Conoce

Remedios para la cirrosis hepática

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La cirrosis hepática es una enfermedad crónica, que se desarrolla lentamente en el hígado-

Ésta se caracterizada por la proliferación exagerada y continua de pequeñas cicatrices en el interior del hígado que impide el normal funcionamiento de este órgano (depurar la sangre, elaborar proteínas y vitaminas, formar elementos defensivos) y produce una alteración de la circulación sanguínea a través de este.

La cirrosis hepática es más frecuente entre los varones mayores de 50 años aunque los primeros síntomas sue­len aparecer a partir de los 30.

Por lo general, es causado por el consumo prolongado de elevadas cantidades de be­bidas alcohólicas, por Infecciones anteriores (hepatitis) y algunas intoxicaciones con sustancias químicas industriales (fós­foro) y medicamentos.

En la primera etapa de esta enfermedad, la persona manifiesta pérdida de apetito, fatiga o indigestión. Luego aparecen otros síntomas como alteraciones en las hormonales sexuales (impotencia, disminución de la libido, cambios en la distribución del vello corporal, crecimiento de las mamas del hombre y reducción de las de la mujer, disminución del tamaño de los testículos, esterilidad y trastornos en el ciclo menstrual), hemorragias frecuentes, hinchazón del abdomen, dilatación de las venas del esófago, entre otros.

Es importante observar que en la cirrosis hepática, al igual que otras enfermedades del hígado, la piel adopte un tinte amarillento (ictericia) debido a la permanencia y el depósito en la piel de un pigmento biliar, denominado bilirrubina, normalmente transformado en el hígado sano antes de su eliminación por la orina.

También puede aparecer signos en las manos, como eritema (enrojecimiento) palmar, que puede llegar a afectar a los pulpejos de los dedos. También pueden presentarse uñas en «vidrio de reloj» o cianosis ungueal.

Igualmente, se pueden apreciar cambios de conducta en las personas con cirrosis hepática de­bido a la acción ejercida sobre el cerebro por sustancias que un hígado no ha podido eliminar. Entre las alteraciones más comunes se encuentran los trastornos de la personalidad, los cambios bruscos de humor, la pérdida de la capacidad intelectual (memoria, concentración), la de­sorientación, el temblor de las manos, las alteraciones en la escritura, la som­nolencia diurna y el insomnio nocturno, etc.

A continuación remedios caseros y naturales que ayudan a aliviar la cirrosis hepática

 

Remedios populares

Remedio para la cirrosis hepática #1: Dejar en remojo 30 almendras por toda la noche. Retirar la piel a la mañana siguiente y verter en 1/4 de litro. Luego colocar en una licuadora y batir por unos instantes. Filtrar y guardar en una botella. Tomar medio vaso un par de veces al día durante tres o cuatro días. Repetir este remedio cada dos o tres meses.

Remedio para la cirrosis hepática #2: Tomar por 30 días consecutivos, preferiblemente en ayunas, 1 cucharada de aceite de oliva mezclada en un jugo de limón

Remedio para la cirrosis hepática #3: Consumir a diario, en las ensaladas, 1 cebolla cruda picada. Igualmente, recomendado es el consumo, además, de sopa de cebolla.

Remedio para la cirrosis hepática #4: Hervir 100 g de vainas de judías secas en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro. Filtrar y agregar 80 g de bayas de alquequenje y 30 g de bayas dé enebro. Dejar hervir nuevamente por 3 minutos, filtrar y distribuir en 6 partes que se tomarán durante 3 días, a razón de 2 veces diarias, por 6 días consecutivos; descansar 4 días y tomar 6 días más, hasta completar una cura de 3 a 5 períodos de 6 días.

Remedio para la cirrosis hepática #5: Hervir hasta reducir de 2 litros a 1 litro 80 g de equiseto menor y 60 g de cardo mariano. Tapar y dejar en infusión durante media hora. Filtrar y distribuir en 6 partes, que se tomarán en 3 días, a razón de 2 veces diarias, durante 3 días consecutivos; descansar 1 o 2 días, y seguir 3 días más, 8 veces seguidas, es decir, 24 días en total.

Remedio para la cirrosis hepática #6: Hervir, por 10 minutos, 1 cucharada de corteza de encina, otro de cardo mariano y un puñado de hojas de naranjo dulce en un litro de agua. Tapar, colar y dejar refrescar. Tomar esta preparación a lo largo del día.

Remedio para la cirrosis hepática #7: Aplicar compresas en la zona del hígado elaboradas con flores de heno, serpol y hamamelis en 3 períodos de 8 días consecutivos separados por un descanso de 3 días, esdecir, 24 días en total

Remedio para la cirrosis hepática #8: Hervir 20 grs. de raíz de guaycuru en un litro de agua. Tapar y dejar refrescar.  Filtrar y tomar 2 tazas al día

Remedio para la cirrosis hepática #9: Mezclar, a partes iguales, hojas de polipodio; brezo; vara de oro; correhuela; ajenjo y extraer 10 gramos.  Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y tomar 3 tazas al día, lejos de las comidas.

