Conoce

Remedios para piercing infectado

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El piercing (anglicismo, del inglés pierce-perforar) consiste en perforar la epidermis con una aguja o cánula para luego introducir elementos, generalmente metálicos, de ornamentación.

Originariamente el piercing se utilizaba como rito o señal de pertenencia a una u otra tribu, muy diferente del destino del piercing en nuestra cultura.

Los antiguos mayas se perforaban el labio, nariz y orejas con las joyas más caras que podían permitirse. Las tribus sioux hacían que los jóvenes se sometieran a una prueba que consistía en perforarse el pecho con garfios colgándose con cuerdas a un árbol hasta lacerar la piel y así demostraban que ya estaban preparados para ser guerreros.

Los esquimales lo practicaban en los jóvenes que pasaban de ser niños a adultos y lo denominaban «Labrets»; también la población femenina de las tribus masai deforman su cavidad bucal con discos y alargan sus lóbulos llevando unos carretes metálicos. Las mujeres de Nueva Guinea atraviesan con una espina de pez las aletas nasales y el tabique mientras que los hombres llevan dientes de pez en el tabique.

Hay piercing faciales (oreja, nariz, labios), los «bodypiercing» (pezón, ombligo), orales (lengua y labios) y genitales (pene, escroto, clítoris y labios vulvares).

Tanto el tatuaje como el piercing conllevan una serie de riesgos de enfermedades, y antes de hacerlo deberíamos consultar a un médico ya que algunas personas pueden tener problemas de salud (hemofilia, marcapasos, epilepsia) o contraindicaciones que pueden afectar a la cicatrización (hongos o herpes en la zona de piel escogida).

Es importante observar que las enfermedades que pueden sobrevenir por un piercing efectuado en unas malas condiciones higiénico-sanitarias pueden ser infecciones de la piel o de la zona donde se ha colocado el piercing, hepatitis B y C, SIDA, tétanos, tuberculosis, queloides y alergias.

Dependiendo del área del cuerpo donde se ha efectuado el piercing, pueden surgir posible complicaciones como los que aparecen a ontinuación:

  • En las aletas nasales (zona de alto riesgo, desaconsejado). Las posibles complicaciones son: infección, endocarditis (infección en el corazón), granulomas.
  • En la lengua. Obstrucción de las vías respiratorias y problemas dentales; peligro de tragarse el piercing y problemas vasculares.
  • En las cejas. Inflamación, infección y parálisis del párpado.
  • En el labio superior y en el labio inferior (zona de alto riesgo, desaconsejado). Abrasión del esmalte dental, fractura de dientes, problemas en las encías, riesgo de tragarse el piercing y muerte de los tejidos.
  • En el ombligo. Infección local y secreciones persistentes.
  • En el pene (zona de alto riesgo, desaconsejado). Estrechamiento de la uretra y estrangulación del glande.
  • En el clítoris (zona de alto riesgo, desaconsejado). Muerte de los tejidos.

 

Remedios populares

Remedio para piercing infectado #1:  Hervir una taza de agua por 5 minutos.  Luego, retirar del calor y añadir 1 cucharada de sal de mar.   Revolver la sal hasta que quede bien disuelta y allí mismo poner una bolsa de té de manzanilla en el agua durante unos minutos. Retirar del agua y dejar que se enfríe un poco. A continuación, empapar un paño limpio con esta preparación y poner sobre el área afectada durante 10 minutos o hasta que se haya enfriado completamente.

Remedio para piercing infectado #2: Aplicar directamente gel de aloe vera o sábila sobre el piercing infectado.  Realizar este remedio varias veces al día.

Remedio para piercing infectado #3: Empapar un bastón de algodón con aceite de neem y aplicar sobre la zona afectada varias veces al día.

Remedio para piercing infectado #4: Empapar una bolita de algodón con aceite de árbol del té y aplicar sobre el área afectada varias veces al día hasta que se cure.

Remedio para piercing infectado #5: Aplicar, mediante un bastón de algodón, agua oxigenada justo en el área afectada y, pasado 10 minutos, lavar con jabón y poner sobre el contenido de una cápsula de vitamina E.

 

Recomendaciones preventivas

Lavar el piercing 2-3 veces al día, previo lavado de las manos con jabón neutro.

En los piercings orales internos (lengua) no se deberá ingerir alcohol ni picantes. Además, se evitarán los besos prolongados durante al menos ocho semanas y se hará un enjuague con un líquido que elimine las bacterias cada vez que se coma, beba o fume.

Descubre ¿Los tatuajes son malos para la salud?

En los piercing genitales limpiar 2-3 veces al día y no mantener relaciones sexuales durante 4-6 semanas.

Es importante acudir a locales reglamentados con condiciones sanitarias adecuadas.

 

Conozca también

Remedios para la infección en tatuajes

Remedios para la infección en el lóbulo de la oreja perforada

Remedios para las infecciones estafilococicas

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*