Conoce

Remedios con ruibarbo para hígado graso, debilidad y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El ruibarbo es una planta vivaz, perteneciente a la familia de las poligonáceas, que alcanza entre uno y dos metros de altura.

Es originario de la China y el Tibet, pero se haya extendido en todo el mundo. Además del ruibarbo común o de la China, se cultivan  otras especies todas ellas exóticas como el R. Pálmatum, ruibarbo palmeado o ruibarbo de Rusia.

De la fuerte cepa nace y crece rápidamente en la primavera un vastago. Las conocidas hojas anchas del ruibarbo tienen forma de corazón, los tallos huecos y las coronas de flores, que son hermafroditas, se encuentran dispuestas en racimos, y su rizoma muy abundante, de un sabor amargo característico.

Resulta muy estimulante en compota, en alimentos panificados y dulces, los flanes y la mermelada de ruibarbo, suponiendo para los enfermos un cambio muy grato. Troceados y conservados en frascos o jarros esterilizados y cubiertos de agua los ruibarbos se mantienen frescos todo el invierno.

.

Propiedades curativas

El ruibarbo lleva utilizándose con fines medicinales y como fórmula para «depuración» en primavera desde hace milenios.  Aparece citada en los escritos del emperador de China Chen Nung, en el año 2.700 a. de C, y Dioscórides ya describe en el siglo I d. de C. algunos de sus usos.

Hoy sabemos que el efecto excitante del ruibarbo sobre el sistema hepático-biliar y las glándulas de las vías intestinales no es causado solamente por un compuesto químico perfectamente conocido, la «antraquinona», a la que corresponde un especial efecto excitante en el intestino grueso, sino también por sustancias denominadas glucósidos, esto es, elementos similares a los azúcares, que, por un prolongado almacenamiento o también por los fermentos actuando en caliente, se desdoblan en antraquinona y en un azúcar.

El efecto de las demás partes componentes, como sustancias tanínicas, pectina, glucosa, fructosa, almidón, fitosterina, fermentos, gran cantidad de ceniza y, sobre todo, ácidos málico, cítrico y oxálico, se produce en presencia de los citados elementos

El ruibarbo es rico en potasio y calcio, con cantidades menores de fósforo. Todo ello ayuda a fortalecer el esmalte que cubre las piezas dentales.

Igualmente, tiene un efecto laxante y, por ello, combate el estreñimiento.  También ayuda en casos de trastornos hepáticos como ictericia, hígado graso, etc.  Sus efectos dependen en gran medida de la dosis administrada.

Se considera un aliado en contra del cáncer.  El ruibarbo es una buena fuente de betacaroteno y otros compuestos polifenólicos como la luteína y la zeaxantina, que actúan de forma similar a la vitamina A, protegiendo la piel y los ojos de los efectos de los radicales libres; principales agentes causantes del cáncer. Una cantidad decente de antioxidantes en su dieta puede ayudar, además, a evitar el envejecimiento prematuro, las cataratas, la degeneración macular, cáncer de piel y las arrugas

Previene el Alzheimer La vitamina más prominente en el ruibarbo es en realidad la vitamina K, y aunque a menudo no recibe tanta atención como algunas de las otras vitaminas, la vitamina K juega un papel muy importante en la salud cerebral y neuronal. Puede prevenir la oxidación de las células cerebrales y estimular la actividad cognitiva, lo que ayuda a retrasar o incluso prevenir la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

El ruibarbo mejora notablemente la circulación sanguínea. Las trazas de cobre y hierro que se encuentran en el ruibarbo son suficientes para estimular la producción de nuevos glóbulos rojos, aumentar el recuento total de glóbulos rojos en el cuerpo y aumentar la oxigenación de las áreas esenciales del cuerpo, mejorando así su función e impulsando el metabolismo global de el cuerpo.

A continuación, se presentan varios remedios con ruibarbo que se pueden elaborar en casa de forma fácil y rápida.

