Conoce

Remedios caseros para fibrosis quistica

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La fibrosis quística, también llamada mucoviscidosis, es una enfermedad hereditaria que conlleva un mal funcionamiento de las glándulas exocrínas, es decir, de aquellas que vierten su contenido hacia el exterior del cuerpo.

En esta enfermedad, las secreciones de estas glándulas son mucho más viscosas, con lo cual obstruyen los conductos por donde deberían ser eliminadas y se acumulan en ellos.

Esto ocurre principalmente en los bronquios, el páncreas y la vesícula biliar, aunque también pueden estar afectadas las glándulas salivales y las de los genitales. Las glándulas sudoríparas producen asimismo un sudor de composición química anormal.

Esta enfermedad se debe a una alteración genética en la que existe una mutación de un gen normal dando lugar al gen de la fibrosis quística.

Si se hereda el gen anormal de ambos padres se padecerá la enfermedad, si se hereda un gen normal y un gen anormal se es portador de la enfermedad sin padecerla, pero con la posibilidad de transmitirla a la descendencia, y si se heredan dos genes normales se es una persona sana.

Por lo tanto es necesario que ambos padres de un enfermo de fibrosis quística sean portadores para que se produzca la enfermedad. Aproximadamente una de cada 20 o 25 personas son portadores en la población general.

Habitualmente la enfermedad se diagnostica en la infancia, y afecta por igual a ambos sexos. A veces el diagnóstico se establece más adelante, en adultos que consultan por esterilidad, alteraciones respiratorias crónicas o problemas repetidos en el hígado o el páncreas.

Los principales síntomas involucran el sistema pulmonar y el digestivo. En más del 97 % de los casos existe una incapacidad para eliminar adecuadamente las secreciones bronquiales, lo cual provoca repetidas infecciones respiratorias.

En el 80 % de los enfermos aparece también una insuficiencia pancreática que provoca un mal aprovechamiento de los alimentos ingeridos. Los afectados, a pesar de que conservan el apetito, suelen estar desnutridos.

El 12 % de los pacientes tienen cálculos en la vesícula biliar a causa del gran espesor de la bilis. Asimismo son frecuentes las obstrucciones intestinales, ya que las heces son muy densas. Es factible que se produzca cirrosis hepática.

Cuando un niño presenta infecciones pulmonares repetidas y hay antecedentes de esta enfermedad en otros familiares, se practica un análisis del sudor, lo que proporciona el diagnóstico definitivo.

Es importante observar que debido a que este trastorno causa diferentes infecciones, los remedios caseros utilizados deberán estar orientados tanto a combatir éstas como reforzar el sistema inmunológico.

 

Remedios populares

Remedio casero para fibrosis quística #1: Pelar y picar un diente de ajo crudo y consumir 2 al día (se traga como si fuera una pastilla) Es importante observar que el ajo tiene actividad antibacteriana frente a Klebsiella, así como las cepas resistentes a los fármacos de Saphylococci, Enterococos y Pseudomonas aeruginosa que se pueden presentar en la fibrosis quísticas 

Remedio casero para fibrosis quística #2: Hervir 1 cucharada de raíz seco de ginseng, previamente lavada, en una taza de agua por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al día.  Este remedio mejora la depuración bacteriana y disminuye la patología pulmonar de la fibrosis quística si se presenta Pseudomonas aeruginosa.

Remedio casero para fibrosis quística #3: Ingerir en batidos la pulpa de papaya y consumir sus semillas, ya que tiene una acción antibacteriana significativa sobre Staphylococcus aureus, Bacillus cereus, Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa y Shigella flexneri.

Remedio casero para fibrosis quística #4:  Verter 1 cucharada de corteza de álamo, previamente lavada y troceada, en una taza de agua.  Hervir por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1 taza al día.  Este remedio exhibe una potente actividad antibacteriana frente a S. pneumoniae y H. influenzae.

Remedio casero para fibrosis quística #5: Hervir 1 cucharada de raíz de sello de oro en una taza de agua por 5 minutos.  Cubrir y dejar refrescar.  Filtrar y tomar 1 taza al día.  Este remedio ha demuestrado, en las investigaciones, actividad antibacteriana contra Staphloccocal, Steptococcal, E. coli y cepas de Pseudomonas aeruginosa los cuales pueden afectar fácilmente a las personas con fibrosis quística.

Remedio casero para fibrosis quística #6: Realizar un lavado de nariz con solución salina a diario con el fin de  acelerar la eliminación del moco y mejorar la función pulmonar en las personas con fibrosis quística.

Remedio casero para fibrosis quística #7: Consumir 3 tazas de té verde a diario, ya que  tiene una actividad positiva significativa frente a las cepas resistentes a múltiples fármacos de Pseudomonas aeruginosa.

Remedio casero para fibrosis quística #8:  Verter 1 cucharada de rábano picante picado en 2 litros de agua que estén hirviendo.  Realizar respiraciones profundas con su vaho lo que facilita que la mucosidad espesa sea convierta en más líquida lo que permite su expulsión.  Mantener la cabeza a una distancia prudencial.  Es importante observar que el rábano picante ha sido declarado seguro y eficaz para el tratamiento de las infecciones de las vías respiratorias por las Monografías de la Comisión E alemana, que constituye una guía terapéutica de plantas medicinales destinada a los médicos y otros profesionales de la salud alemanes.  De allí que es una aliada para aliviar los síntomas de la fibrosis quística en la zona pulmonar y vía respiratorias.

 

Recomendaciones

Consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 y gamma-linolénico, ya que mejora el estado pulmonar (la función pulmonar, exacerbaciones respiratorias y el consumo de antibióticos), los parámetros inflamatorios y antropométricos en adultos con fibrosis quística.  En un estudio realizado, las personas con fibrosis quísticas bajo un tratamiento de 8 meses con ácidos grasos Omega-3 (EPA y DHA) tuvieron un efecto positivo, como la disminución de la inflamación.

Ingerir alimentos ricos en vitamina A  y E, ya que se ha podido observar en estudios que disminuye significativamente las exacerbaciones pulmonares en la fibrosis quística.

Consumir alimentos ricos en zinc el cual puede reforzar el sistema inmunológico con el fin de combatir las infecciones del tracto respiratorio en niños con fibrosis quística.

Ingerir alimentos antioxidantes para evitar el estrés oxidativo implicado en la neumonía aguda en niños con fibrosis quística.

Procurar que el niño afectado con fibrosis quística a las edades apropiadas reciba todas las vacunas habituales especialmente importante que se vacune contra la tos ferina.

 

Conozca también

Remedios para la pleuresía

Remedios para el enfisema

Remedios naturales para la neumonía

Remedios naturales para la bronquitis

Remedios para las sibilancias o silbido de pecho

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*