Conoce

Remedios con vetiver y su aceite para dolores, artritis y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El vetiver (Vetiveria zizanioídes, Vetiveria odorata o Andropogon muricatus) es una planta perenne de la familia de las gramíneas elacionado con la cidronela y el lemongrás, y alcanza una altura de hasta dos metros.

Se compone de hojas delgadas y aromáticas, y de tallos rígidos.

Crece de manera silvestre en los climas tropicales de Haití, India, Java y Tahití.

Actualmente, se le cultiva con fines comerciales en China, las islas Comores, Indonesia, Japón, Malaysia, Filipinas y La Reunión (isla situada al suroeste del océano índico), asi como en países de Sudamérica, el oeste de África y las Antillas.

Las raíces lavadas y secas de esta planta se destilan por corriente de vapor para producir un aceite de color ámbar o pardo y de textura viscosa.

Este aceite tiene un aroma ahumado y leñoso, terroso y mohoso, parecido al olor prevaleciente en un bosque recién humedecido por una tormenta. Asimismo, posee matices aromáticos dulces y picantes. Alrededor de 90 kilogramos de raíces de vetiver producen cerca de 450 gramos de aceite. Cuanto más vieja sea la raíz, de mayor calidad será el aceite; incluso, éste último también mejora con el paso del tiempo.

Desde la antigüedad, muchas civilizaciones han considerado el vetiver como una fragancia fina. La acción calmante que ejerce le ha valido el nombre de “aceite de la tranquilidad” en la India y Sri Lanka. Los pueblos malayos construían toldos —llamados tatties— y sombrillas —denominadas khus khus— a base de vetiver. Estas cubiertas se utilizaban para mantener frescas las viviendas, alejar a los insectos y disfrutar de un aroma seductor (en especial, cuando se humedecían). En Java, los sirvientes agitaban abanicos ceremoniales de vetiver trenzado para refrescar a sus patrones. Los antiguos hindúes empleaban también abanicos de vetiver.

En India y Rusia, los saquitos perfumados solían contener raíces de vetiver. Debido a que esta planta es un buen repelente de polillas, se le conoce también como “raíz para la polilla”. En los climas tropicales, las raíces y las hojas de esta hierba se tejen para confeccionar techumbres y chozas. En muchas partes del mundo, agricultores y ambientalistas plantan vetiver con objeto de contrarrestar la erosión. Y es que las raíces de este pasto crecen y se extienden hacia abajo a gran profundidad.

Muchos perfumes contienen vetiver. Uno de ellos fue el famoso Mousseline des Indes, llamado así por el aroma de la muselina hindú; los hindúes empleaban el vetiver para proteger la muselina contra los insectos. En la actualidad, el vetiver añade una nota terrosa y musgosa alrededor de un tercio de todos los perfumes elaborados en Occidente y a una quinta parte de las fragancias masculinas.

 

Propiedades curativas

El aceite de vetiver estimula la producción de glóbulos rojos, los cuales transportan el oxígeno por todo el cuerpo. Debido a ello, mejora la circulación y las defensas inmunológicas. Asimismo, alivia los dolores y los espasmos musculares; la rigidez de las articulaciones causada por la artritis, el reumatismo, las torceduras y los esguinces.

También calma el nerviosismo y ha demostrado ser útil en el caso de la anorexia nerviosa. Se trata de un tranquilizante natural que ayuda a conciliar el sueño. Contribuye también a equilibrar las hormonas femeninas y a tonificar los órganos reproductores.

En virtud de su capacidad para inducir la relajación, puede coadyuvar a superar las disfunciones sexuales provocadas por el nerviosismo o el estrés.

El aceite de vetiver equilibra la actividad de las glándulas sebáceas, y ayuda a normalizar la piel grasosa y a eliminar el acné. Rehidrata la piel seca o deshidratada y ejerce un efecto rejuvenecedor sobre la piel madura. Contribuye a cicatrizar cortadas y heridas, y alivia la piel irritada e inflamada.

En aromaterapia este aceite esencial se usa para restablecer el equilibrio y la armonía, enfocar los pensamientos y las acciones, y contribuir a estabilizar la energía.  Igualmente, puede normalizar la sensibilidad extrema, o bien la insensibilidad. Algunas personas emplean el aceite de vetiver como afrodisiaco.

 

Remedios populares

Remedio con vetiver para dolores musculares: Calentar  en un bol 20 g de aceite de sésamo y después añadir 6 gotas de aceite esencial de sándalo, 20 gotas de aceite esencial de pomelo,  6 gotas de aceite esencial de vetiver y 6 gotas de aceite esencial de petitgrain. Usar esta mezcla para realizar masajes circulares suaves en los musculos afectados

Remedio con vetiver para la artritis Mezclar 5 gotas de aceite de vetiver en 1 cucharada de aceite de oliva y frotar sobre la zona afectada.

Remedio con vetiver para la menstruación irregular Verter  en un recipiente limpio 60 mililitros de aceite de oliva  y adicionar 4 gotas de aceite de geranio, 8 gotas de aceite de manzanilla, 6 gotas de aceite de amaro, 3 gotas de aceite de cilantro, 2 gotas de aceite de hinojo, 2 gotas de absoluto o enfleurage de jazmín y 2 gotas de aceite de vetiver.  Mezclar y  dar masaje a diario sobre la piel con este aceite.

Remedio con vetiver para el nerviosismo:  Verter en una tina o bañera con agua caliente 4 gotas de aceite de manzanilla,  3 gotas de aceite de amaro,  2 gotas de aceite de naranja y 1 gota de aceite de vetiver. Introducirse en la tina o bañera durante 20 minutos. Repetir este remedio según se necesite.

Remedio con vetiver para las arrugas:  Mezclar  10 gotas de aceite de borraja, 45 mililitros de aceite de jojoba  y el contenido de 3 cápsulas de vitamina E.  Después, agregar  3 gotas de aceite de palo rosa, 3 gotas de aceite de neroli, 2 gotas de aceite de incienso, 3 gotas de aceite de geranio,  2 gotas de aceite de hinojo,  2 gotas de aceite de sándalo, y 1 gota de aceite de vetiver. Aplicar, mediante una bolita de algodón, dos veces al día (mañana y noche), en las zonas con tendencia a arrugarse después de haber limpiado y tonificado el rostro.

Precauciones

No utilizar el aceite de vetiver durante el embarazo (especialmente durante los primeros meses).

No usar el aceite de veitiver en niños pequeños.

Conozca también

Remedios para depurar los riñones

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para la limpieza del páncreas

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

bblognuestros-remedios-na


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*