Conoce

Remedios para el tétano o tétanos

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El tétanos es una enfermedad rara, pero a menudo mortal, que afecta al sistema nervioso central y produce una contractura muscular dolorosa, a menudo violenta. Empieza cuando la bacteria que produce el tétano entra en el organismo, generalmente a través de una herida o de un corte que ha estado en contacto con las esporas de la bacteria.

Las esporas del tétanos se encuentran en el suelo, el polvo y el estiércol. El tétanos es una enfermedad no transmisible, lo que significa que no puede pasar de una persona a otra.

El tétanos es raro en la mayoría de los países desarrollados, donde casi todos los casos se producen en adultos que no fueron vacunados cuando eran niños o los que no han recibido vacunas de recuerdo durante los últimos diez años.

El tétanos causa espasmos musculares convulsivos y rigidez que pueden dar lugar a una parálisis respiratoria y a la muerte. El síntoma más común es el denominado trismus, una contractura rígida de la mandíbula, que no puede abrirse. En ocasiones, el tétanos es localizado, es decir, afecta sólo a una parte del cuerpo, donde empezó la infección.

Sin embargo, en casi todos los casos descritos, se extiende a todas las partes del cuerpo. El período de incubación, desde el momento de la lesión hasta la aparición de los primeros síntomas, oscila desde cinco días hasta tres semanas. Los síntomas suelen presentarse al cabo de 8 a 12 días, y el riesgo de muerte aumenta cuando lo hacen de forma precoz.

El tétanos está causado por una bacteria denominada Clostridium tetani, cuyas esporas se encuentran en el suelo, el polvo y las heces de animales. La bacteria entra en el organismo a través de cortes y abrasiones, pero sólo se multiplica en un ambiente sin oxígeno (anaerobio). Las heridas por punciones profundas y con una gran cantidad de tejido necrótico proporcionan el entorno sin oxígeno que permite que la bacteria crezca.

Cuando el germen crece, expulsa una toxina muy venenosa denominada tetanospasmina al torrente circulatorio, que alcanza el sistema nervioso. La infección suele transmitirse a través de heridas por punciones profundas, cortes o arañazos que no se limpian bien. Muchas personas asocian el tétanos a clavos oxidados y otros objetos sucios, enfermedad.

Las formas menos frecuentes de adquirir el tétanos son los arañazos y mordeduras de animales; heridas quirúrgicas, intervenciones dentales; punciones producidas por cristales, agujas, espinas y astillas, y el aborto terapéutico. Se han descrito casos raros en personas sin heridas conocidas o enfermedades de base.

El tétanos puede deberse al corte del cordón umbilical con un instrumento no estéril o presentarse cuando la herida umbilical se cuida de forma inapropiada. Es muy poco frecuente en los países desarrollados.

La toxina afecta a las terminaciones nerviosas dando lugar a una estimulación continuada de los músculos. Los síntomas iniciales son intranquilidad, irritación, rigidez del cuello y dificultad para tragar.

En aproximadamente la mitad de los casos, el primer síntoma es una contracción de la mandíbula denominada trismus, que impide que los pacientes abran la boca o traguen. El trismus suele seguirse de rigidez del cuello y de otros músculos de todo el cuerpo, además de espasmos incontrolables. Las crisis convulsivas son bastante graves y pueden producir fracturas. Otros síntomas engloban la pérdida de apetito y el babeo. Las personas con tétanos presentan dolor y temblores sólo en el lugar de la herida y espasmos en los músculos de alrededor.

En los países en vías de desarrollo, el tétanos neonatal supone aproximadamente la mitad de las muertes por tétanos, y se relaciona con la infección de la herida umbilical en un recién nacido de una madre no inmunizada. En todo el mundo unos 800.000 mueren a causa del tétanos cada año.

El tétanos se diagnostica por los síntomas clínicos y la historia médica, en la que no se encuentra el antecedente de inmunización frente al tétanos. El diagnóstico y el tratamiento precoces son cruciales para la recuperación. En general, cuantos más cortes de inoculación, más grave es la enfermedad.

 

Remedios populares

Es importante señalar que los remedios que se describen aquí son complementarios al tratamiento médica y ayudan a fortalecer el sistema inmunológico del organismo contra infecciones como el tétano.

Remedio para el tétanos #1:  Lavar y picar un pedazo de raíz de astrágalo de 1 pulgada y hervir en una taza de agua por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al dia.

Remedio para el tétanos #2: Hervir 1 taza de agua por 5 minutos y luego verter 1 cucharada de flores de equinácea.  Dejar en infusión por 10 minutos.  Colar y tomar 1 vez al día por un mes.

Remedio para el tétanos #3: Consumir alimentos ricos en vitamina C como las frutas cítricas, kiwis y fresas.

Otros remedios que se pueden emplear son los siguientes:

Remedio para el tétanos #4:  Aplicar un algodón empapado en aceite de castor sobre una herida y luego fijar con un vendaje. El aceite de castor tiene un enorme poder de limpieza y puede eliminar los agentes infecciosos. El vendaje debe cambia cada dos horas el primer día de tratamiento y 3 veces al día durante los siguientes tres días.

Remedio para el tétanos #5: Para las personas contrarias a las inmunizaciones, la inmunidad frente al tétanos se puede adquirir de forma natural tomando vitamina E, de acuerdo con un estudio reciente. Para obtener un máximo beneficio, se deben tomar 200 mg al día.

 

Recomendaciones

El tétanos es fácilmente prevenible mediante vacunación. Todos los niños deben estar vacunados con cinco dosis de DTaP, una vacuna combinada que ofrece protección frente a la difteria, tétanos y la tos ferina, antes de los siete años. 1 recomendación está apoyada por numerosas o nizaciones, y en algunos países los niños no j den entrar en la escuela si no demuestran que tán bien vacunados.

La vacuna DTaP se administra a los 2, 4 y 6 m y posteriormente a los 18 meses y entre 4 y 6 a tiene muy pocos efectos secundarios. Entre los 11 y los 13 años, los niños reciben una dosis de recuerdo denominada Td que incluye la difteria y el tétanos. Los adultos deben recibir un recuerdo de la vacuna Td cada diez años, aunque esto ocurre con poca frecuencia.

Los adultos que nunca se han vacunado contra el tétanos han de recibir tres inyecciones de la vacuna Td durante 6 a 12 meses y después seguir la recomendación de un recuerdo cada 10 años.

Los efectos secundarios de la vacuna del tétanos son leves: enrojecimiento, dolorimiento o tumefacción en el lugar de la inyección, que aparece al cabo de unas horas o hasta dos días después de la vacuna y desaparece en uno o dos días.

Los efectos secundarios, raros aunque graves, que requieren un tratamiento inmediato por parte de un médico son reacciones alérgicas importantes o un dolor intenso y profundo y contusión muscular en los brazos. Estos síntomas pueden empezar al cabo de dos días a cuatro semanas de la vacuna y se mantienen durante meses.

Es importante mantener las heridas y los arañazos limpios para prevenir la infección. El microorganismo crece sólo en ausencia de oxígeno, por lo que las heridas deben limpiarse adecuadamente

 

Conozca también

Remedios para prevenir la gangrena

Remedios para las ampollas

Remedios para eliminar las cicatrices

Remedios naturales para contusiones

Botiquín natural para viajes

bblognuestros-remedios-na

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*