Conoce

Remedios con tusilago o uña de caballo para tos, flemas y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El tusilago, llamado también uña de caballo, es una hierba, perteneciente a la familia de las compuestas (Tussilago fárfara), provista de un rizoma subterráneo que separadamente echa hojas y tallos floríferos.

Éstos nacen a principios de primavera; están cubiertos de escamas y llevan en su ápice un solo capítulo

Su nombre deriva del latín, significa «alejo la tos» y, efectivamente, ya en la antigua Grecia se conocía sus virtudes para combatir las afecciones del sistema respiratorio, en particular tos y bronquitis.

En la actualidad, existen regiones aisladas que todavía usan las hojas del tusilago como si fueran cigarrillos en casos de tos y de asma.

De las flores se guardan las cabezas, éstas se hacen secar al aire, evitando que les dé el sol; para secarlas del todo se ponen en horno tibio. Las hojas secas y despedazadas se pasan por un tamiz para quitarles la tierra y se guardan en cajones de madera.

 

Propiedades curativos

El tusilago contiene mucílagos, principios amargos, tanino, ácidos grasos y esencia.

Esta planta actúa descongestionando los bronquios; es expectorante, emoliente y refrescante. Se emplea en casos de asma, enfisema, bronquitis agudas y crónicas, traqueítis, laringitis, faringitis, angina y afonía. Actúa como antiespasmódico, calmando la tos y dilatando los bronquios.

Resulta útil para quien quiere dejar o recientemente ha dejado de fumar, contribuye a regenerar las mucosas respiratorias y a librar los bronquios de la mucosidad acumulada.

El tusilago, también, tiene propiedades sudoríficas y depurativas, provocando la eliminación de toxinas tanto a través de la orina como del sudor. Este aspecto ayuda a combatir el lado infeccioso de las enfermedades respiratorias a las que, por otra parte, ya ataca duramente.

También actúa benignamente sobre determinadas afecciones de la piel como, por ejemplo, eccemas,  sarna, costra láctea e infecciones del cutis. En lociones y fricciones limpia y fortalece el pelo.

 

Remedios populares

Remedio con tusilago para la tos #1:  Hervir 1 cucharada de flores y hojas de tusilago en 1 taza de agua por 5 minutos.  Tomar de 3-5 tazas al día. La última, antes de acostarse. En el caso de los niños, suministrar el remedio a razón de una cucharada cada hora.

Remedio con tusilago para la tos #2:  Macerar 1 cucharada de hojas de tusilago en un litro de vino por una semana.  Luego añadir 1/2 taza de miel y dejar macerar otros 3 días.  Tomar 3 cucharadas diarias a modo de jarabe para la tos.

Remedio con tusilago para la tos #3:   Hervir 1 cucharadita de hojas de tusilago y 1 de tomillo en una taza de agua por 5 minutos.  Dejar refrescar y colar.  Tomar 2 tazas al día.

Remedio con tusilago para la bronquitis Verter 2 cucharadas de flores y de hojas de tusilago en taza de agua que esté hirviendo. Dejar reposar 10 minutos antes de filtrar. Tomar de 2 a3 tazas al día con miel siendo la última taza al acostarse.

Remedio con tusilago para la eccema Embeber un poco de algodón en el zumo y aplicar directamente sobre la zona afectada. Si no se dispone de hojas frescas, se pueden usar secas, aplicadas directamente sobre la piel

Remedio con tusilago para las flemas Verter 1 cucharada de llantén y otra de tusilago en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar.  Tomar 3 tazas de esta infusión al día.

Remedio con tusilago para las úlceras cutáneas Aplicar, a modo de cataplasma, hojas frecas con un poco de alcanfor finamente pulverizado sobre la zona afectada..

Remedio con tusilago para la sinusitis: Hervir 1 litro de agua que contenga 6 cucharadas de hojas de tusílago por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar y colocar en un bol. Poner una toalla sobre la cabeza y tratar de respirar los vahos sin acercar demasiado el rostro al vapor

Remedio con tusilago para el asma: Verter 1/2  de malva, 1/2 cucharadita de flor de saúco y 1/2 de frutos de hinojo en 1 taza de agua que esté hirviendo. Dejar reposar por 10 minutos. Beber 2 tazas al día

Remedio con tusilago para la amigdalitis: Poner en 1 taza de agua que  esté hirviendo 1 cucharadita de flores de manzanilla, 1 de tusilago y otra de tormentilla. Dejar reposar por 15 minutos. Filtrar y hacer gárgaras con esta infusión cada 2 horas..

 

Precauciones

Evitar su ingesta por parte de las mujeres embarazadas y los niños menores de seis años.

Evitar su consumo por parte de las personas con tumores cancerosos hepáticos.

Conozca también

Remedios para limpiar la sangre

¿Cómo desintoxicar el organismo?

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para depurar el páncreas

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

remedios

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*