Conoce

Enfermedades por falta de vitamina B1 o tiamina

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La tiamina, también conocida como vitamina B,, fue la primera vitamina hidrosoluble del grupo B que se descubrió. Es un componente esencial de una enzima, la tiamina pirofosfatasa, que participa en el metabolismo de los carbohidratos.

La tiamina actúa estrechamente con otras vitaminas del grupo B en la utilización de las vitaminas y las grasas, y ayuda a las membranas muscosas del corazón a permanecer sanas.

El cerebro utiliza la tiamina en la conversión del azúcar sanguíneo (glucosa) en energía biológica para funcionar adecuadamente.

La tiamina también participa en algunas reacciones metabólicas clave que ocurren en el sistema nervioso, el corazón y la formación de los glóbulos rojos, y en el mantenimiento del músculo liso y esquelético.

 

Deficiencia de tiamina y las enfermedades relacionadas

La deficiencia de tiamina provoca un trastorno conocido como beriberi. En otra época, era frecuente en los marineros, pero actualmente es raro en las zonas industrializadas del mundo, excepto en caso de alcoholismo y algunas enfermedades.

El síndrome causa generalmente falta de apetito, dolor abdominal, aumento del tamaño del corazón, estreñimiento, debilidad, tumefacción de las piernas, espasmos musculares, insomnio y pérdida de memoria. Con tratamiento, el cuadro se resuelve muy rápidamente. Si no se trata, puede dar lugar al síndrome de Wernicke-Korsakoff.

Estos pacientes presentan confusión, desorientación, incapacidad para hablar, dificultades para la marcha, entumecimiento, temblor en las extremidades, edema, náuseas, vómitos, dificultades visuales, tal vez psicosis y muerte.

Incluso en estados avanzados, este proceso puede ser reversible si se administra tiamina, se mejora el estado nutricional y se abandona el consumo de alcohol.

 

Factores de riesgo de deficiencia

El principal factor de riesgo para presentar una deficiencia de tiamina es el alcoholismo. Generalmente, los alcohólicos comen mal y, por lo tanto, tienen ingestas dietéticas bajas de tiamina y de otras vitaminas.

El alcohol también actúa directamente destruyendo la tiamina e incrementa su excreción. Las personas con cirrosis del hígado, síndrome de malabsorción, diabetes, enfermedad renal, infecciones crónicas o cuadros hipermetabólicos son más susceptibles a la deficiencia. Los ancianos son más propensos a presentar un estado nutricional malo, así como dificultades en la absorción, y pueden necesitar un suplemento.

A veces, otras personas con dietas nutricionalmente inadecuadas o con un aumento de las necesidades como resultado del estrés, enfermedad o cirugía se benefician de la ingesta adicional de vitamina B1 ya que su utilización es mayor en estos casos. Las personas que realizan dieta o ayuno con frecuencia también pueden presentar bajos niveles de tiamina.

El consumo de productos derivados del tabaco o los aditivos alimentarios carbonato y nitrato disminuyen la absorción de tiamina. Una reducción del consumo de vitamina B, suele asociarse a una disminución del resto de vitaminas del grupo B y posiblemente también de otros nutrientes.

El mejor planteamiento incluye ingerir un suplemento equilibrado de todas las vitaminas del complejo B y de otras vitaminas, a menos que exista una indicación específica de una dosis elevada.

 

Precauciones

La tiamina no debe tomarla nadie que tenga alergia a las vitaminas del grupo B, lo cual es muy raro.

En circunstancias muy raras, las dosis elevadas de tiamina producen una reacción cutánea, picor o tumefacción, más probable en caso de inyección intravenosa.

La mayoría de las personas no presentan ningún efecto secundario por la administración de tiamina oral.

Interacciones Los anovulatorios, los antibióticos, las sulfamidas y algún tipo de diuréticos pueden disminuir la cantidad de tiamina. Hay que consultar con el médico sobre la necesidad o no de una suplementación.

Tomar esta vitamina también puede intensificar los efectos de los agentes bloqueantes neuromusculares que se usan durante algunos procedimientos quirúrgicos. Las vitaminas del grupo B se absorben mejor en forma de complejos, y el magnesio suele favorecer la absorción de tiamina.

 

Conozca también

Efectos secundarios de un consumo excesivo de vitamina B

El selenio para retrasar el envejecimiento celular

Beneficios del licopeno para la próstata, piel y más

Beneficios de la luteína para los ojos, piel y más

Beneficios de las vitaminas para el organismo

Beneficios de los minerales para el cuerpo

Remedios para la falta de vitamina E

Deficiencia de vitamina b12: Signos y sintomas

Vitaminas y minerales para las alergias

Zumos ricos en vitamina A

recetas saludables

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*