Conoce

Remedios con incienso y su aceite para dormir mejor y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El incienso, u olíbano, es la resina aromática purificada obtenida de pequeños arbollllos y arbustos espinosos de la familia de las Bursáceas que suelen crecer en climas de montaña sobre las rocas, muchas veces con la única humedad del rocío matutino.

Puede encontrarse en determinadas zonas de África del Norte, especialmente en Somalia, y en algunas regiones de Arabia Saudí.

Se trata de un árbol de hoja caduca, resistente, que alcanza una altura de siete u ocho metros, ramificado desde la base, con flores blancas o rosa pálido.

Su resina se cosecha dos o tres veces al año sangrando el árbol. Se efectúa una Incisión por la que va saliendo la resina durante unas dos semanas; este líquido se vuelve dorado al endurecerse, formando lo que se conoce como «lágrimas», que se raspan para separarlas de la herida. Estas «lágrimas» son purificadas y empleadas en curación y perfumería.

El aceite de incienso, que se utiliza en aromaterapia y perfumería, se extrae mediante destilación por vapor de la resina. También se fabrica un absoluto que se emplea fundamentalmente como fijador.

El incienso es uno de los materiales aromáticos más antiguos utilizados por la humanidad. Su comercio en la península Arábiga y el norte de África tiene más de cinco mil años de antigüedad y fue empleado en Mesopotamla, Egipto, Grecia y Roma, y más tarde adoptado por la Iglesia católica, que lo sigue usando en las ceremonias religiosas actuales.

En el templo de la reina Hatshepsut, de Luxor, aparecen unos relieves datados en 1512-1482 aC. en los que puede verse el cultivo de incienso en macetas para su utilización en máscaras cosméticas.

El incienso fue el principal recurso económico de algunos países árabes. Se dice que la reina de Saba, cuyo dominio era un importante proveedor de esta resina en la antigüedad, emprendió un viaje peligroso a Israel para visitar al rey Salomón, con objeto de asegurar su negocio.

Caravanas de camellos atravesaban terrenos traicioneros y climas extremos, a fin de llevar esta amada planta de Arabia a otras partes del mundo entonces conocido. Tanto los egipcios como los hebreos gastaban fortunas al importarla de los fenicios.

Durante el Imperio romano constituyó una moneda de cambio y una fuente de riqueza, y las «lágrimas» de incienso eran tan valiosas como las gemas y los metales preciosos, y fueron elegidas como uno de los regalos de los Reyes Magos en honor del nacimiento de Jesús. Los egipcios la mezclaban con canela para aliviar las extremidades y los músculos adoloridos.

 .

Propiedades curativos

El incienso ha sido utilizado en la antigüedad y en la actualidad como remedio herbal para muchos problemas de salud. En este sentido, reduce la inflamación, combate la infección y elimina la mucosidad excesiva. Tonifica y da firmeza a la piel, y estimula la regeneración celular. Ayuda a la digestión. Aumenta la orina, favorece la menstruación y tonifica el útero. Asimismo, calma los nervios.Es importante en el sistema ayurvédico de curación.

A pesar de que eran bien conocidas por los pueblos de la antigüedad, las propiedades del aceite de incienso en materia de embellecimiento de la piel quedaron sumidas prácticamente en el olvido durante siglos. Sus acciones restauradora, regeneradora y rejuvenecedora resultan útiles en especial para el piel reseco, maduro o sensible. Desvanece las líneas y las arrugas, alivia y suaviza el despellejamiento y la piel agrietada.

Las virtudes astringentes del aceite de incienso ayudan a equilibrar la cantidad de grasa cutánea. Este aceite esencial apresura la desaparición de manchas, inflamaciones, llagas, cicatrices, úlceras de la piel y heridas. Fue una de las primeras esencias vegetales usadas en fragancias y aún se emplea en la actualidad como fijador de perfumes.

Unas gotas del aceite de incienso pueden contribuir a reforzar la mente agobiada por la ansiedad, la tensión nerviosa o el estrés. Reducen la ansiedad, y revitalizan el cuerpo y la mente de la persona exhausta. Calman las emociones y curan las heridas morales.

El aceite de incienso tiene la propiedad de ayudar a romper los vínculos con el pasado que entorpezcan el crecimiento personal. Al volver la respiración más lenta, produce una sensación de serenidad y apacigua la inquietud. Se trata de un aceite que estabiliza y concentra la energía.

Es importante observar que nuevas investigaciones llevadas a cabo en la Universidad Johns Hopklns y la Universidad Hebrea de Jerusalén han revelado que el humo del incienso, que contiene una sustancia química conocida como acetato de incensol, es una droga psicoactiva que en un futuro podría utilizarse para aliviar la depresión.

 .

Remedios populares

Remedio con incienso para las arrugas en el cuello  Usar 4 gotas de aceite de incienso, 3 gotas de neroli en 20 mi de aceite de jojoba.  Empapar una bolita de algodón y pasar de abajo hacia arriba por el cuello 3 veces por semana.

Remedio con incienso para dormir bien Realizar inhalaciones de 3 gotas de aceite de incienso y 3 gotas de cedro del Atlas en un quemador.

Remedio con incienso para aliviar el estrés emocional Vaporizar 3 gotas de incienso y 4 gotas de pomelo o toronja.

Remedio con incienso para el catarro Mezclar 12 gotas de aceite esencial de incienso, 10 g de aceite de cáñamo y 12 gotas de aceite esencial de mirra. Aplicar esta mezcla sobre el pecho hasta su total absorción.

Remedio energético con incienso:  Calentar 5 gotas de aceite esencial de incienso, 20 g de aceite de sésamo, 10 gotas de aceite esencial de nuez moscada, 5 gotas de aceite esencial de laurel, 5 gotas de aceite esencial de cardamomo,  y 5 gotas de aceite esencial de pachuli Efectuar un masaje  para que los músculos entren en calor antes de realizar ejercicios.

Remedio con incienso para combatir el estrés Diluir 2 gotas de aceite esencial de rosa, 2 gotas de aceite esencial de hierba limón o limoncillo  y 6 gotas de incienso en 20 ml de aceite de oliva.  Efectuar un masaje en la zona de los hombros.

Remedio con incienso para cicatrices Mezclar 4 gotas de aceite de incienso, 2 gotas de aceite de lavanda y 20 ml de aceite de almendra.  Aplicar sobre el área afectada dos veces al día.  Conoce más aceites esenciales para borrar cicatrices.

 .

Recomendaciones

No utilices incienso durante el embarazo y evita todo contacto con los ojos y las membranas mucosas.

Se desconoce el grado de seguridad del incienso en los niños pequeños, las madres lactantes y las personas con graves enfermedades hepáticas o renales.

Entre sus raros efectos secundarios podemos citar las reacciones alérgicas ocasionales..

 .

Conozca también

Remedios para depurar los riñones

Remedios para limpiar la sangre

Remedios para la limpieza del colon

Remedios para limpiar y depurar la vesícula

Remedios para la limpieza del páncreas

Remedios para desintoxicar el hígado

Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

 infusiones medicinales

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*