Conoce

Remedios para la intoxicación por químicos prolongada

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La intoxicación química es un problema de salud pública importante. Aproximadamente el 95% de las intoxicaciones accidentales o intencionales se deben a productos químicos.

Casi el 90% de los casos suceden en casa. Los niños más pequeños, lactantes y preescolares tienen un riesgo muy elevado de intoxicación aguda accidental.  Sin embargo, existe la intoxicación química crónico debido a la exposición prolongada a estos productos.

Muchas enfermedades crónicas degenerativas se han asociado con este tipo de intoxicación. La lista incluye cáncer, pérdida de memoria, sensibilidad química múltiple, alergias, síndrome de la fatiga crónica, infertilidad en adultos, trastornos del aprendizaje y la conducta, anomalías del desarrollo y defectos congénitos en niños.

Debido a las importantes cantidades de productos químicos tóxicos que se pueden encontrar en una casa, los científicos creen que el hogar es el lugar más contaminado de todos. Cualquier producto químico que se encuentre en casa puede ser ingerido accidentalmente por los niños pequeños.

La exposición diaria a los productos químicos en el interior del hogar también puede suponer importantes riesgos para la salud. Los principales productos tóxicos químicos en el hogar son compuestos orgánicos volátiles, radón, plomo, monóxido de carbono y los que se encuentran en los limpiadores domésticos y las alfombras.

Productos químicos contaminantes Productos químicos volátiles. La contaminación del aire interior se debe a los productos químicos volátiles que se evaporan a temperatura ambiente. Cuando utilizamos productos que contienen sustancias volátiles, estos productos químicos quedan atrapados en el interior de los hogares alcanzando niveles varias veces superiores a los del aire exterior.

La exposición crónica al aire contaminado puede dar lugar a infecciones pulmonares, dolor de cabeza, náuseas, confusión mental, fatiga, depresión y pérdida de memoria. Además, puede producir lesión en el feto antes de nacer y aumento del riesgo de desarrollar cáncer.

Las siguientes son algunas de las sustancias volátiles más frecuentes que se encuentran en el interior de los hogares:
• Tricloroetano (envases de vaporizadores, aislamientos, quitamanchas).
• Tetracloroetileno (soluciones limpiadoras y secadoras) .
• Formaldehído (goma, espuma conservante, pulidores de madera, aislantes).
• Paradiclorobenceno (refrigeradores de aire, bolas de naftalina).
• Tolueno (disolventes, líquidos limpiadores, productos pulidores de la madera).
• Benceno (gasolina).
• Xileno (pintura, productos para acabados).
• Acetona (quitaesmaltes de las uñas).
• Estireno (espumas, alfombras, adhesivos).
• Tetracloruro de carbono (soluciones limpiadoras y secadoras, quitapinturas).
• Percloroetileno (disolventes limpiadores).

Limpiadores domésticos. Los siguientes productos químicos son neurotóxicos y se encuentran frecuentemente en los limpiadores domésticos:
• Cloro (detergentes para lavavajillas).
• Amonio (agentes limpiadores antibacterianos).
• Petróleo (jabones para platos, detergentes de lavadoras, ceras para el suelo).

Medicamentos. Los medicamentos son unas de las causas más frecuentes de intoxicaciones acci-
dentales e intencionadas. Los más habitualmente implicados son ácido acetilsalicílico, paracetamol, sedantes y fármacos psicoactivos (por ejemplo, antidepresivos), medicamentos anticonvulsivos, comprimidos de hierro, suplementos de vitaminas y minerales que contengan hierro, y medicamentos para el corazón, como digoxina y quinidina.

Riesgos ocupacionales Los trabajadores están expuestos a menudo a los efectos tóxicos de diversos productos químicos en sus lugares de trabajo:

• Aire contaminado. Los trabajadores de plantas poco ventiladas que manejan insecticidas, pinturas, fungicidas y pesticidas.

• Radiación. Los trabajadores de plantas químicas o nucleares mal construidas.

• Ambiente contaminado. Los mineros que trabajan bajo tierra.

• Humos nocivos. Los bomberos tienen un riesgo especial.

• Contacto de la piel con productos químicos tóxicos. Las personas que trabajan en cultivos pueden exponerse accidentalmente a los insecticidas.

Contaminación ambiental y aérea La contaminación aérea puede provocar o empeorar las enfermedades pulmonares o cardíacas y aumentar el riesgo de cáncer del pulmón. Los productos químicos que suelen producir contaminación del aire y del agua son asbesto, monóxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, plomo, óxidos de nitrógeno, hidrocarburos halogenados y pesticidas.

