Conoce

Remedios para el síndrome de Down

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

El síndrome de Down se define como una alteración debida a una anomalía cromosómica caracterizada por retraso mental y diversos rasgos físicos particulares. Se estima una incidencia de 1 caso por cada 660 nacimientos.

Su causa se debe a la presencia de tres cromosomas 21 en cada célula del cuerpo (las personas normales sólo tienen dos). Casi siempre la alteración está causada por un defecto en la distribución de los cromosomas durante la división del óvulo, lo cual ocurre con mayor frecuencia en las mujeres de más de 40 años de edad.

Entre sus principales síntomas se puede mencionar:

  • Retraso mental o dificultades de aprendizaje de intensidad variable en cada caso (es la causa genética más común de retraso mental).
  • La cabeza es pequeña, redonda y aplanada.
  • Los ojos son oblicuos, con el párpado poco abierto en el lado contiguo a la nariz. Las orejas están situadas más abajo de su ubicación normal.
  • La lengua es grande, y al sobresalir obliga a mantener la boca más o menos abierta; en ocasiones la salivación está aumentada.
  • Las manos son cortas y anchas, con un único pliegue palmar; los dedos son cortos, con incurvación del 5o dedo, que a veces sólo tiene dos falanges.
  • Los pies son anchos y cuadrados, con una amplia distancia entre el 1o y el 2° dedo.

El desarrollo físico está retrasado; los niños suelen ser bajos, obesos y la pubertad aparece tardíamente.

Los defectos cardíacos congénitos en estos niños son frecuentes y la muerte prematura a menudo se presenta como resultado de estas anomalías cardíacas. También son más susceptibles a las infecciones.

Auque no existe un tratamiento para su cura, si existen terapias alternativas y remedios que ayudan a aliviar esta condición.

 

Remedios populares

Remedio para el síndrome de Down #1: Usar los remedios homeopáticos Causticum, el Arsenicum album y el Carcinosinum, ya que ayudan en los vómitos frecuentes, enuresis e infecciones respiratorias muy frecuentes en las personas con síndrome de Down en su primera infancia.

Remedio para el síndrome de Down #2: Usar la acupuntura para estimular centros nerviosos que contribuye a mejorar lo relacionado con el habla y el sistema inmunológico para combatir infecciones recurrentes de las via respiratorias.

Remedio para el síndrome de Down #3: Usar la musicoterapia para fomentar el desarrollo de habilidades motoras y ejercitar la memoria.

Remedio para el síndrome de Down #4: Practicar asanas de yoga que permiten estirar y a tonificar el cuerpo y, a la vez, activan las glándulas endocrinas.

Remedio para el síndrome de Down #5: Practicar  técnicas de respiración que facilitan la concentración y mejoran la memoria.

 

Recomendaciones

Se recomienda el asesoramiento genético en todas las familias que presenten este síndrome. El síndrome de Down puede detectarse en el feto en los primeros meses del embarazo mediante un exa-
men de los cromosomas realizado por medio de una amniocentesis* o una muestra de las vellosidades coriónicas.

Los padres de un niño con síndrome de Down corren un mayor riesgo de tener otro hijo con síndrome de Down, por lo que se les debe informar sobre la amniocentesis.

Las mujeres que quedan embarazadas después de los 40 años también corren un mayor riesgo de tener un niño con síndrome de Down.

 

Preguntas más frecuentes

¿Aumenta el peligro de que un niño nazca con síndrome de Down con la edad de la madre?
Sí. Las células precursoras de los óvulos maduros ya están presentes en los ovarios desde el nacimiento. Por consiguiente, cuanto mayor sea la mujer más antiguas serán, y mayor la posibilidad de que su división sea anormal. Así mientras que la incidencia general de la alteración es de aproximadamente 1 por cada 700 recién nacidos, en las madres de 35 a 39 años es de 1 cada 260, en las de 40 a 44 es de 1 cada 100, y en las mayores de 45 es de 1 cada 45 o 50.

¿Qué grado de retraso mental implica el síndrome de Down?
El grado de afectación es muy variable en cada caso. En realidad, con respecto a esta cuestión, las características del síndrome de Down se han estipulado tradicionalmente de forma estereotipada, basándose en el estudio de sujetos que no habían recibido ningún tipo de cuidado especial o, inclusive, ninguna atención en absoluto, es decir, sin procurarles ninguna estimulación.

Así, las posibilidades de aprendizaje y desarrollo intelectual de estos niños eran nulas y, evidentemente, en todos los casos se detectaba un retraso mental acentuado, puesto que muchos ni siquiera habían aprendido a hablar por falta de estimulación.

Hoy en día, el grado de capacidad intelectual del individuo con síndrome de Down no puede ser predeterminado. En algunos casos existe un retraso mental profundo, pero en la mayoría es moderado o leve.

Por lo tanto, si bien siempre existirán ciertas dificultades de aprendizaje, no es posible predecir hasta qué punto ello afectará a la adquisición de capacidades personales.

Actualmente, se observa que los jóvenes que han sido estimulados adecuadamente pueden lograr un grado adecuado de autonomía, siendo capaces de cubrir sus cuidados personales, leer y escribir, desarrollar sus actividades en colegios normales y llevar a cabo actividades de muy diversa índole, no muy diferentes y tan variadas como las del resto de la población.

Pese a todos los avances, hay que tener en cuenta, por otra parte, que aún existen prejuicios, por lo que las personas con síndrome de Down ven dificultadas sus actividades sociales y laborales, aunque es de suponer que en un futuro próximo sus dificultades de aprendizaje no comportarán una excesiva limitación para llevar una vida normal.

¿Son evidentes los síntomas de alguien que tiene síndrome de Down?
No en todos los casos. Si bien existen numerosas características físicas que los distinguen, éstas no siempre son muy evidentes en el momento del nacimiento o incluso durante los primeros meses. En tales casos, es necesario confirmar el diagnóstico del síndrome.

La prueba más segura para la detección del síndrome de Down consiste en la comprobación de las características cromosómicas propias de esta alteración mediante un estudio genético.

El niño con síndrome de Down, además de tener sus rasgos físicos característicos, posee otras peculiaridades: trastornos de la sensibilidad (son menos vulnerables al dolor), menos resistencia a las enfermedades infecciosas, malformaciones cardíacas y deficiencia mental. Su coeficiente de inteligencia (O) se sitúa entre 30 y 80 (lo normal está entre 80 y 120).

 

Conozca también

Remedios para la poca concentración

Remedios para la enuresis o mojar la cama

Remedios para la ansiedad infantil 

bannerhijosconsalud2


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*