Conoce

Remedios para los dolores de crecimiento

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


Los dolores de crecimiento se definen como aquellos dolores óseos no relacionados con traumatismos que aparecen en los miembros inferiores (muslos y piernas), principalmente durante el descanso nocturno.

Afecta a un 10 – 20 por ciento de los niños en edad escolar, entre los 4 y los 12 años. En la gran mayoría de los casos, este dolor es una evidencia de que el niño está creciendo, tratándose de una patología benigna y limitada, que no reviste gravedad.

Desde el punto de vista anatómico, lo que crece (aumenta de volumen) son las masas óseas (los huesos), las cuales, al aumentar de tamaño, generan en los músculos un «estirón», lo que constituye un estímulo para que aumente la masa muscular, que es la verdadera causa del dolor.

Según investigaciones recientes, el hecho de que este dolor se produzca por la noche puede deberse a que el cartílago de crecimiento, situado en los extremos de los huesos largos, se comprime al caminar o estar de pie, mientras que la presión sobre este cartílago cesa cuando el cuerpo está acostado, de forma que es entonces cuando los huesos pueden alargarse.

Sus síntomas prncipales son:

  • Dolor de aparición nocturna (aunque ; eso no quita que a veces se pueda presentar al final de la tarde o al despertar), localizado habitualmente en muslos, pantorrillas y por detrás de las rodillas.
  • Tiene más de 3 meses de evolución.
  • Se trata de un dolor no localizado en las articulaciones, y que puede llegar a limitar la actividad normal del niño.
  • Persiste desde minutos a horas y varía considerablemente en cuanto a frecuencia e intensidad.
  • Típicamente empeora por la tarde e incluso puede llegar a despertar al niño por la noche.
  • Siempre son dolores bilaterales: ocurren a ambos lados del cuerpo, aunque no de forma simétrica; una noche puede doler el muslo izquierdo y la pantorrilla derecha y la noche siguiente puede ser al contrario.
  • No se acompaña de manifestaciones externas como hinchazón o eritema (enrojecimiento) y tampoco de cojera ni limitación articular. No produce dolor al tacto.
  • En algunos casos pueden surgir también dolores de cabeza, dolores abdominal y dolores de extremidades.

Es importante no confundir los dolores del crecimiento con los calambres musculares. Aquéllos son un conjunto específico: un dolor severo, generalmente en la pantorrilla, causado por un espasmo. En los calambres, generalmente usted puede ver el espasmo en el músculo. Ese no es el caso de los dolores del crecimiento.

Qué puede indicar
Estos dolores son una manifestación del crecimiento, de forma armónica y normal, del niño. El hecho de que se presenten todos los síntomas característicos sirve para descartar otras dolencias.

También pueden presentarse como consecuencia de una actividad física exagerada en niños que se encuentran en edad de crecimiento.

 

Remedios populares

Remedio para los dolores de crecimiento #1: Aplicar calor local mediante compresas, bolsas de agua caliente, manta eléctrica, etc., sobre la zona con dolor.   Incluso un baño caliente de 15 minutos puede proporcionar alivio. Sin embargo, no deje a su hijo solo con un cojín eléctrico por mucho tiempo, porque podría ponerse demasiado caliente.

Remedio para los dolores de crecimiento #2  Dar suaves masajes que activan la circulación venosa (de abajo arriba) sobre las piernas o en la zona donde se localiza el dolor hasta que se sienta mejor.

Remedio para los dolores de crecimiento #3 Ayudar a su hijo para que efectúe estiramientos musculares, realizados lenta y tranquilamente, sin forzar los músculos, también pueden aliviar un poco.

 

Recomendaciones

Tranquilizar con palabras. El dolor es atemorizante para los niños, aun si la causa es una contractura muscular. Explique a su hijo que los dolores en las piernas probablemente son causados por demasiado ejercicio y que pasarán pronto. Tranquilizarlo es lo más importante, pues los niños necesitan saber que lo que experimentan no es el resultado de un padecimiento terrible.

Usar una bolsa de acampar. Como medida preventiva para detener futuros episodios de dolor, puede ayudar mantener caliente la pierna de su hijo durante la noche, mientras duerme. No querrá usted que él duerma toda la noche con un cojín o una manta eléctricos, porque puede ser peligroso. Pero los niños pequeños pueden estar bien arropados en una bolsa de dormir para acampar. Esa bolsa mantendrá caliente la pierna del niño, y él probablemente lo disfrutará.”

Acudir al doctor
A veces el dolor de piernas en los niños puede ser un signo de condiciones serias, como la artritis reumatoide.  Se aconseja establecer contacto con un médico, si cualquiera de estos síntomas acompañan al dolor.
• Fiebre.
• Hinchazón en músculo o articulaciones (cambio de color y de temperatura)
• Fatiga excepcional, pérdida del apetito y pérdida de peso.
• Cojera.
• Deformidad de la extremidad o de las articulaciones, así como si
• Dolores matutinos al despertar

 

Conozca también

Remedios para crecer en estatura o en altura

Remedios para combatir el raquitismo

Remedios para la rubéola

Remedios para el sarampión

Remedios para la sudamina

Remedios para la timidez

Remedios para la tos en los niños

Remedios para la tos ferina

Remedios caseros para la varicela

bannerhijosconsalud2

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*