Conoce

Remedios para la sudoración excesiva o hiperhidrosis

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El sudor es un líquido acuoso claro, de sabor salado, secretado por las glándulas sudoríparas en la superficie de la piel.

Estas glándulas de secreción externa constan de dos partes bien diferenciadas: una porción secretora profunda, en forma de un largo tubo arrollado sobre sí mismo que se halla inmediatamente debajo de la dermis, y un conducto que, partiendo de aquélla, se dirige hacia el exterior.

Existen dos tipos de glándulas sudoríparas, de orígenes, estructura y funciones completamente diferentes: las ecrinas y las apocrinas.

Las primeras secretan un líquido claro, transparente e incoloro, compuesto básicamente por agua, sal y algunas sustancias de desecho del organismo (urea, amoniaco, ácido láctico, etc.).

Se distribuyen por toda la superficie del cuerpo, sobre todo en las zonas de piel más gruesa, como las palmas de las manos y las plantas de los pies, y sus funciones principales consisten en la regulación de la temperatura corporal y el humedecimiento de las áreas expuestas a una mayor fricción. Su número varía de un individuo a otro: como término medio, de 150 a 340 glándulas por centímetro cuadrado de superficie cutánea.

Las glándulas apocrinas, más voluminosas que las anteriores, se encuentran sólo en las axilas, sobre el ombligo, en la región genital, alrededor de los pezones y en las orejas. Su secreción es relativamente escasa, y el sudor que producen tiene un aspecto lechoso, opaco y de color variable. Por lo general empiezan a funcionar en la pubertad, y su actividad es estimulada por la tensión emocional, el ejercicio físico y los estímulos sexuales.

La sudoración constituye fundamentalmente un mecanismo de regulación de la temperatura corporal: cuando el organismo se calienta en exceso, ya sea por causas externas (calor ambiental) o internas (esfuerzos musculares, fiebre, etc.), se secretan grandes cantidades de líquido hacia la superficie de la piel, lo cual facilita un rápido enfriamiento del cuerpo por evaporación de aquél.

Sin embargo, el sudor también cumple otras funciones importantes, como la eliminación de algunas sustancias nocivas para el organismo y la protección de las zonas expuestas a un mayor desgaste, que evita la descamación de la piel.

Es importante observar que el sudor es naturalmente inodoro, tal como sale de las glándulas sudoríparas. Sin embargo, si permanece por más de unas horas en contacto con la piel, las bacterias que normalmente colonizan la superficie de ésta se multiplican y dan lugar a productos metabólicos que producen el característico olor a sudor.

Sin embargo,  nos preguntamos ¿Cuándo y por qué sucede la sudoración excesiva?

La obesidad es una de las causas más conocidas y evidentes de sudor excesivo; los numerosos pliegues cutáneos que tienen las personas obesas facilitan el que las bacterias se acumulen en ellos y, con ésta el sudor, dando lugar a una combinación ideal para producir un olor penetrante. Por otra parte, las personas obesas deben hacer mayores esfuerzos para moverse, lo cual incrementa la energía calorífica del cuerpo.

El exceso de funcionamiento de la glándula tiroides, el hipertiroidismo, es una de las causas que se deben investigar cuando una persona suda más de lo habitual. Suele acompañarse de taquicardia, nerviosismo habitual y pérdida de peso.

Los sofocos de la menopausia son crisis de calor y sudor que afectan a las mujeres cercanas al climaterio. Son los síntomas más característicos de la menopausia y, a pesar de que son molestos para muchas mujeres, deben ser considerados como parte de la normalidad. También es mayor la sudoración durante los años de a pubertad y adolescencia, ya que son años en los que se desarrolla más las glándulas sudoríparas.

Otras causas de sudoración excesiva son el uso de prendas de fibra sintética, que no permiten la respiración de la piel ni absorben la humedad que de ella se desprende.

El alcohol o la aspirina son sustancias que incrementan la sudoración: el alcohol porque es una fuente de calorías rápidas, es decir, que se metabolizan rápidamente y producen calor enseguida; la Aspirina porque entre sus efectos está el de acelerar el metabolismo del cuerpo, con el consiguiente incremento en la producción de calor.

El estrés emocional es también un motivo de sudoración excesiva: las personas tímidas, ansiosas o proclives a la angustia ante situaciones de cierta tensión, padecen fácilmente sudoración excesiva.

A continuación, algunos remedios para la sudoración excesiva o hiperhidrosis con ingredientes naturales y de fácil elaboración.

 

Remedios populares

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #1: Lavar un limón,  partir y extraer su zumo.  Aplicar éste en las axilas, dejar puesto hasta 15 minutos y luego enjuagar con agua.  Este remedio reduce significativamente la sudoración en esa zona.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #2: Empapar un paño con vinagre de sidra de manzana y aplicar sobre la zona con exceso de sudor.  Dejar puesta por 15 minutos y luego enjuagar con abundante agua tibia.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #3: Colocar en una licuadora un par de tomates y licuar por unos instantes.  Aplicar la pasta resultante sobre el área afectada por sudoración excesiva.  Dejar puesta por 15 minutos y luego enjuagar.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #4: Moler varias hojas frescas de eucalipto hasta lograr una pasta que se aplicará sobre la zona con excesiva sudoración.  Realizar este remedio a diario por varias semanas y se notará la redución del sudor abundante.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #5: Verter 1 cucharada de hojas de astrágalo en una taza que contenga agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza antes de dormir.  Este remedio ayuda en los casos de sudoración nocturna.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #6: Hervir por 5 minutos en una taza de agua 2 cucharadas de hojas de bardana y, pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al día.  Este remedio es indicado para reducir la sudoración especialmente axilar.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #7 Realizar una infusión de salvia y tomar una taza a diario si se sufre de sudoración debido a cambios hormonales propios de la menopausia.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #8 Verter 1 cucharadita de menta y otro de hinojo en medio litro de agua y hervir por 10 minutos.  Tomar a lo largo del día si éste es caluroso y se está sudando mucho.  Este remedio refresca el organismo internamente.

