Conoce

Remedios con alquequenje para la gota, artritis y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El alquequenje es un árbol, perteneciente a la familia de las Physalis, de tallo, derecho, anguloso, ligeramente pubescente y de color verde o rojizo.

Posee nudos acodados de los que nacen una o dos hojas largas, ovaladas y ligeramente puntiagudas y, entre ambas, las flores blanquecinas o blancoamarillentas y solitarias, parecidas a las de la patata.

Sus bayas semejantes a pequeñas cerezas de color rojo anaranjado maduran encerradas en una cápsula escarlata ligera y casi transparente, que por sus nervios pronunciados la asemeja a una delicada linterna veneciana.

Esta planta florece en primavera y verano, no hay que recolectarla hasta más adelante, por lo general en septiembre, cuando las bayas ya están bien maduras. Para ello, se seleccionan las plantas vigorosas y se cortan los tallos completos, pero respetando la base y las raíces para que puedan rebrotar en la primavera siguiente.

Las plantas así cortadas se dejan secar a la sombra, sobre cañizos o colgadas a mr no-jos del techo; es digno de resaltar el que, si se la deja secar en un recipiente o un florero sin agua, el alquequenje se conserva igualmente hermoso durante todo el invierno..

El alquequenje es conocido desde la antigüedad. Dioscórides le da el nombre de solano halicábalo.

Tras describir la planta, nos dice que tanto el fruto como el jugo resuelven la ictericia y provocan la orina. Posteriormente, en el siglo XVII, tanto Schroeder como Culpeper alaban sus propiedades. Sin embargo, cae en el olvido hasta el siglo pasado, cuando se pudo obsevar sus notables virtudes  tanto en el tratamiento de los reumatismos como en el de la retención de orina, volviéndolo a lanzar al público conocimiento y a hacerlo imprescindible para dichos tratamientos.

 

Propiedades del alquequenje  

Todas las partes de la planta tienen las mismas propiedades, y son excelentes diuréticos y eliminadores del ácido úrico, muy útiles en el tratamiento de la gota, la artritis, la hidropesía y todo tipo de afecciones renales (formación de cálculos renales) y también es antirreumático.

También es importante de destacar que las bayas son comestibles y mucho más ricas en vitamina C que la naranja y el limón, tanto como el escaramujo (el fruto del rosal silvestre).

 

Remedios populares   

Remedio con alquequenje para la gota #1: Hervir en un litro de agua durante cinco minutos un puñado de bayas secas. Dejar en recoso hasta que se enfrie. Tomar de cuatro a cinco tazas al día.

Remedio con alquequenje para la gota #2:, Verter un litro de agua hirviendo sobre dos puñados de planta seca, desmenuzada. Dejar reposar durante diez minutos. Tomar de cuatro a cinco tazas al dfa.

Remedio con alquequenje para el reumatismo:. Macerar durante diez días 20 g de planta seca desmenuzada y 20 g de frutos secos en 160 g de alcohol de 60″. Filtrar y tomar cuatro o cinco cucharaditas al día.

Remedio con alquequenje para la retención de líquidos: Desmenuzar y luego triturar en un mortero ciertacantidad de planta fresca y. a ser posible, de frutos frescos, hasta reducir todo a una pasta. Introducirla en una tela fuerte y exprimir, por torsión, para «tener el zumo. Añadir la misma cantidad de azúcar, disolviendo en caliente. Tomar dos o tres cucharadas al día.

Remedio con alquequenje para la artritis #1: Macerar, durante diez días, 20 frutos secos y un puñado de hojas en un litro de buen vino blanco. Filtrar y tomar dos o tres copitas al día

Remedio con alquequenje para la artritis #2: Dejar en remojo 50 o 60 g de bayas secas en un litro de agua fría. Hacerlas hervir a continuación durante cinco minutos; separar del fuego y, con el recipiente bien tapado, dejar reposar otros diez minutos. Filtrar y tomar dos vasos al día, entre las comidas

Remedio depurativo con alquequenje Hervir 20 bayas de alquequenjes por 5 minutos en 1 litro de agua. Dejar reposar y enfriar.  Filtrar y beber un vaso por la mañana en ayunas.

Remedio con alquequenje para la pancreatitis: Hervir en 1 litro de agua 50 g de milenrama y 60 g de bayas de alquequenje durante 10 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 3 tazas al día por 20 días con el fin da aliviar los síntomas de la pancreatitis.

 

Recomendaciones

Una de las maneras más sabrosas de aprovechar sus virtudes consiste en no prepararlas en absoluto; es decir, consumirlas cuando están maduras, como si fueran cerezas.

En efecto, las bayas de alquequenje tienen un agradable sabor agridulce y pueden comerse crudas, sin sazonar o con un poco de sal; también se pueden aliñar con vinagre, como los pepinillos, constituyendo un excelente condimento; o preparar con ellas confituras o jarabes, como con cualquier otra fruta comestible.


Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*