Intoxicación aguda

Las siguientes son posibles causas de intoxicación aguda:
• Ingestión accidental de productos domésticos. Afecta principalmente a los niños menores de cinco años.
• Errores o mezclas en los medicamentos. Ocurren a menudo, sobre todo en los pacientes ancianos. A veces, es el personal del hospital quien comete el error y en otras ocasiones es el paciente quien se confunde al tomar fármacos equivocados o dosis equivocadas.
• Suicidio.
• Exceso de consumo de alcohol o drogas.
Los siguientes son los signos y síntomas de la intoxicación química aguda:
• Dificultad para respirar.
• Cambios en el color de la piel.
• Dolor de cabeza o visión borrosa.
• Irritación ocular, de la piel o de la garganta.
• Sudoración
• Vértigos.
• Olor del aliento: almendras amargas (intoxicación por cianuro), ajo (intoxicación por arsénico).
• Náuseas, vómitos, diarreas.
• Conducta inhabitual.
• Dificultad para andar o mantenerse de pie.

Intoxicación crónica

Una persona puede acumular cantidades tóxicas de un producto químico en su cuerpo durante la exposición diaria a los productos químicos. Las vías de exposición habituales son:
• Inhalación de un gas venenoso.
• Consumo de alimentos, agua o medicamentos contaminados.
• Contacto de productos químicos o cáusticos con los ojos, la piel o a través de ropas contaminadas.
• Exposición de la mujer embarazada a productos químicos tóxicos durante el embarazo, especialmente el primer trimestre.

Los productos químicos tóxicos pueden tener efectos devastadores sobre el feto en desarrollo y los niños pequeños. Las siguientes enfermedades y trastornos están asociados a la exposición crónica a la contaminación doméstica y ambiental:
Abortos espontáneos.
• Bajo peso al nacer.
• Nacimientos prematuros.
• Mortinatos.
• Defectos congénitos.
• Síndrome de la muerte súbita del lactante.
• Retraso de desarrollo.
• Mala coordinación motora.
Trastorno de hiperactividad y déficit de atención.
• Conducta agresiva.
• Trastorno del aprendizaje.
• Problemas de lenguaje.
Autismo.
• Deficiencias sensoriales.
• Alergias y sensibilidad química en la infancia y la vejez.
• Asma, rinitis aléreica v sinusitis.
• Cáncer en la infancia, la vida adulta y las generaciones siguientes.
• Mal funcionamiento de órganos y sistemas.
• Debilitación del sistema inmune y aumento del riesgo de infecciones.

Las siguientes enfermedades crónicas pueden producirse en adultos como resultado de la intoxicación química acumulada:
• Fatiga.
• Dolor de cabeza.
Erupciones de la piel.
• Dolores.
• Debilidad generalizada.
• Asma.
• Riesgo aumentado de infecciones.
• Depresión e irritabilidad.
• Enfermedades hepáticas como ictericia (color amarillento de la piel y los ojos), inflamación del hígado (hepatitis) y cirrosis (una enfermedad degenerativa del hígado).
• Enfermedades cardíacas.
• Enfermedades respiratorias.
• Cáncer.
• Disminución de la esperanza de vida.
• Síndrome de la Guerra del Golfo.

 

Remedios populares

Los remedios caseros y naturales no son adecuados para la intoxicación química aguda. Sin embargo, pueden ser útiles para el tratamiento de la exposición crónica (prolongada) a productos químicos tóxicos.

Remedio para la intoxicación por químico #1: Consumir infusión de cardo mariano (Silybum marianum), ya que es un potente antioxidante que protege al hígado y ayuda al proceso de desintoxicación al aumentar el aporte de glutatión al hígado. El glutatión es la enzima principalmente implicada en la desintoxicación de numerosos productos químicos tóxicos del ambiente, como disolventes, pesticidas y metales pesados.

Quizá te interese conocer

Lea también: Recetas de zumos antioxidantes

Remedio para la intoxicación por químico #2: Verter en una taza de agua 2 cucharaditas de hojas de diente de león y hervir por 5 minutos.  Cubrir y dejar refrescar.  Colar y tomar 2 tazas al día por 15 días y luego solo una hasta completar el mes.

Remedio para la intoxicación por químico #3: Hervir, durante 5 minutos, 1 cucharada de bardana en una taza de agua.  Tomar 2 tazas al día por 15 días y luego una hasta completar 30 días.

