Conoce

Remedios para un hígado sano

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


En el conjunto del organismo, el hígado desempeña un papel esencial porque lo protege de todo tipo de intoxicaciones causadas por sustancias que penetran en el cuerpo con los alimentos, los medicamentos o el aire que respiramos.

Para ello, por ejemplo, produce bilis, una sustancia que se acumula en la vesícula y que es capaz de matar microbios y desactivar agentes tóxicos, pero que sobre todo permite la asimilación de las grasas, descomponiéndolas en pequeñas gotas sobre las que pueden actuar las enzimas digestivas.

Además, el hígado es un almacén de hierro, de vitaminas y de energía en forma de glucógeno.

La mayoría de personas está expuesta a una sobrecarga de tóxicos ambientales, como metales pesados, químicos y compuestos artificiales, que puede comprometer el funcionamiento del sistema formado por el hígado y la vesícula. De allí, la importancia de mantener el hígado saludable.

A continuación se presentan remedios para un hígado sano que son sencillos de elaborar con ingredientes naturales.

 

Remedios populares

Remedio para un hígado sano #1: Tomar de entre los 280 y los 600 mg de extracto de cardo mariano al día durante 6-8 semanas o más.  Realizar este remedio 2 veces al año.  Según se ha probado, posee un componente activo denominado silimarina con propiedades desengrasantes que incluso favorece la creación de nuevas células hepáticas. Se ha demostrado que puede ser útil no sólo para proteger este órgano sino también para combatir hasta la hepatitis, sobre todo en casos crónicos.

Remedio para un hígado sano #2: Verter 1 cucharada de diente de león en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Dejar refrescar, colar y tomar 1 taza al día por un mes.  Realizar este remedio 2 veces al año.   El diente de león puede ser recogido en primavera en el campo, en lugares no contaminados.

Remedio para un hígado sano #3: Hervir 1 litro de agua que contenga 2 cabezas de alcachofas, previamente lavadas, durante 10 minutos.  Pasado ese tiempo, tapar y dejar refrescar.  Tomar a lo largo del día.  La alcachofa estimula el flujo de bilis, mejora la digestión de las grasas y reduce los niveles de colesterol malo o LDL y de triglicéridos en sangre hasta un 15%.   Debido a ello, se recomienda el consumo de este remedio a diario.

Remedio para un hígado sano #4: Verter un manojo de hojas de cola de caballo en un litro de agua y hervir por 10 minutos.  Cubrir y dejar refrescar.  Colar y tomar a lo largo del día.

Remedio para un hígado sano #5: Aplicar envolturas húmedas y calientes. Las envolturas se dejan 20 minutos sobre la región hepática y se repiten entre 2 y 3 veces por semana. Son adecuadas para fortalecer este órgano.

Quizá te interese conocer dieta desintoxicante del hígado

Remedio para un hígado sano #6: Usar remedios homeopáticos como Colocynthis y Magnesium phosphoricum acidum.

Remedio para un hígado sano #7: Hervir 1/2 cucharadita de cúrcuma en 1 taza de agua por 5 minutos.  Pasado ese tiempo, dejar reposar cinco minutos, colar y tomar caliente a sorbitos. De 2 a 3 tazas diarias, varias semanas.

 

Recomendaciones

Reducir la ingesta de grasas saturadas (alimentos de origen animal y aceites de palma y coco) o parcialmente hidrogenadas (margarinas, bollería y platos preparados), así como dulces y productos elaborados con harinas refinadas.

Aumentar el consumo de vegetales frescos.

Incrementar el consumo de grasas insaturadas (aceite de oliva, lino, nuez, calabaza…).

Reducir o eliminar el alcohol si se desea tener un hígado sano. La dosis máxima diaria que no se asocia a un riesgo para hombres es de 750 ml de cerveza o 375 mi de vino. En el caso de las mujeres, esa cifra se reduce a la mitad porque sü estómago segrega menos ciclooxigenasa, una enzima que descompone el alcohol antes de que llegue al intestino y, por tanto, a la sangre y al hígado. Sin embargo, estas dosis pueden superarse con facilidad en el día a día.

Quizá te interese conocer

Conoce remedios para bajar la bilirrubina alta

Evitar, siempre que sea posible, los medicamentos hepatotóxicos como el paracetamol. Es sorprendente que un medicamento de venta libre sin receta sea la principal causa de fallo hepático fulminante. En teoría, si no se sobrepasan las dosis recomendadas en el prospecto no se debieran presentar efectos secundarios, pero no todas las personas conocen el estado de su hígado. Otros medicamentos que sobrecargan el hígado son los esteroides, las píldoras anticonceptivas, las estatinas contra el colesterol o los antibióticos como la eritromicina. Si se toma alguno de estos medicamentos conviene hacer un seguimiento del estado del hígado.

Evitar, según la medicina tradicional china, las especias como el chile o la pimienta, las comidas muy calientes o muy cocinadas y el café, que favorecen el yang.

 

Conozca también

Remedios para la cirrosis hepática

Vitaminas y minerales para la pronta curación de la hepatitis

Remedios para bajar las enzimas del higado

Dieta para la hepatitis

Remedios para la ascitis

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para el hígado graso

Remedios para hígado perezoso o lento

remedios


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*