Conoce

Vitaminas y minerales para la fertilidad

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Para comprender los temas de fertilidad, primero es necesario conocer las bases de la reproducción humana. La fecundación ocurre cuando un espermatozoide se encuentra con un óvulo y da lugar a la formación de un zigoto que contiene  material genético (ADN) tanto del padre como de la madre.

Si se produce el embarazo, el zigoto se desarrollará y dará lugar a un embrión, después al feto y finalmente, si todo va bien, nacerá un niño o una niña.

Los espermatozoides son pequeñas células que transportan el material genético del padre. Los espermatozoides se encuentran en un líquido llamado semen, que se expulsa al exterior a través del pene durante las relaciones sexuales. La cola del espermatozoide le permite avanzar por el tracto reproductor femenino hasta alcanzar el óvulo.

El óvulo es la célula que transporta el material genético de la madre. Una vez al mes, el ovario produce y libera un óvulo maduro mediante un proceso denominado ovulación. Este óvulo penetra en la trompa de Falopio que conduce al útero, donde se produce la fecundación.

Cuando tiene lugar la fecundación, la célula resultante (que ahora contiene material genético tanto de la madre como del padre) se denomina zigoto. Esta célula única se divide en múltiples células, y el grupo resultante (blastocisto) se instala en el interior del útero.

La capa interna del útero (endometrio) se ha preparado para recibir el embarazo engrosándose. Si el blastocisto se adhiere con éxito a la pared del útero, empieza el embarazo.

Sin embargo, en ocasiones, la fertilidad puede verse complicada por una serie de factores.  En el caso de la mujer como son adherencias pélvicas, endometriosis, factores cervicales, edad avanzada, déficit nutricionales, hormonales, entre otros.

Existen numerosas condiciones que pueden dar lugar a problemas de fertilidad masculina.  En este sentido, el hombre puede nacer con testículos que no hayan descendido adecuadamente desde la cavidad abdominal (donde los testículos se originan) hasta el saco escrotal, o puede haber nacido con un solo testículo normal. El tamaño del testículo puede ser inferior al normal.

Infecciones anteriores (como parotiditis o paperas) pueden afectar la función testicular, al igual que un traumatismo anterior.

La presencia de venas anormalmente grandes (varicocele) en los testículos puede aumentar la temperatura testicular, lo que disminuye el recuento de espermatozoides, el consumo de drogas, consumo excesivo de alcohol, el uso de esteroides anabolizantes, algunos medicamentos, diabetes, problemas tiroideos u otros trastornos endocrinos pueden tener diferentes efectos directos s formación del esperma (espermatogénesis). 

Ciertos problemas de la anatomía del hombre hacer que los espermatozoides se eyacule hacia la vejiga y no hacia el pene.

A continuación se presenta una serie de vitaminas y minerales que pueden aumentar la fertilidad.

 

Vitaminas y minerales para aumentar la fertilidad

Las vitaminas y minerales pueden ayudar en el proceso de lograr una mayor fertilidad.  A continuación, veamos algunos:

La vitamina E tiene una actividad antioxidante que evita los trastornos reproductivos en hombres y mujeres. Puede aumentar el recuento de espermatozoides y su motilidad, en hombres, y equilibrar las hormonas, en mujeres.

La vitamina C tiene una actividad antioxidante que evita la lesión reproductiva en hombres y mujeres. Además, se ha demostrado que el suplemento con vitamina C da lugar a un aumento importante del recuento de espermatozoides y mejora la calidad del esperma en hombres infértiles.

El ácido fólico (como parte de polivitamínicos) mejora la fertilidad en las mujeres.

La deficiencia de zinc suele asociarse a un recuento de espermatozoides bajo. Algunos estudios han demostrado que la suplementación con cinc puede mejorar la fertilidad masculina.

La suplementación con arginina da lugar a un aumento importante del recuento de espermatozoides y de su motilidad.

El selenio tiene actividad antioxidante. Los suplementos de selenio dan lugar a un aumento del recuento de los espermatozoides y de su motilidad.

La suplementación con betacarotenos puede aumentar también el recuento de espermatozoides y su motilidad.

Las vitaminas del complejo B (B2, B6 y B12) son importantes para una fertilidad óptima.

Quizá te interese conocer

 

Conozca también

Alimentos para la fertilidad masculina

Remedios para aumentar los estrógenos

Remedios para ovarios inflamados u ovaritis

Remedios para galactorrea (prolactina alta)

Remedios para la ovulación dolorosa o dolor de la ovulación (Mittelschmerz)

Remedios para el cáncer de mama, seno o pecho (preventivos)

Remedios para ovular o para la ovulación

Remedios para la sequedad vaginal

Remedios para el cáncer de útero

 

remedios infertilidad

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*