Conoce

Remedios y trucos caseros con sal

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La sal es un mineral formado por una reacción de un ácido y una base. Está constituida por cationes metálicos y aniones que pueden contener oxígeno o no.

La sal ha sido valiosa desde tiempos remotos. Ciertas tribus africanas del interior del continente, estaban dispuestas a pagar con gemas un saquito de sal.

Los cazadores que se acercaban por sus tierras llevaban algunos kilos como ventajosa moneda de trueque.

Según el historiador romano Plinio, en el siglo I, a los soldados se les pagaba, en parte, con sal. De ahí viene el nombre de salario. Y es que la sal, además de hacer sabrosos los alimentos más insípidos, también era imprescindible para conservarlos y hasta se utilizaba como antiséptico, lo cual era muy importante para un soldado.

En la actualidad, se comprende la importancia de la sal cuando se sabe que el 60 % del cuerpo humano está formado por agua y que esa cantidad debe permanecer constante y con el pH -grado de acidez adecuado, lo que se consiguen con el sodio y el cloro. Gracias al agua, que forma parte de tejidos y líquidos corporales, la temperatura se mantiene en torno a los 37 grados, se transportan los nutrientes, se pueden disolver las sustancias para ser asimiladas o expulsadas y, en definitiva, gracias a ella todos los órganos funcionan.

Propiedades nutritivas y curativas

La necesidad de sal de organismo debpende de la actividad que realice y de su propia naturaleza. El organismo usa la sal (sodio)  en el equilibrio hídrico y el estómago para formar el ácido clorhídrico, que interviene en la digestión. Estos minerales también se toman a través de muchos alimentos.

Contienen sodio los embutidos, el jamón, los ahumados, el queso, las aceitunas, el pan, los pasteles, los cubitos de caldo y todos los productos industriales y precocinados. El cloro está presente en cantidades importantes en los mariscos, la leche, la carne y los huevos.

¿Qué cantidad se debe eliminar? El 90 % del sodio y del cloro que se ingieren se pierde a través de la orina, y el resto, en el sudor y las heces. Son los ríñones los que controlan la cantidad que pueden eliminar, dependiendo del aporte de sal que reciba el cuerpo. Así que, cuando todo funciona bien, se elimina tanta sal como se toma.

El equilibrio es fundamental. Si los niveles de sodio aumentan en la sangre por encima de lo necesario, el cuerpo se defiende provocando la sensación de sed, para diluirlo con el agua y eliminarlo por la orina. Si los niveles son bajos, a la orina llega menos cantidad de sodio. Como de él depende que no se pierdan líquidos, el cuerpo lo “ahorra”.

Usted debería consumir sal suplementaria:

  • En caso de deshidratación. Se produce cuando el organismo pierde gran cantidad de agua a causa de una insolación, vómitos continuados o diarrea. Entonces se administra un suero glucosalino (con sal y azúcares) “gota a gota” por vía intravenosa, ya que si el agua y los minerales no se reponen de inmediato, la temperatura corporal sube tanto que se puede producir un colapso o la muerte.
  • Si sufre diarrea moderada. Para paliar la pérdida de líquidos, es bueno dar un preparado con zumo de un limón, media cucharadita de bicarbonato sódico y una pizca de sal, todo ello diluido en un litro de agua hervida. Se recomienda beber 2 ó 3 litros al día.
  • Si practica deporte de fondo. Corredores, tenistas, etc, sudan mucho. Por cada litro de agua que se pierde, la temperatura sube 0,3° C y la frecuencia cardiaca aumenta en 8 latidos por minuto. Por eso, se aconseja beber antes, durante y después del ejercicio. También conviene tomar comidas algo saladas antes del ejercicio para retener agua y evitar los calambres, y después del ejercicio, para reponer minerales.
  • Si tiene hipotensión. A las personas con la presión arterial baja les viene bien tomar una cantidad de sal algo superior a la recomendada, siempre que no tengan ningún problema circulatorio.

¿Qué sal interesa más?

Gema o mineral. Es la más corriente, está cristalizada y tiene una textura basta, que normalmente se refina. Procede de yacimientos o minas que se encuentran en lugares donde antes hubo mares que se secaron.

Marina. Obtenida del agua de mar, se la considera de mejor calidad que la sal gema, pero la verdad es que sólo contiene algunos minerales más. Se suele vender en herbolarios tanto en versión gorda como fina.

Flor de sal. Se presenta en gruesas escamas y se obtiene de la parte de arriba de las salinas. Va muy bien con pescados y verduras fritas.

Yodada. Es sal marina. Contiene yodo, necesario para que la glándula tiroides produzca hormonas tiroideas. Cuando hay déficit de este mineral, se produce el bocio (crecimiento exagerado de la tiroides), nerviosismo y obesidad. A veces también tiene añadido flúor para prevenir las caries.

Remedios populares

Remedio con sal para los pies cansados #1  Agregar 1 galón de agua caliente en un recipiente resistente al calor lo suficientemente grande como para dar cabida aambos pies. Añadir 4-5 gotas de aceite esencial de lavanda  y 2 cucharaas de sal marina.  Remover el agua y luego sumergir los pies por 15 minutos. Pasado ese tiempo, secar los pies.

Remedio con sal para torceduras o esguinces: Disolver en 1/2  taza de agua  2 cucharadas de sal. Luego, hervir por 5 minutos y esperar que se refresque. Luego, lavar la lesión con esta preparación tibia.

Remedio con sal para contusiones: Poner sobre un paño de algodón 3 cucharadas de sal.  Luego doblar los bordes y empaparlo con agua tibia.  Aplicar sobre el área afectada, a moda de compresas, varias veces al día (después de 8 horas de haber recibido el golpe).

