Conoce

Remedios con espinaca para adelgazar, reconstituyente y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La espinaca, originaria de Oriente, es una planta herbácea, peteneciente a la familia de las quenopodiáceas (Spinacia olerácea).

Tiene el tallo erecto, acanalado y ramoso, de unos 50 cm de altura; nace de un rosetón de hojas aflechadas.

Las flores, de color verdoso, aparecen en la axila de las hojas; las masculinas se reúnen en racimos y las femeninas en glomérulos.

El fruto es un aquenio gris que contiene una semilla.

 

Propiedades curativas

De esta hortaliza se utilizan principalmente las hojas con fines nutricionales y medicinales. Estas se pueden consumir en jugo, o cocinadas en sopas, tortas o como caldo.

Por su acción antimutagénica, la espinaca previene el cáncer. El caldo resultante de cocinar las hojas de espinaca es un buen antianémico por su contenido de hierro, y es útil en el tratamiento de trastornos menstruales y de la diabetes, tanto mellitus como juvenil, tomado media hora antes de las comidas.

Dos de sus carotenoides, la luteina y la zeaxantina, potencian la salud de tus ojos.  Igualmente, protege tu piel, ya que la espinaca aportan vitamna E, un nutriente indispensable que contribuye a que la dermis pueda protegerse mejor frente al daño solar.

Además, son buenas para el corazón.  Sus antioxidantes contribuyen a reducir el riesgo de arteriosclerosis al impedir que el colesterol malo (LDL) se oxide y se acumule en las arterias.

El jugo de las hojas es un buen reconstituyente para personas débiles y convalecientes, es depurador del organismo y regenerador de tejidos. Es laxante y ayuda a combatir la piorrea, la colitis, las deficiencias circulatorias y los trastornos digestivos.

La espinaca es un alimento que debiera consumirse con frecuencia para mantener la cuota de hierro que el organismo requiere. El hierro es fundamental para el transporte del oxígeno a todas las células, tejidos y órganos del cuerpo, y por lo tanto, es fundamental para disfrutar de fuerza, vigor y salud general. Las personas anémicas deben consumirla diariamente por su alto contenido en hierro.

La curación a base de espinacas aumenta considerablemente las defensas del organismo contra los microbios, ayudando a curar las heridas supuratorias, los furúnculos, las llagas, etc. Esta cura consiste en tomar diariamente, ademas de los otros alimentos, algunos vasos de zumo de espinacas crudas o, en su defecto, un abundante plato de espinacas crudas mezcladas con puré de tomates crudos, y esto mejora sensiblemente su sabor.

 

Remedios populares

Remedio reconstituyente con espinaca Colocar en la licuadora 5 uvas verdes sin semillas, 3 hojas de lechuga y 3 de hojas de espinacas previamente lavadas junto con 1/2 vaso de agua.  Licuar por unos instantes.  Tomar un vaso especialmente después de un entrenamiento fìsico fuerte o cuando se está en proceso de recuperación de una enfermedad.

Remedio con espinaca para el cáncer (preventivo) Poner en una licuadora 3 esparragos, 1 cabeza de brocoli y 5 hojas de espinaca (todos estos ingredientes previamente lavados y picados) junto con 1/2 vaso de agua.  Licuar por unos segundos. Tomar de 1 a 2 vasos al día  

Remedio con espinaca para diabetes Preparar un jugo con 1 guayaba, 1 taza de agua de frijol (dejar un puñado de frijol en una taza de agua por 12 horas) y 5 hojas de espinaca.  Licuar por unos instantes.  Tomar hasta 2 veces al día.

Remedio con espinaca para la ictericia Colocar una rebanada de papaya, un rábano previamente lavado, 3 hojas de acelga y 3 de espinaca junto con un vaso de agua. Licuar por unos instantes.  Tomar hasta 3 veces al día

Remedio con espinaca para la piel seca: Remojar  en leche entera que esté hirviendo unas hojas de espinaca . Aplicar tibia mediante una gaza sobre el rostro.

