Conoce

Remedios con albaricoque, damasco o chabacano

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El albaricoquero, originario del Asia Central y hoy se cultiva en Asia, norte de Africa y California.  Es un árbol frutal de la familia de las rosáceas que alcanza usualmente 7 metros de altura.

Sus flores son grandes y de tonalidades que van del rosado al blanco.

Su fruto es el albaricoque, una drupa redondeada, de piel aterciopelada y de color bronceado que recibe varios nombres como damasco, chabacano, entre otros.El fruto se recoge maduro al final del verano.

En la India y China han apreciado el albaricoquero durante más de dos mil años. Se dice que Dong Feng, un médico que ejercía al final del siglo II d.C., pedía que se le pagara con albaricoqueros.

 

Propiedades nutritivas y curativas

El albaricoque contiene azúcares del fruto, vitaminas y hierro. Las semillas contienen hasta el 8% de amigdalina, el glicósido cianogénico que segrega ácido hidrociánico (ácido prúsico). La corteza contiene taninos.

La fruta es rica en caroteno, que es la forma vegetal de la vitamina A el cual, según estudios realizados, ayuda a prevenir varios tipos de cánceres como el del estómago, pulmón, vesícula, esófago y garganta.

El albaricoque posee, también, pectina y celulosa lo que facilita el movimiento de los intestinos; de esa forma combate el estreñimiento.

Los albaricoques, ya sean frescos o secos, poseen poco o nada de grasa, sodio y colesterol, lo que es una ventaja para el corazón. Si son secos, los albaricoques tienen un beneificio adicional: mucho potasio. En este sentido, diez albaricoques secos aportan tanto potasio como una naranja mediana o una banana (plátano).

Igual cantidad de albaricoques secos proporcionan hierro y algo de cobre, muy recomendado para los hombres y las mujeres de edad madura.

Sin embargo, resulta conveniente observar que los albaricoques secos tiene más calorías que los crudos o enlatados en agua.

Aplicado de forma externa, ayuda a evitar la aparición de las arrugas prematuras y permite que la piel se vea tersa y suave.

En la medicina occidental se ha usado un extracto de las semillas como tratamiento, muy polémico, contra el cáncer. Las semillas también segregan un aceite fijo parecido al aceite de almendras (de P. amygdalus) que suele emplearse en fórmulas para cosméticos y para curar diferentes dolencias cutáneas como sarpullidos, sarna, etc.

Es importante señalar que recientes estudios experimentales chinos han demostrado que la pasta de las semillas ayuda, de forma externa, a combatir infecciones vaginales.

 

 

Remedios populares

Remedio con albaricoque  para las hemorroides externas Machacar las semillas de 3 albaricoques frescos y el aceite obtenido se aplica, mediante un bastón de algodón, sobre las hemorroides externas

Remedio con albaricoque  para fortalecer el corazón Lavar y cortar 3 albaricoques.  Colocar la pulpa en una licuadora junto con media taza de leche y batir por unos instantes.  Luego, añadir media taza de yogurt descremado y licuar nuavemente.  Tomar un vaso de este jugo a diario por la mañana.

Remedio para el estreñimiento con albaricoque Lavar y cortar 3 albaricoques.  Extraer la semilla y colocar la pulpa en un recipiente con agua.  Dejar en reposo durante todo un día.  De noche antes de acostarse, consumir la fruta.

Remedio contra las arrugas con albaricoque Lavar y cortar 3 albaricoques grandes.  Colocar en una  licuadora junto con 1 taza de agua y 2 mitades de un aguacate pelado y cortado sin la semilla. Licuar cuidadosamente hasta que lograr una mezcla suave y consistente. Adicionar una pizca de aceite puro de oliva y volver nuevamente a licuar por 2 minutos.

Aplicar una capa delgada y uniforme de esta mascarilla, mediante una espátula de madera, sobre el rostro y el cuello.  Dejar puesta por 45 minutos. Enjuagar con agua tibia y limpiar luego todas las áreas cubiertas con la mascarilla de albaricoque con una crema compuesta de leche espesa y un cucharadita de jugo de limón.  Este remedio puede aplicarse  tres veces por semana preferiblemente antes de acostarse.

Remedio con albaricoque para la anemia: Colocar una pera y un albaricoque en pedazos en una licuadora junto con un vaso de leche.  Licuar por unos instantes y beber un vaso de este jugo todos los días por 10 dias.