Remedio con sal para la crisis nerviosa Disolver en el agua del baño 1/2  libras de sal marina y sumergirse en la tina por 15 minutos.

Remedio con sal para la sinusitis  Mezclar 1 pizca de sal marina, 3 gotas de esencia de lavanda, 2 cucharadas de agua, y 3 gotas de aceite de oliva y poner al fuego.  Tan pronto rompa a hervir, retirar y deja reposar hasta que esté fresco.  Posteriormente, aplicar  2 ó 3 gotas de esta solución en las fosas nasales, dos o tres veces al día.

Remedio con sal para refrescar el aliento Disolver 2 cucharadas de vinagre de manzana y 1 cucharadita de sa  en un vaso de agua tibia. Enjuagar con esta solución la boca

Remedio con sal para la hipotensión: Colocar una pizca de sal bajo la lengua  si se sufre de hipotensiòn por primera vez.

Remedio con sal para combatir el pie de atleta:  Mezclar 2 cucharaditas de sal en 1/2  litro de agua tibia.  Mantener los pies por 10 minutos.  Secar especialmente entre los dedos de los pies.

Remedio con sal en caso de insomnio  Consumir una ensalada que contenga cebolla, limón, aceite de oliva y una pizca de sal durante la cena.

Remedio con sal para el dolor de muela: Mezclar  5 clavos,  una pizca de sal y unas hebras de azabrán en una taza de agua y llevar a ebullición por 10 minutos.  Retira del fuego y dejar refrescar.  Colar y usar esta preparación como enjuague 4 ó 5 veces al día

Remedio con sal para la tiña Verter 2 tazas de sal al agua tibia de la tina y mezclar vigorosamente.  Introducirse en la tina y permanecer en ella por 30 minutos.  Realizar este remedio 2 veces diarias por un mes. La sal combate el crecimiento de este hongo.

Remedio con sal (marina) para eliminar los callos Mezclar cantidades iguales de aceite de oliva y sal marina y dejar a un lado. Sumergir los pies con callos en agua tibia durante diez minutos para ayudar a ablandar la zona. Aplicar suavemente la pasta sobre las zonas afectadas en movimientos circulares durante unos minutos. Enjuagar con agua tibia y luego secar. Repetir este remedio una vez al día hasta que los callos se desaparecieron por completo.

Trucos caseros con sal

Truco con sal para renovar las tablas para picar Después de lavar con agua y jabón sus tablas para picar verduras y para cortar el pan, frótelas con un paño húmedo y sal. Su apariencia y su color se renovarán constantemente.

Truco con sal para limpiar su refrigerador (heladera) Todos tenemos que hacerlo alguna vez, y ahora le toca a usted. Después de sacar toda los alimentos y las rejillas, mezcle un puñado de sal en unos 3.5 litros de agua tibia y limpie con esto y una esponja el interior del aparato. Esta mezcla no es abrasiva, así que no estropeará con ella las superficies ni introducirá olores ni gases químicos.

Truco con sal para quitar rápidamente los residuos de la masa He aquí una forma de facilitar la limpieza de la mesa después de haber extendido en ella la masa o haber amasado el pan: espolvoree la superficie harinosa con sal. Ahora puede limpiar a fondo con una esponja. Olvídese de los grumos pegajosos.

Truco con sal para eliminar las manchas de té y café El té y el café dejan manchas en las tazas y demás utensilios. Usted puede quitar estas feas marcas espolvoreando sal en una esponja y frotando con ella la mancha en pequeños círculos. Si la mancha persiste, mezcle vinagre blanco con sal a partes iguales y frote con la esponja.

Truco con sal para lustrar el cuello de su tetera Los cuellos de teteras muy manchados se limpian con sal.

Truco con sal para limpiar su cafetera eléctrica Si su café ya sabe un poco amargo, haga esto: llene su cafetera eléctrica con agua, añádale 4 cucharadas de sal y póngala a funcionar. Después, enjuague bien todas las partes de la cafetera. El siguiente café que prepare en ella tendrá su auténtico y delicioso sabor.

Truco con sal para aprovecher el café recocido Si puso a funcionar la cafetera, se distrajo y el café estuvo hirviendo durante mucho tiempo, en vez de tirarlo por el sabor amargo que adquirió, póngale una pizca de sal a una taza de ese café

Truco con sal para evitar salpicaduras al cocinar ¿Cuántas veces se ha quemado por las salpicaduras mientras fríe tocino para un suculento desayuno? La próxima vez, póngale un poco de sal al sartén antes de freír alimentos que pueden salpicar. Cocinará sin dolor y no tendrá que limpiar su cocina después.

Truco con sal para cocinar más rápido ¿Está de prisa? Añada una pizca o dos de sal al agua en la que está cociendo el alimento. Esto hará que el agua hirviendo alcance una temperatura mayor, de manera que el alimento requerirá menos tiempo de cocción. Recuerde que la sal no hace que el agua hierva más rápido.

Truco con sal para descascarar más fácilmente los huevos cocidos ¿Alguna vez se ha preguntado si hay un secreto para descascarar los huevos cocidos sin romper el cascarón en un millón de pedacitos? En efecto, existe. Añada una cucharadita de sal al agua antes de poner a hervir los huevos.

 

Conozca también:

Remedios para miomas o fibromas

Remedios para la sequedad nasal

Remedios para la hemorragia o sangrado rectal leve

Remedios goteo posnasal

Remedios caseors para el prolapso

Remedios naturales para la congestión nasal

Remedios para la otitis media

mis trucos caseros


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*