Conoce

Contraindicaciones del diente de león y efectos secundarios

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El diente de león (Taraxacum officinalé) es una planta común de la familia Asteraceae. Existen unas 100 especies diferentes de diente de león y todas son beneficiosas. Esta planta es originaria de Grecia y se ha adaptado a las regiones templadas de todo el mundo.

El diente de león perenne crece sin cultivar en cualquier parte. Las cualidades nutritivas y medicinales se conocen desde hace siglos.

El nombre hace referencia a los bordes irregulares y dentados de sus hojas lanceoladas.

El diente de león se distingue de otras plantas de aspecto similar por los tallos de las flores, sin hojas y huecos, que contienen un líquido blanco lechoso amargo, que también se encuentra en la raíz y en las hojas. Las hojas del diente de león son de color verde oscuro y tienen bordes irregulares, se distribuyen en forma de roseta y alcanzan hasta 45 cm de longitud.

Las flores tienen pétalos de color amarillo dorado. Florecen al principio de la primavera y hasta el otoño. A partir de las flores, se obtiene un colorante amarillo pálido que se utiliza para teñir la lana. La raíz tiene numerosas raíces más pequeñas en forma de pelos.

.

Utilización general

El diente de león tiene una larga historia de uso popular. Toda la planta es importante como tónico general, especialmente como tónico hepático. Puede utilizarse de diversas formas, como infusión de las hojas, extracción del zumo, decocción de la raíz o tintura. Las hojas frescas se pueden añadir a ensaladas o cocerse.

El zumo extraído del tallo y las hojas es la parte más usada de la planta se usa para las arrugas y suavizar callos, picaduras de abeja o llagas. Las infusiones de flores de diente de león se han utilizado para embellecer y refrescar el cutis.

El diente de león es una hierba nutritiva rica en potasio, calcio, lecitina, hierro, magnesio, niacina, fósforo, proteínas, silicona, boro y cinc. Proporciona varias vitaminas del grupo B junto con vitaminas C y E, además de vitamina P. Entre los constituyentes químicos de la hoja se encuentran glucósidos amargos, carotenoides, terpenoides, colina, sales de potasio, hierro y otros minerales.

La raíz también tiene glucósidos amargos, taninos, triterpenos, esteróles, aceites volátiles, colina, asparagina e inulina. Muchos fitoterapeutas contemplan el diente de león como un tratamiento eficaz para las enfermedades hepáticas, útil incluso en los casos graves de cirrosis. Purifica el torrente circulatorio, aumenta la producción de bilis y es un buen remedio para los trastornos de la vesícula biliar.

La planta también es beneficiosa para otros órganos internos, como el páncreas, los riñones, el estómago y el bazo. La hoja seca tomada en forma de infusión se usa como laxante suave para aliviar el estreñimiento. La hoja de diente de león es una buena fuente natural de potasio y puede reponer el potasio que se pierde debido a la acción diurética que ejerce la planta sobre el riñón.

Esta característica hace que el diente de león sea un diurético eficaz en casos de retención de agua debido a problemas cardíacos. La hierba es útil en la anemia y la hepatitis y disminuye la presión sanguínea elevada.

El diente de león también ofrece alivio para el reumatismo y la artritis. El tratamiento con dosis terapéuticas de preparaciones de diente de león tomadas a largo plazo se utiliza para reducir la rigidez y aumentar la movilidad en caso de enfermedad articular degenerativa crónica. La raíz seca y cortada se puede usar como sustituto del café, a veces combinada con bellota tostada y centeno.

.

Contraindicaciones

El diente de león actúa como colagogo, lo que significa que aumenta el flujo de bilis. No deben emplearlo las personas con obstrucción de los conductos biliares.

Se debe evitar el consumo de diente de león cuando se sufre de acidez, reflujo o úlcera estomacal, ya que puede incrementar la cantidad de jugos gástricos lo que resulta perjudicial en estos casos.

Quizá te interese conocer propiedades de las hojas de diente de león

No se debe consumir diente de león si se ha presentado, con anterioridad, alergias a la familia de plantas llamadas compuestas (manzanilla, centauria, entre otras) y a la cual el diente de león también pertenece.

Evitar la ingesta de diente de león en conjunto con fármacos para incrementar las cantidades de potasio en el organismo. Tampoco se debe consumir con antibióticos, ya que puede reducir su absorción.

Los tallos de diente de león contienen una sustancia líquida como el látex que puede ser irritante para la piel de personas sensibles.

.

Conozca también

Contraindicaciones del eucalipto

Contraindicaciones del árnica

Contraindicaciones del ajenjo

Contraindicaciones de la alholva o fenogreco

Contraindicaciones del aceite de krill

Contraindicaciones del onagra

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*