Remedio con albaricoque para las ojeras: Poner 50 gramos de lanolina en un bol a baño María y remover de forma constante con una cuchara de madera.  Una vez derritada la lanolina, agregar 25 gramos de aceite de germen de trigo. Colocar el líquido en un frasco con cierre hermético y adicionar 30 gotas de la esencia de albaricoque.Mezclar y aplicar  con movimientos circulares sobre el área donde se forman las ojeras.

Remedio con albaricoque para mejorar la memoria: Comer  tres ciruelas, tres albaricoques secos y tres almendras todos los días.

Remedio con albaricoque para retrasar el crecimiento del vello: Mezclar 1 cucharadita de miel con 1/2 taza de albaricoques secos molido hasta lograr una pasta. Aplicar sobre la zona con vello indeseado y dejar por 5-10 minutos.   Luego, frotar con suaves movimientos contrarios al crecimiento del vello.  Conservar por 20 minutos y lavar con agua tibia. Repetir 2-3 veces a la semana con el fin de retrasar el crecimiento del vello tanto facial como corporal.

 

Recetas saludables con el albaricoque

Receta saludable con albaricoque #1: Mermelada de albaricoque
Ingredientes
4 kg de albaricoques
1.800 g de azúcar
1 limón

Preparación
Lavar los albaricoques y deshuesarlos. Cortar por la mitad a los albaricoques y colocar en una cazuela, agregar el zumo de limón y un trocito de corteza amarilla rallada. Llevar suavemente a ebullición y cocinar removiendo y espumando durante dos minutos.

Agregar el azúcar, llevar nuevamente a ebullición y cocer, removiendo, hasta que la mermelada haya alcanzado la densidad adecuada.

Apagar el fuego y verter la mermelada aún caliente en los frascos de vidrio de cierre hermético. Conservar los frascos en lugar fresco y oscuro.

Receta saudable con albaricoque #2: Batata con albaricoque
Ingredientes:
1 batata horneada
4 mitades de albaricoques secos y picados
2 cucharadas de almíbar de arce
½ cucharadita de jugo de limón
2 cucharadas de puré de manzana

Preparación:
Cortar 1/3 de la parte de arriba de la batata cocinada y extraer la masa con una cuchara.

Mezclar el resto de los ingredientes hasta formar una pasta compacta. Colocar dentro de la batata que ha reservado. Servir caliente.

 

Otras ideas culinarias con el albaricoque

Los albaricoques crudos se pueden emplear para postres

  • Con frambuesas sobre tartas, frutas o yogur de vainilla.
  • En conservas, chutneys y compotas.
  • Mezlar el jugo de albaricoque en marinadas, ponches y sorbetes.

 

Los albaricoques en lata se pueden:

  • Cortar en rodajas y agregar al relleno de aves.
  • Cortar de forma decorativa y usar en las tartas en lugar del glaseado.
  • Adicionar a las ensaladas de frutas y compotas..

 

Los albaricoques secos se pueden cocinar:

  • Para acompañamiento del asado de carne. Agregar higos y ciruelas secas a los albaricoques. Hervir y servir.
  • Para acompañar pollo frito  Cortar en rodajas los albaricoques secos y añadir junto con pimiento verde y cebollas.
  • Para aumentar el valor nutritivo de panecillos, agregar picados a la masa.
  • Para las meriendas Cortar finas láminas de albaricoque seco y si requiere un bocadillo energético agregar almendras.

 

Recomendaciones

Adquirir el albaricoque, blandos al tacto, de color naranja y con un tinte rosado lo cual indica su dulzura. pero cedan un poco cuando se les presiona suavemente. Evite los verdes o amarillos, pues ello puede indicar que no están maduros, mientras que los que están muy blandos posiblemente estén pasados.

Evitar comprar el albaricoque recogido antes de tiempo, ya que será difícil que madure del todo o alcance la plenitud de sabor e igualmente aquellos que están arrugados.

Leer la etiqueta, cuando  se compran en lata, para comprobar que están en su jugo y no en almíbar.

Guardar los albaricoques, como si fueran melocotones frescos, a temperatura ambiente o en el frigorífico en bolsas de plástico perforadas. Los secos se pueden guardar en frascos de cristal bien cerrados.

 

 

Conozca también

Vitaminas y minerales para evitar los calambres

Relajantes musculares naturales

Remedios para los dolores musculares o agujetas

Remedios para inflamacion muscular (miositis)

Remedios para el dolor de pies

recetas saludables


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

1 comentario en Remedios con albaricoque, damasco o chabacano

  1. Angel Figueroa Gonzalez // 6 Diciembre, 2016 en 5:49 pm // Responder

    los felicito muy bueno la informacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*