Remedio con espinaca para adelgazar. Poner en una licuadora 1/2 taza de hojas y tallos de berro, 1/2 taza de espinaca 3/4 taza de agua 1/2 limón y 1 cucharada de jengibre rayado  Licuar todos los ingredientes Colar y tomar un vez al día.

Remedio con espinaca para uñas amarillas: Verter sobre 1 cucharadita de aceite de coco el líquido obtenido de machacar un par de hojas de espinaca.  Mezclar bien y aplicar de forma directa.  Este remedio ayuda a blanquear las uñas y también hidrata las manos y evita padrastros.  Se puede usar para combatir hongos en las uñas.

 

Recetas saludables

Receta saludable con espinaca #1: Budín de espinacas
Ingredienes (Para 4 personas)
1/2 Kg. de espinacas
Canela en polvo
Unas cucharadas de bechamel
Un puñado de uvas pasas sin semilla
Un trozo de mantequilla
2 huevos
2 cucharadas de parmesano
Sal y pimienta

Preparación
Limpiar y lavar las espinacas. Cocinarlas en poca agua, utilizando aquella del último enjuague. Cuando estén cocidas, pasarlas por tamiz y luego sazonarlas con sal y pimienta. Agregarles la mantequilla, los huevos, el parmesano, las uvas pasas y algunas cucharadas de bechamel. Mezclar todo muy bien. Untar un molde redondo y liso con agujero en el centro. Verter la preparación en el molde y cocinar a baño María.

Retirarlo cuando esté cocido, desmoldarlo aún caliente en un platón. Llenar el hueco central con un guiso de menudencias de pollo o de ternero mamón. Agregarle un poco de hongos (pueden ser también secos y revividos en agua caliente). Servir bien caliente.

Receta saludable con espinaca #2: Ensalada de espinacas y setas crudas
Ingredientes
400 g de espinacas tiernas y frescas
un níscalo (también se le llama robellón)
gomasio
perejil picado
un diente de ajo
aceite de oliva extravirgen

Preparación

Limpiar las espinacas, lavarlas bien y secarlas. Limpiar el níscalo con un paño húmedo para eliminar todo rastro de tierra, luego cortarlo en rodajas finas.

Disponer las dos verduras en una ensaladera y añadir el diente de ajo cortado por la mitad.
En un bol pequeño mezclar el aceite, el gomasio y el perejil, luego aliñar la ensalada con la salsa y servir

Receta saludable con espinaca #3: Sopa de espinaca
Ingredientes
800 g de espinacas
80 g de leche desnatada
160 g de pan
40 g de mantequilla
35 g de queso parmesano rallado
1 litro de caldo vegetal
nuez moscada
sal

Preparación
Picar las espinacas y rehogarlas en la mantequilla a fuego suave. Cuando se haya evaporado casi toda el agua de las espinacas, añadir el caldo con la leche desnatada.

Cocer a fuego lento, añadiendo la nuez moscada y el queso parmesano. Servir la sopa bien caliente, con tropezones de pan tostado..

 

Recomendaciones

Cuando compre espinaca elija hojas verde oscuro, firmes, crujientes y de tallos cortos. También deben tener un aroma fresco. Como es una planta que crece cerca de la tierra, debe lavarse bien para quitarle la arena o el polvo. Incluso la espinaca prelavada y empaquetada debe lavarse antes de utilizarse.

 

Precauciones

No consumir espinaca si en su examen de orina hay exceso de oxalatos

 

Conozca también

Cómo cultivar plantas medicinales en su hogar?

Los tés e infusiones en los remedios caseros

¿Cómo desintoxicar el organismo?

El pescado: Una fuente de salud

¿Cómo añadir más fibra a nuestra alimentación diaria?

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Plantas medicinales y remedios con frutas

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*