 

Remedios populares

Remedio con ruibarbo contra la debilidad Colocar una raíz de ruibarbo seca picada, 1 cucharada de cáscara de naranja, 1 cártamo, 1 cucharadita de azúcar y 1/2 copita de vino de málaga Dejar macerar por unos días.  Tomar  tres veces al día (10 o 20 gotas en 1 cucharada de agua.

Remedio con ruibarbo para el estreñimiento Consumir 1/2 cucharadita de polvo de ruibarbo. Este remedio es un purgante suave, que no produce cólicos.

Remedio con ruibarbo para aumentar el apetito Tomar una pequeña dosis de veinte a treinta centigramos ( lo que cabe en la punta de un cuchillo) de polvo de ruibarbo 30 minutos antes de comer, aumenta el apetito y facilita la digestión.

Remedio con ruibarbo para fortalecer el esmalte de los dientes Extraer el jugo de 2 tallos frescos de ruibarbo y cepillar en los dientes de forma suave o frotar con unas bolitas de algodón cada dos días.

Remedio con ruibarbo para aliviar la picazón. Mezclar 1 taza de raíz de ruibarbo picada y ligeramente machacada, ½ taza de tallo de ruibarbo picado y ligeramente machacado, con 3 tazas de ginebra o ron de buena calidad. Coloque la mezcla en una botella sellada y agítela 2 veces al día durante 15 días. Después colar la tintura mediante una tela limpia de muselina y agregar 1 ¼ taza de jugo de col frío. Agíitar y empapar una bolita de algodón con esta preparación y aplicar por la zona afectada.

Remedio con ruibarbo para el hígado graso #1: Tomar una cucharada de mixtura de ruibarbo y soda la cual se adquiere en las farmacias botánicas.

Remedio con ruibarbo para el hígado graso #2: Calentar  2 ½ cucharadas de raíz de ruibarbo seca y cortada a fuego lento en 1 ½ litro de agua durante 40 minutos, o hasta que quede sólo la mitad (3 tazas) del líquido. Colar y  beber de 1 a 2 tazas al día.

Remedio con ruibarbo para la menopausia: Lavar y picar 2 tallos de ruibarbo y 2 de apio y poner en una licuadora con un poco de agua.  Licuar, colar y beber  este jugo todos los días. Este remedio posee elevados niveles de fitoestrógenos (los estrógenos naturales de las plantas) y, por ello, alivia los síntomas de la menopausia.

 

Receta saludable

Receta saludable con ruibarbo: Ruibarbo a la miel

Ingredientes
4 tazas de ruibarbo lavado, desfibrado y cortado en cubitos de 1.5 cm. aproximadamente.
1/2 taza de miel
1 cucharadita de nuez moscada
1/8 de cucharadita de sal
4 cucharadas de mantequilla derretida
2 cucharadas de leche o agua
1/2 taza de miel
2 tazas de pan integral frío, cortado en cubos.

Preparación

Mezc:le el ruibarbo con 1/2 taza de miel, la nuez. moscada, la sal y la leche. Colóquelo sobre una charola. Mezcle la mantequilla con la otra media taza de miel y el pan. Vacíe esto sobre ol ruibarbo y métalo al horno precalentado a 175 grados por espacio de 30 minutos.

 

Precauciones

El uso continuado del ruibarbo puede producir colitis, es decir, inflamación del colon o intestino grueso.  Incluso, la ingestión de dosis elevadas ocasiona una coloración rojiza de la orina.

No se recomienda su uso a embarazas ni a madres lactantes, ni tampoco a niños pequeños.

Evitar su consumo en caso de sufrir de gota o cálculos renales, ya que esta planta tiene oxalato.  Tampoco se recomienda a las personas con afecciones renales graves.

 

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar la vesícula

Remedios para la hepatitis

Remedios para limpiar y depurar el páncreas

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

2 comentarios en Remedios con ruibarbo para hígado graso, debilidad y más

  1. Muy buenas todas las recetas y propiedades del ruibarbo

  2. Quería compartir con ustedes mi experiencia con el ruibarbo y si es un remedio muy efectivo par ael hígado graso. Lo tomo todos los dias y me siento mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*