Conoce

Remedios para el síndrome de la clase turista o trombosis venosa profunda

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Todos queremos realizar algún tipo de viaje vacacional. Sin embargo, cuando el viaje es muy lejano y se debe permanecer inmóvil por mucho tiempo puede que se corra el peligro de desarrollar el síndrome de la clase turista.

En el mundo médico, este síndrome recibe el nombre de trombosis venosa profunda. Usualmente afecta a los miembros inferiores (piernas) debido a posturas forzadas y mantenidas durante un largo periodo de tiempo (más de cuatro horas).

Cuando ocurre esta situación de inmovilidad,se dificulta la circulación de la sangre en las piernas lo que causa la formación de coágulos que al llegar a los pulmones, obstruyen zonas de tejido de distinto tamaño, provocando así un proceso grave que puede conducir a un fatal desenlace.

Es importante observar que el síndrome de clase turista puede presentarse también en pasajeros de clases superiores a la turista o incluso en personas que viajan en autobuses, metros, vehículos o trenes, ya que se refiere, en general, a la inmovilidad que se produce en los asientos de los medios de transporte. Sin embargo, es más común en los aviones debido a que los recorridos son usualmente más largos y sin interrupciones.

Además de la falta de movilidad y las posturas forzadas, las condiciones ambientales que se producen en un avión en vuelo como la presurización de las cabinas, la humedad reducida y la renovación del aire también contribuyen a la alteración de la circulación sanguínea lo que afecta aún más personas predispuestas.

Entre los factores de riesgo para desarrollar este síndrome se pueden mencionar:

  • Obesidad Las personas obsesas tienen más problemas para adaptarse a sus asientos que personas con un volumen menor, que podrán moverse y adaptarse a sus asientos y espacio con más facilidad.
  • Padecer de enfermedades como arteriosclerosis, cánceres y enfermedades metabólicas o insuficiencia venosa periférica
  • Haber sido sometido a una intervención quirúrgica reciente especialmente de la cadera, rodilla o de los órganos reproductores.
  • Fumar
  • Estar embarazada o haber dado luz en los últimos seis meses.
  • Permanecer mucho tiempo sentado en un viaje prolongado (avión, tren, etc.)
  • Tomar medicación que actúa sobre la coagulación sanguínea (como los anticonceptivos orales) lo cual pueden favorecer la aparición de esta patología.

A continuación se describen algunos remedios preventivos caseros y naturales  para el síndrome de clase turista.

 

Remedios populares

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista # 1: Cortar una penca de sábila o aloe vera y extraer su gel. Colocar esta preparación sobre las piernas y dar un masaje ligero antes del viaje.

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #2 Hervir 1 cucharada de raíz de jengibre, previamente lavado, en una taza de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego y colar. Tomar una taza antes del viaje. Este remedio estimula la circulación.

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #3 Verter cinco hojas de ginkgo biloba en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar una taza de esta infusión antes del viaje.

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #4 Hervir, durante 10 minutos, un puñado de flores de árnica en medio litro de agua. Retirar del fuego y dejar enfriar. Aplicar mediante paños sobre las piernas para mejorar la circulación. Este remedio se puede aplicar antes del viaje y luego de finalizado.

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #5 Mezclar, hasta lograr una masa, 5 cucharadas de arcilla verde en una taza de agua. Aplicar en las piernas. Dejar puesta hasta que se seque y retirar con jabón y agua tibia. Se puede aplicar este remedio luego del viaje.

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #6 Verter una cucharadita de pimienta de cayena en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar 2 tazas de esta infusión el día antes del viaje.

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #7  Elaborar una ensalada que incluya varios dientes de ajo, pimentones y media cebolla. Ésta debe ser consumida antes del viaje lo que facilitará la fluidez de la sangre.

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #8  Hervir 25 gramos de castaño de indias machacados en un litro de agua durante 10 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Beber una o dos tazas al día

Remedio preventivo para el síndrome de la clase turista #9  Colocar en una licuadora 2 dientes de ajo picado, una rebanada de calabaza o zapallo y la pulpa de un aguacate junto con un poco de agua. Licuar por unos instantes.  Tomar este jugo a diario.

.

Recomendaciones

Abstenerse de tomar alcohol, fumar o consumir cualquier tipo de droga antes y durante el viaje.

Tomar abundante agua durante el trayecto y antes de comenzarlo.

Consumir pescado azul Según investigaciones realizadas, los pescados azules como la caballa, al ser ricos en ácidos grasos poliinsaturados omega 3 (EPAy DHA), mejoran la circulación debido a que los lípidos no sólo reducen el colesterol malo o LDL sino que también tienen una acción antiinflamatoria, dilatan las venas, fluidifican la sangre y reducen el riesgo de que se formen trombos o coágulos.  Se recomienda consumir, al menos, cuatro raciones de pescado azul (salmón, caballa, sardinas…) a la semana. Se pueden cocinar al vapor, hervidas o a la plancha y combinarlas con verduras para agregar antioxidantes al plato..

Usar prendas cómodas y no demasiado ajustadas.

Usar medias de compresión

Levantarse del asiento a menudo durante el viaje y deambular por los pasillos. Si no es factible levantarse, se debe realizar masajes y ejercicios específicos de movilidad de piernas para tonificar la musculatura y activar la circulación como la flexión y extensión del tobillo, realizar círculos con los pies, levantar las rodillas entre otros.

Acudir al doctor si luego del vuelo se experimenta los siguientes síntomas:

  • Hinchazón
  • Dolor u hormigueo en las extremidades.

 

Conozca también

Remedios para las venas varicosas o várices

Zumos y licuados para las várices

Drenaje linfático para várices

Remedios caseros para la circulación

Remedios naturales para la flebitis

Remedios para la diarrea del turista

Botiquín natural para viajes

Remedios antiguos y medievales

Los tés e infusiones en los remedios caseros

bannervarices336x280-1

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*