Remedio para la cirrosis hepática #10: Mezclar a partes iguales, menta; boldo; condurango y melisa. Extraer 1 cucharada de la mezcla en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza de esta preparación 3 veces al día..

Remedio para la cirrosis hepática #11: Mezclar trébol de agua, 10 gr, levístico, 15 gr., condurango, 15 gr., boldo, 10 gr. y menta, 20 gr. Extraer 1 cucharada de la mezcía y colocar en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar, dejar en infusión y tomar 3 tazas por día. Una después de cada comida.

Quizá te interese conocer

Remedio para la cirrosis hepática #12:  Mezclar boldo, 20 gr.; abedul, 20 gr.; cardo bendito, 10 gr. y menta, 10 gr. Extraer una cucharada y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión.  Tomar 1 taza después de cada comida.

Remedio para la cirrosis hepática #13: Mezclar 20 gr. de abedul y 10 gr. de cada una de las siguientes plantas: Menta, levístico, boldo, cardo santo y condurango.  Extraer 1 cucharada de la mezcla y verter en una taza de agua.  Hervir por 5 minutos. Tomar 1 taza después de cada comida.

Remedio para la cirrosis hepática #14: Colocar 2 cucharadas de diente de león, la mitad de una alcachofa, un puñado de uvas y unas hojas de acelga en una licuadora junto a un vaso de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar este jugo todos los días.

Quizá le interese conocer remedios para la ascitis

Remedio para la cirrosis hepática #15: Machacar un puñado de hojas de la planta eclipta alba, previamente lavadas, y extraer su jugo.  Tomar tres veces diarias una cucharadita mezcladas con unas giotas de miel.

Remedio para la cirrosis hepática #16: Tomar infusión de romero a diario. El romero fue capaz de proteger a animales expuestos a la hepatotoxina tetracloruro de carbono de los daños típicos relacionados con la cirrosis, según un estudio de un equipo de investigadores mexicanos publicado en la revista Phytotherapy Research. Además, se observó que la administración diaria de romero mejoraba la integridad estructural de las células hepáticas de los ratones y protegía el hígado a pesar de la repetida exposición a sustancias tóxicas. Su hallazgo fue publicado en la revista Journal of Ethnopharmacology.

 

Recomendaciones

Evitar ingerir be­bidas alcohólicas

Evitar el estrés. Para ello se debe asegurar las ocho horas de sueño nocturnas y practicar técnicas de relajación.

Adoptar una dieta basada en alimentos de fácil asimilación (pavo y pescado) y ricos en fibra, pero bajo en grasa animal, especias, frituras y sal.

 

Conozca también

Remedios para limpiar o depurar la vesícula biliar

Vitaminas y minerales para aliviar la hepatitis

Dieta para la hepatitis

Dieta para las personas con problemas en la vesícula biliar

Remedios para los cálculos biliares

Remedios para los cólicos biliares

Remedios naturales para la vesícula inflamada o colecistitis

Remedios naturales para el higado graso

Remedios para la hepatitis

Remedios para limpiar y depurar el páncreas

Remedios para la pancreatitis

¿Cómo desintoxicar el organismo?

Las curas depurativas

El cardo mariano y sus propiedades curativas

La alcachofa: Un remedio natural para el hígado

El cardo mariano y sus propiedades curativas

remedios

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

7 comentarios en Remedios para la cirrosis hepática

  1. Disculpen El Remedio ## 14 ,,NO LO ENTIENDO ,,,EL DIENTE DE ,LEON ,SE LICUA CRUDO ,CON LOS OTROS INGREDIENTES ,????? O PRIMERO SE HACE EN EL TE ,Y,,SE AGREGA ,A LOS OTROS INGRDIENTES ,CONTESTEN POR FAVOR ,

  2. Que bien para controlar la cirrosis

  3. ETELVINA RIVERA // 11 enero, 2016 en 5:13 pm // Responder

    Remedio para la cirrosis hepática #14: Colocar 2 cucharadas de diente de león, la mitad de una alcachofa, un puñado de uvas y unas hojas de acelga en una licuadora junto a un vaso de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar este jugo todos los días. n esta receta , la alcachofa es cruda o cocida?
    Gracias

  4. Gracias x estos consejos ya q estos nos ayudan mucho en especial los q tenemos cirrosis hepatica ya q yo estoy en la primera etapa pero jamas e tomado alcohol y me gustaria x favor q me ayudaran a saber xq me dio esta enfermedad q dicen q es incurable y q no hay ningun tratamiento. mil gracias bendiciones.

    • remediospopulares.com // 30 agosto, 2015 en 10:20 pm // Responder

      Sí, efectivamente existen personas que no han tomado bebidas alcohólicas, pero desarrollan cirrosis hepática.

      Se considera que la obesidad, la diabetes y el colesterol malo alto o LDL son factores que contribuyen a la aparición de esta enfermedad en personas no alcohólicas.

      Aunque no existe un tratamiento específico para la cirrosis hepática, se recomienda que la persona siga las recomendaciones arriba expuestas y la ingesta de remedios naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*