de contagio en
los países desarrollados son los murciélagos, aunque los perros son el
principal vector de la rabia en el resto del mundo. La enfermedad
también puede transmitirse por otros tejidos y fluidos corporales
diferentes a la saliva. Se han descrito casos raros de infección a
través del trasplante de córnea.

El virus de la rabia viaja desde el lugar de la mordedura, a través de
los nervios periféricos, hasta el cerebro. Los signos iniciales son
parecidos a un cuadro gripal inespecífico. Pueden incluir fiebre, dolor
de cabeza, dolor muscular, faringitis, fatiga, náuseas y vómitos. La
alteración de la sensibilidad y las sacudidas musculares en la zona de
la mordedura son signos que deben hacer sospechar la rabia. Cuando el
virus alcanza el cerebro, aparecen signos de encefalitis (inflamación
local o generalizada del tejido cerebral). Esto supone habitualmente
agitación, que evoluciona hacia confusión, agresividad, convulsiones y
zonas localizadas de parálisis. También puede haber hipersensibilidad a
la luz, el ruido y el tacto. El paciente puede ser coherente a ratos,
aunque cada vez menos cuando la enfermedad progresa. Muchos virus que
producen encefalitis también dan lugar a signos similares. La etapa
siguiente es la disfunción del tronco cerebral. El fenómeno mejor
conocido es la aparición de espuma por la boca causada por un exceso de
producción de saliva combinado con una dificultad para tragarla. Muchos
pacientes rechazan los líquidos en este momento debido a las
contracturas musculares dolorosas que tienen lugar al tragar. Después se
produce rápidamente una afección del tronco cerebral, y el enfermo muere
cuando se afecta el centro respiratorio. La evolución de la enfermedad
es de 4 a 20 días después de la aparición de los síntomas, a menos que
se empleen técnicas de soporte vital.
*
*
*Diagnóstico*
El diagnóstico precoz, cuando no existe una historia conocida de
mordedura de animal, es difícil. Los síntomas de una fase encefalitis
precoz son similares a los de la mayoría de las encefalitis por virus.
Cuando aparecen los signos de disfunción del tronco cerebral, la rabia
es una posibilidad más que probable. Se disponen de varias pruebas para
diagnosticar la rabia, pero ninguna es absolutamente fiable en el
paciente vivo. El principal problema es que la rabia se limita al tejido
nervioso hasta las fases finales de la enfermedad. El examen del tejido
cerebral revela un hallazgo característico conocido como cuerpo de
Negri, que es diagnóstico. El estudio con anticuerpos fluorescentes de
la saliva, la biopsia cutánea o las impresiones corneales también pueden
ser diagnósticos.
*
*
*Tratamiento*
La limpieza local de la herida es muy importante. Cualquier persona que
haya sufrido una mordedura de animal debe lavar la herida profusamente
con agua y jabón. La rabia es una enfermedad mortal, por lo que una
mordedura que produzca un desgarro en la piel requiere la atención por
parte de un médico con el fin de valorar la posibilidad de administrar
profilaxis postexposición si es necesario. Los tratamientos alternativos
se recomiendan como una terapia complementaria al tratamiento
convencional en el caso de la rabia. Siempre que sea posible, se
recomienda la observación del animal agresor para detectar la aparición
de signos de rabia.
*
*
*Tratamiento Sugerido*
Al ser mordido por un animal:

* Obsérvelo. Si se pone triste el animal o muy inquieto, reacciona al
tomar agua, y/o mucha saliva y desgano para comer, a ratos se vuelve
violento y loco o el animal se muere a los 5 o 7 días. ¡Cuidado, ese
animal puede tener rabia! Si a la persona mordida por el perro le da
comezón y dolor en la parte mordida, tiene dificultad para tragar
además de tener mucha saliva espesa y pasar periodos en paz y
periodos inquietos, o bien, le dan convulsiones ¡Cuidado puede tener
rabia!.
* En Cualquier situación, solicite ayuda profesional de inmediato.
Mientras esta llega, amarre al animal por 8 o 10 días para
observarle y si es posible llévelo a un centro antirrábico o de
salud para que lo observen.
* En caso de ser mordido por un animal sospechoso, lave la herida de
la persona mordida con jabón líquido de sábila o jabón neutro y
luego limpie con agua oxigenada. No deje que cierre la herida,
agregue crema de propóleo de abeja, primeros auxilios de hierbas
medicinales o gelatina de sábila.
* Si ve sospechas en el animal que lo mordió y no lo pudo llevar a un
centro de salud, vaya usted de inmediato a que le inyecten la vacuna
antirrábica y la antitetánica.
* Mientras no se presenten los síntomas si se aplican las vacunas
antirrábicas, sanara, pero si se presentan los síntomas ya no se
puede controlar la rabia, y es probable que no se logre salvar a la
persona y muera.

*
*
*Prevención*
Hay que observar una serie de precauciones en los entornos donde los
humanos y los animales pueden entrar fácilmente en contacto. Los
animales domésticos deben estar vacunados contra la rabia. Para mantener
la inmunidad, es necesario administrar dosis de recuerdo de la vacuna,
según cada fabricante. No hay que tocar o intentar criar animales
salvajes, aunque el animal parezca afectuoso.
Es importante no tocar a un animal que parezca enfermo o pasivo o cuya
conducta sea extraña. Estos son posibles signos de rabia. Muchos
animales son nocturnos, y su actividad durante el día debe considerarse
sospechosa. Los seres humanos no deben interferir en las luchas entre
animales. La rabia se transmite a través de la saliva, por lo que cuando
se manipula un animal doméstico que se ha encontrado junto a un animal
salvaje hay que ponerse guantes. Hay que colocar pantallas en las
ventanas y las puertas para evitar la entrada de animales infectados,
especialmente murciélagos.


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*