Conoce

Alimentos dañinos para el corazón

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Válvulas, ventrículos, aurículas, venas, arterias… el sistema circulatorio y, en especial, el corazón, conforman una compleja máquina con un preciso engranaje.

El secreto para que el corazón pueda llevar a cabo su importante función está en sus diversos compartimentos, que se comunican entre sí justo en el momento adecuado para permitir que la sangre entre, recibirla de nuevo una vez oxigenada y, después, impulsarla para que llegue al resto de órganos del cuerpo.

Y lo hace movilizando una gran cantidad de sangre: cada vez que se contrae mueve entre 100 y 200 centímetros cúbicos de sangre (aproximadamente medio vaso).

Parte derecha del corazón recibe la sangre que debe depurarse La sangre venosa, que ya ha pasado por el organismo para que las células reciban su oxígeno y nutrientes vuelve al corazón (a la aurícula derecha) a través de las venas cavas y la envía hacia los pulmones

Desde la aurícula derecha la sangre pasa al ventrículo del mismo lado, situado justo debajo, a través de la válvula tricúspide. Este compartimento del corazón es el encargado de impulsarla sangre a la arteria pulmonar y enviarla hacia los pulmones.

Parte izquierda recibe  la sangre ya oxigenada.  Una vez los pulmones han cargado de oxígeno la sangre, ésta (conocida como sangre arterial) se dirige al corazón por las venas pulmonares y entra en la aurícula izquierda. Y Ia hace llegar al resto del organismo

Tal y como ocurre en el lado derecho, desde la aurícula pasa al ventrículo, esta vez a través de la válvula mitral. Una vez en el ventrículo izquierdo, el corazón se contrae e impulsa la sangre arterial al resto del organismo a través de la arteria aorta.

Sin embargo, cuando alguno de esos procesos y “piezas” de ese gran engranaje, llamado corazón, falla es lógico pensar que acaba repercutiendo en su funcionamiento, provocando varios trastornos que pueden debilitarlo y causar, al final, graves problemas de salud.

Por esa razón, es importante cuidar el corazón mediante una alimentación adecuada.  Mucho se habla de los alimentos que fortalecen a este órgano y lo mantienen sano. 

Sin embargo, cuáles son esas comidas que debemos mantener alejados de la mesa si queremos que nuestro ssistema cardiovascular se mantenga en óptimo estado, veamos a continuación:

 

Alimentos perjudiciales para la salud del corazón

Grasas saturadas, sal, colesterol, azúcares de absorción rápida, fritos y grasas “trans” forman un cóctel muy peligroso para la salud de tu sistema circulatorio. Los siguientes alimentos son ricos en ellos. Tómalos solo en ocasiones especiales, de forma muy puntual.

Embutidos Contiene grasas saturadas y sal, una combinación nada recomendable

Bollería Son fuente de grasas “trans” y esconden mucha sal y azúcares refinados

Vísceras Riñones, hígado, sesos… te aportan mucho colesterol malo o LDL, que daña las arterias

Precocinados Se les añade grasas “trans” para mejorar su sabor, grasas malas para el corazón

Quesos curados Son doblemente dañinos por su contenido en grasas saturadas y en sal

 

Alimentos que se deben tener cuidado

Existen otros alimentos que, aunque no son tan perjudiciales como los anteriores, sí pueden acabar debilitando tu salud cardiovascular sobre todo si presentas otros factores de riesgo, como por ejemplo el colesterol alto. Los siguientes son un buen ejemplo de ello.

Ternera Tómala máximo 4 veces al mes: hamburguesas y albóndigas llevan más grasas

Marisco de concha Ostras, almejas y mejillones pueden subir el ácido úrico si abusas de ellos

Encurtidos No los tomes con frecuencia porque su contenido en sal es muy alto

Lácteos enteros  Opta por los desnatados, de los que sí debes consumir dos o tres raciones diarias

Pan industrial Acostúmbrate a tomar pan a diario, pero es mucho mejor que sea integral

Descubre cuáles alimentos que sí son recomendados para el buen funcionamiento del corazón

¿Cómo puedes llevar un control?

Comer en casa es tu mejor garantía. Cuando comes fuera y acompañada es fácil acabar consumiendo lo más calórico y menos saludable.

Tu “plan” empieza en ei supermercado. No comprar los productos que menos te convienen es la mejor forma de evitar sucumbir a la tentación.

Quizá te interese conocer recetas de jugos para fortalecer el corazón y las venas

Un calendario de aumentos “malos”. Cuelga en la nevera un calendario y anota cuándo consumes un alimento poco cardiosaludable.

 

Conozca también

Tiamina para el corazón, concentración y más

Remedios para la bradicardia o pulso bajo

Por qué el ajo es bueno para el corazón?

Es el aceite de pescado un remedio para el corazón?


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*