Quizá te interese conocer

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #9 Verter unas gotas de aceite de coco y frotar éstas debajo de las axilas u otras zonas donde se presente sudoración excesiva.  Igualmente, puede mezclar 1 cucharadita de aceite de coco con una 1 cucharada de bicarbonato de sodio hasta formar una pasta y luego aplicar en la zona afectada.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #10 Hervir 3 bolsitas de té negro en 2 litros de agua por 10 minutos.  Una vez el agua está tibia, introducir los pies en el agua, dejar allí por 5 minutos y, por último, secar.  Este remedio ayuda a controlar la sudoración excesiva de los pies y su mal olor.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #11 Consumir jugo de pasto de trigo a diario.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #12 Mezclar 5 gotas de aceite de manzanilla en 1 cucharada de aceite de coco.  Empapar una bolita de algodón y pasar en las zonas donde se presente sudoración excesiva.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #13 Agregar una bolsita de té de manzanilla en el agua caliente de la tina.

Remedio para la sudoración excesiva o hiperhidrosis #14 Mezclar en un vaso de agua 1/2 cucharada de bicarbonato de sodio y adicionar 3 gotas de aceite de lavanda. Aplicar sobre la zona afectada.  Este remedio se considera que no sólo reduce la sudoración excesiva sino que también es un desodorante natural

 

Recomendaciones

Evitar la obesidad es uno de los pasos esenciales para no padecer sudoración excesiva.

Evitar las comidas demasiado calientes o picantes y frenar el uso excesivo del alcohol.

Acudir al médico siempre que una persona padezca de sudoración excesiva de causa poco clara y haya observado que pierde peso o que se encuentra muy débil para determinar si padece alguna infección crónica u otra enfermedad como la tuberculosis, la brucelosis u otras, que le haga sudar demasiado.

 

Conozca también

Remedios para el mal olor corporal

Remedios para los pies fríos

Remedios para la deshidratación

Los tés e infusiones en los remedios caseros

Zumos combinados con plantas medicinales

belleza natural


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

8 comentarios en Remedios para la sudoración excesiva o hiperhidrosis

  1. Nely María Ramos macías // 28 agosto, 2017 en 1:27 pm // Responder

    Buena tarde necesito un remedio contra la ingesta de Insecticida. hace 1 semana que una persona tomo insecticida.ha tenido vomito, temperaturas muy altas, delirio. le dieron antibiótico y para la temperatura. Pero aun no está sana.

    • remediospopulares.com // 28 agosto, 2017 en 5:06 pm // Responder

      Hola Nely:

      Lo mejor es llevar esta persona al hospital de inmediato para que la evalúen, ya que los remedios caseros y naturales no están recomendados en este caso.

  2. Me ha ayudado mucho el aceite de coco me lo pongo antes de dormir en las axilas y me ha bajado la sudoración considerablemente no al 100% pero ahí vamos!

  3. No sufro de hiperhidrosis, pero me dijeron algo del sudor que me llamó mucho la atención.

    Es cierto que se puede diagnosticar una afección del páncreas mediante el análisis del sudor?

    • remediospopulares.com // 24 marzo, 2016 en 10:04 pm // Responder

      Hola Guillermo:

      En efecto, el análisis del sudor permite determnar si una persona sufre una fibrosis quística del páncreas, enfermedad generalizada y de transmisión hereditaria que no sólo afecta a este órgano sino también a los pulmones, aparato digestivo, hígado, glándulas sudoriparas y salivares, genitales masculinos, etc.

      Esta afección es consecuencia de un mal funcionamiento de las glándulas de secreción externa, las cuales producen un líquido viscoso que obstruye sus conductos y se manifiesta sobre todo en forma de trastornos digestivos y respiratorios.

      En el análisis del sudor se encuentra una concentración de cloro y sodio anormalmente elevada.

  4. Éxito total con el remedio #4 con eucalipto. Me lo he aplicado y se ha reducido bastante la sudoración excesiva. Muchas gracias por sus remedios.

    A propósito quería saber si saben algo sobre el síndrome post-vacacional y cuáles son sus mejores remedios. Es que vengo de mis vacaciones y me siento como deprimido. Mis compañeros de trabajo me dicen que tengo este síndrome ¿Será verdad?

  5. He sufrido desde hace mucho tiempo de sudor excesivo; mis camisas y sueteres se empapan de mi sudor con facilidad. No sé si se deba porque vivo en un país tropical, pero una cosa sé que sudo más que lo demás en eso sí me he fijado.

    Ültimamente me he interesado por todo lo natural, más después de haber leído un artículo que trata sobre los químicos que usan en algunos desodorantes y su relación con el cáncer.

    Así que voy a probar los remedios #1 y #2 para ver cómo me va ..y luego les cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*