Conoce

Remedios para disfagia, dificultad para tragar o deglución

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La disfagia es el nombre técnico con el que se conoce la dificultad para tragar o de deglución.

Es una sensación de que la comida no está pasando normalmente por el esófago hacia el estómago, dando la impresión de que se ha atascado. Esta sensación puede ser dolorosa, siendo el dolor la causa de la incapacidad para tragar, pero en otras ocasiones la disfagia no es dolorosa y la dificultad para tragar está causada por alguna obstrucción que impide el paso de los alimentos.

Algunas personas no tienen problema mecánico alguno, no presentan ninguna obstrucción, sino sólo una sensación de dificultad creada por la angustia o ansiedad: es una disfagia imaginaria.

Las causas físicas de la disfagia, dificultad para tragar o deglución Un dolor de garganta, una simple faringitis, es la causa más frecuente de dificultad para tragar. En este caso, se acompaña de dolor o molestias en el acto de la deglución.

Las personas que han tenido un reflujo gastroesqfágico durante mucho tiempo y a causa de él han sufrido la entrada del ácido del estómago en la parte baja del esófago, pueden, con el paso del tiempo, desarrollar una estrechez del esófago que les provoca una dificultad para tragar.

En este caso, la disfagia se va desarrollando a lo largo de muchos años y suele limitarse a una dificultad para tragar los alimentos sólidos, pero no los líquidos.

Cuando existe una dificultad para tragar tanto los alimentos sólidos como los líquidos, hay que pensar que la causa puede estar en una falta de coordinación de los movimientos de la deglución y en alguna de las varias enfermedades que lo causan: dermatomiositis, miastenia,  enfermedad de Parkinson, etc.

También es cierto que ciertas medicaciones causan dificultad para tragar, como es el caso de las fenotiazinas.

En ocasiones, las malformaciones o malposiciones de las estructuras cercanas al esófago son las que lo comprimen y causan una disfagia: es el caso de las compresiones causadas por la aorta o la arteria subclavia, que están tan cerca del esófago, que lo tocan y pueden llegar a comprimirlo, dificultando así el paso de los alimentos.

Los métodos diagnósticos En ocasiones es difícil realizar un diagnóstico de la causa que provoca la dificultad para tragar. Por ello, son necesarias exploraciones complementarias. Entre las exploraciones que más se han utilizado, y aún se utilizan, está el tránsito esófago-gástrico-duodenal, que consiste en beber una papilla de bario, sustancia que no deja pasar los rayos X y sirve, por tanto, como material de contraste que permite determinar si hay estrecheces u otras anomalías a lo largo del esófago, del estómago e incluso de los intestinos.

La endoscopia consiste en la introducción de un tubo flexible por la boca hasta llegar al estómago. En el trayecto se visualiza todo el esófago (esqfagoscopia) y se pueden diagnosticar las anomalías que existen. También permite ver el estómago (gastroscopio.).

Existen varios remedios caseros y naturales que se pueden utilizar para facilitar el proceso de tragar y que son complementarios al tratamiento médico.

 

Remedios populares

Remedio para disfagia, dificultad para tragar o deglución #1: Hervir 60 g de marrubio negro en un litro de agua durante 10 minutos, colar, tomar el líquido a lo largo del día.

Remedio para disfagia, dificultad para tragar o deglución #2: Hervir durante 10 minutos en 1 litro de agua  60 g de marrubio negro y 40 g de cardo mariano.  Colar  y distribuir en 6 raciones a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días a la semana, durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para disfagia, dificultad para tragar o deglución #3: Hervir durante 10 minutos n en 1 litro y 1/4 de agua, 40 g de hojas de cincoenrama y 40 g de flores de maravilla o caléndula  colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 diarias, durante 16 días consecutivos, descansar una semana y empezar una serie de 16 días más.

Remedio para disfagia, dificultad para tragar o deglución #4: Tomar extracto alcohólico de marrubio negro (se puede conseguir en las farmacias botánicas) a razón de 50 gotas en un poco de agua, 4 veces al día, incluso al acostarse, durante 10 días consecutivos, a continuación disminuir las tomas a 3 diarias, durante 10 días más, y finalmente a 2 veces diarias durante 20 días.

Quizá te interese conocer remedios para la inflamación del esófago o esofagitis

Remedio para disfagia, dificultad para tragar o deglución #5:  Realizar aplicaciones sobre la región dorsal de compresas con marrubio negro y hojas de naranjo dulce, o también equiseto menor y cardo mariano.

 

Conozca también

Remedios para la indigestión o dispepsia

Remedios para la acidez o agrura

Zumos para el reflujo

11 remedios para los espasmos estomacales

Remedios para la hernia de hiato

bblognuestros-remedios-na

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*