Conoce

Remedios para otitis externa, otitis del nadador u oído de nadador

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El oído de nadador, llamado en términos médicos otitis externa, es una inflamación del oído que afecta al conducto auditivo, entre el pabellón auricular y el tímpano.

Está ocasionada por microorganismos, generalmente bacterias y con menos frecuencia hongos.

La penetración de agua en el conducto auditivo (por ejemplo, al bañarse en el mar o en la piscina) facilita la aparición de otitis externas, pues el cerumen tiende a retener agua y de ello resulta una maceración cutánea que favorece la infección.  De allí que aparezca con más freuencia en nadadores.

Otras causas de la aparición del oído del nadador son:

Daño mecánico: los intentos de limpiar las orejas con las uñas, los bastoncillos de algodón u otros objetos pueden cortar los delicados tejidos del conducto auditivo y provocar una infección.

Irritación química: las lacas para el cabello, los champús y los tintes para el cabello pueden entrar en el conducto auditivo e irritar los tejidos.

Infección en el oído medio (otitis media): una infección dentro del oído medio puede desencadenar una infección o inflamación en el canal auditivo.

Diabetes: esta afección puede hacer que la cera sea demasiado alcalina, lo que crea un ambiente más hospitalario para los agentes infecciosos.

Foliculitis: un folículo piloso infectado dentro del canal auditivo puede desencadenar una infección generalizada.

Oídos estrechos: los conductos auditivos de algunas personas son más estrechos de lo habitual. Esto significa que el agua no puede drenar con la misma eficacia.

Los síntomas más comunes son:
Picor en el interior del oído
– Calor en la zona
– Dolor que se intensifica si se mueve la cabeza
Secreción líquida acuosa, amarillenta y maloliente
– Pérdida de audición si el conducto se inflama mucho o se llena de secreciones.

 

Remedios populares

Remedio para la otitis del nadador oído de nadador u otitis externa #1: Verter 1 cucharada de gordolobo en 1/2 taza de agua y hervir por 5 minutos.  Dejar refrescar y colar.  Aplicar 3 gotas de gordolobo cada tres horas.

Remedio para la otitis del nadador, oído de nadador u otitis externa  #2: Mezclar el zumo de un ajo, 1 cucharadita de glicerina y 1 cucharada de aceite de almendras dulces.  Luego,  aplicar 3 gotas de esta preparación en el oído afectado e inclinar la cabeza para que se drene y salga el líquido.  Repetir este remedio cada 3 horas

Remedio para la otitis del nadador, oído de nadador u otitis externa #3:  Usar remedios homeopáticos como apis o pulsatilla.

Remedio para la otitis del nadador oído de nadador u otitis externa #4: Mezclar, a partes iguales, vinagre blanco y alcohol isopropílico y después aplicar 3 gotas en el interior del conducto auditivo cada 3 horas.  Es importante observar que sólo debe mantenerse en el interior del oído por 30 segundos y luego debe colocar la cabeza del lado contrario para que salga el líquido.

Quizás le interese conocer: Remedios para la infección en el lóbulo de la oreja.

Remedio para la otitis del nadador, oído de nadador u otitis externa #5: Colocar una compresa caliente, bolsa de agua caliente o un toalla recién salida del microondas en el oído para aliviar el dolor.  Recuerde que el calor siempre debe ser tolerable (que no queme).

Remedio para la otitis del nadador, oído de nadador u otitis externa #6: Aplicar 3 gotas de agua oxigenada en el oído afectado 3 veces al día.

 

Recomendaciones

Evitar la humedad y jabones alcalinos.

Llevar tapones o gorra de ducha durante la ducha o el baño de piscina o mar. La combinación ideal es un par de tapones con la gorra sosteniéndolos en su sitio.

Sacudir, después de nadar en una piscina o el mar, la cabeza inclinándola hacia cada lado y halando cada lóbulo varias veces mientras se sacude, para tratar de sacar toda el agua.

Quizá te interese conocer

Conoce también aceites esenciales para la infección de oídos

Evitar los clavados y buceos si se tiene tendencia a sufrir de oído de nadador. Esto es porque, a mayor profundidad, hay mayor presión en contra de los oídos y es más probable que el agua se meta.  Por ello, se recomienda sólo nadar en la superficie.

Retirar con frecuencia los dispositivo auditivo (audífono) o aparato de sordera. Si lo usa, puede padecer oído de nadador sin siquiera acercarse a una piscina. El dispositivo auditivo tiene un efecto de tapón de oído. Además de captar sonidos, capta la humedad que se aloja en el canal auditivo y la humedad atrapada puede nutrir los gérmenes que producen la infección.  Por ello es necesario, quitar el aparato para sordera o audífono tan frecuentemente como pueda.

Evitar el uso de bastón de algodón o hisopo para secar el oído o quitar el cerumen, ya que elimina la capa superior de piel (epidermis) al igual que las bacterias protectoras que, por lo general, se encuentran en esa área.

Usar la secadora de pelo a baja velocidad para secar los oídos después de nadar. Evitar esta recomendación en caso de un niño, ya que podría ser demasiado ruidoso y, potencialmente, puede privar al niño de la audición.

Seleccionar con mucho cuidado el lugar para nadar y evitar los lugares con agua sucia o estancada, ya que esos sitios son caldo de cultivo de muchas bacterías que puedne infectar el oido.

Acudir al médico si se obseva que, a pesar de los remedios arriba expuestos, no mejora o empeora la condición, ya que podría complicarse y desarrollar lo siguiente:

  • Otitis externa crónica: la infección persiste o continúa recurriendo.
  • Estrechamiento del canal auditivo: las infecciones repetidas pueden hacer que el tejido del oído se estreche debido al tejido cicatricial. El riesgo de la oreja del nadador aumenta si el agua no puede drenar adecuadamente. Los canales auditivos estrechos también pueden afectar la audición.
  • Infección facial: la infección puede escapar del canal auditivo, por pequeños orificios en el cartílago circundante y provocar una hinchazón facial dolorosa.
  • Otitis externa maligna: la infección puede diseminarse hasta los huesos y el cartílago del cráneo.

 

Conozca también

Remedios para el dolor de oído

Beneficios de las velas hopi para la limpieza del oído y sus contraindicaciones

Qué es la laberintitis y cuáles son sus remedios caseros

Remedios para los zumbidos en los oídos, acúfenos o tinnitus

Remedios para la sinusitis

Remedios caseros para la otitis

Remedios naturales para la otitis media en niños

Remedios para quitar cerumen o cera de los oìdos


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*