Remedio para la intoxicación por químico #4: Verter 1 cucharadita de ortiga y otra de cola de caballo y hevir en una taza de agua por 5 minutos. Cubrir y dejar refrescar.  Tomar 1 taza al día por un mes.

Remedio para la intoxicación por químico #5 Incluir en las comidas cúrcuma a diario.

Remedio para la intoxicación por químico #6:  Consumir ensaladas que contengan alcachofa todos los días por un mes.

Quizás te interese conocer sobre la intoxicación etílica y sus remedios

Remedio para la intoxicación por químico #7:  Colocar en una licuadora 1 cabeza pequeña de brócoli, unas hojas de col, un diente de ajo y el jugo de un limón.  Añadir agua si se desea.  Licuar por unos instantes y tomar este jugo una vez al día por 15 días.

 

Recomendaciones

Identificar el agente químico responsable y evitar la futura exposición a él.

Realizar una dieta desintoxicante del hígado, que es el órgano que metaboliza la mayoría de las toxinas si se sospecha de una intoxicación química crónica y que puede durar varios meses. Las mujeres embarazadas, los niños pequeños y las personas muy frágiles deben evitar seguir esta dieta, cuyas características son las siguientes:

• Ingesta baja de grasas para aumentar la movilización de las mismas (movilizar las grasas de los depósitos corporales para conseguir energía). Se permite un consumo limitado de aceite de oliva y aceites vegetales.

• Ingesta limitada de azúcar y alimentos altamente procesados y evitar el consumo de alcohol, cafeína y tabaco.

• Consumo de una dieta rica en fibra para absorber los productos químicos tóxicos y eliminar los del organismo.

• Limitar el consumo de carnes rojas. La mayor parte de proteínas debe provenir de fuentes vegetales, como legumbres y tofú, además de pescado procedente de aguas no contaminadas.

• Hay que poner un énfasis especial en las frutas y verduras orgánicas (y en sus zumos) que tienen efectos de desintoxicación: papayas, manzanas, peras, frambuesas, vegetales de hoja verde oscuro, zanahorias y ajo. Los alimentos antioxidantes, como el brócoli, la col, el ñame, los tomates, los melocotones (duraznos), la sandía, los pimientos, el té verde, las frutas cítricas y los cereales integrales, también están muy recomendados.

•Aumentar la ingesta de agua hasta al menos ocho vasos diarios para ayudar a eliminar los residuos del organismo.

• Realizar una suplementación dietética con productos polivitamínicos y minerales de alta potencia.

Efectuar ejercicio El ejercicio realizado hasta el punto de que se produzca transpiración ayuda a eliminar las toxinas del organismo. Caminar cada día 30 minutos es útil y apropiado para la mayoría de las personas.

Realizar ayuno El ayuno es una de las formas más antiguas de desintoxicación y también una de las más eficaces.

Recomendaciones preventivas

Evitar consumir pescado contaminado. No se pueden consumir alimentos procedentes de áreas contaminadas ni grandes cantidades de pescado azul, como pez espada o atún, que tiende a contener mayores cantidades de mercurio que otros pescados. Las mujeres embarazadas no deben ingerir más de 200 g de atún a la semana. El mercurio puede producir lesión cerebral en el feto en desarrollo.

No hay que pintar o remodelar la casa mientras vivan en ella mujeres embarazadas o niños pequeños. La pintura contiene plomo y cadmio que pueden lesionar al feto en desarrollo y causar trastornos del aprendizaje en los niños pequeños.

Limitar el uso de productos químicos en el interior de la casa. Se pueden usar alternativas naturales, como bicarbonato (limpiador y desodorante), vinagre blanco destilado (limpiador), aceites esenciales (fragancias), zumo de limón (limpiador) y jabones líquidos (detergentes).

Aumentar la ventilación de la casa.

Instalar suelos de madera en las casas nuevas en lugar de moqueta o alfombras.

Detectar la presencia de radón en la casa.

Consumir alimentos orgánicos. Además, para eliminar mejor las toxinas, hay que lavar las fru-
tas y las verduras cuidadosamente antes de comerlas con una solución acida suave, como vinagre diluido.

 

Conozca también

Propiedades de la zeolita para desintoxicar el organismo

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Té de kombucha: Remedio antiguo para muchas dolencias

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedio para limpiar los riñones

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

2 comentarios en Remedios para la intoxicación por químicos prolongada

  1. Quería saber si tienen algún remedio casero y natural para activar un hígado perezoso o lento, ya no sé que hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*