Conoce

Por qué el ajo es bueno para el corazón?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


En el año 3000 antes de nuestra era, Charak, el padre de la medicina ayurvédica de la India, aseveró que el ajo «fortalece el corazón y mantiene fluida la sangre».

Más recientemente, en el año 2010, un equipo de investigadores que revisó lo que denominaron la «vasta literatura científica» sobre el ajo y las afecciones cardiacas afirmó que «el consumo de ajo ejerce un efecto significativamente protector frente a la aterosclerosis».

Y cuando otro grupo de científicos analizó la dieta mediterránea —que hace uso abundante del ajo y suele asociarse a una buena salud cardiaca— calculó que si todo el mundo consumiera uno o dos dientes de ajo al día, el riesgo de enfermedad cardiaca se reduciría un 25 por ciento en todo el mundo. 

He aquí el modo en que el ajo puede ayudar a tu corazón.

 

El ajo y la salud cardiovascular

Reducción de la presión arterial. La presión arterial alta constituye uno de los principales factores de riesgo de los infartos y los derrames cerebrales.

En un reciente metaanálisis de 11 estudios sobre los suplementos de ajo y la presión arterial alta, se observó una disminución de la presión arterial sistólica (el número superior en la lectura) en una media de 8,4 mm Hg y de la presión arterial diastólica (el número inferior) en una media de 7,3 mm Hg, unas reducciones sumamente significativas. «Los preparados de ajo son superiores al placebo en la reducción de la presión arterial en individuos con hipertensión», explicaron los científicos en la revista BMC Cardiovascular Disorders.

Además, en un estudio llevado a cabo en Polonia, los investigadores observaron que los suplementos de ajo no solo reducían la presión arterial, sino que también prevenían el daño oxidativo al ADN. «Estos hallazgos apuntan a los beneficiosos efectos de la suplementación con ajo en lo relativo a la reducción de la presión arterial y el estrés oxidativo, y la consiguiente cardioprotección en los pacientes hipertensos», afirmaron los investigadores en la revista Molecular and Cellular Biochemistry.

Sangre más fluida. La gente toma aspirina infantil para prevenir los infartos porque «diluye» la sangre y, por lo tanto, reduce el riesgo de formación de coágulos sanguíneos que pueden llegar a obstruir las arterias. Concretamente, la aspirina disminuye la «adherencia» de las plaquetas, compuestos de la sangre que pueden aglomerarse y formar un coágulo en un proceso denominado agregación plaquetaria. Pero el ajo también puede diluir la sangre.

Descubre: Una dieta para un corazón sano

Unos investigadores ingleses realizaron un estudio en el cual administraron a los participantes suplementos de extracto de ajo envejecido durante 13 semanas, midiendo sus niveles de agregación plaquetaria antes y después de la investigación. Pues bien, los suplementos de ajo «inhibieron significativamente» el porcentaje de plaquetas que se aglutinaban y la velocidad en la que lo hacían.

El extracto de ajo envejecido «podría ser un beneficioso agente protector frente a las enfermedades cardiovasculares a consecuencia de su efecto inhibidor de la agregación plaquetaria», concluyeron los investigadores en la revista Journal of Nutrition.

Reducción del colesterol total. El ajo no reduce el colesterol LDL «malo»; al menos ese fue el resultado de un reciente estudio de seis meses —que fue muy publicitado— llevado a cabo por unos investigadores del Centro de Investigación Preventiva de Standford, quienes suministraron una dosis diaria de ajo crudo, un suplemento de ajo en polvo, extracto de ajo envejecido, o bien un placebo, a cerca de 200 personas que presentaban niveles altos de colesterol LDL. «Ninguna de las formas de ajo empleadas tuvo efectos clínicamente significativos en el colesterol LDL», concluyeron los científicos en la revista Archives of Internal Medicine.

Pero cuando unos investigadores de la Universidad de Connecticut analizaron este y otros 28 estudios sobre el ajo y el colesterol en un metaanálisis, llegaron a una conclusión más positiva al constatar que el ajo reducía significativamente el colesterol total y los triglicéridos (otra grasa presente en la sangre que puede resultar perjudicial para el corazón), aunque no ejerciera ningún efecto ni en el colesterol LDL «malo» ni en el HDL «bueno».

Descubre cómo el ajo te puede ayudar a adelgazar


Reducción de la placa relacionada con la obstrucción de las arterias. Con los años puede crearse placa en el interior de las arterias y hacer que sus paredes internas se estrechen; una ruptura de la placa puede derivar en la formación de un trombo que obstruya el paso de la sangre, y provocar un infarto o un derrame cerebral. El proceso de acumulación de placa se denomina aterosclerosis y el ajo puede detenerlo, retrasarlo e incluso curarlo.

En una investigación llevada a cabo en el Departamento de Cardiología de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), se suministró un suplemento de ajo envejecido, o bien un placebo, a 23 personas aquejadas de cardiopatías. Al cabo de un año, el grupo placebo había triplicado el índice de progresión de placa en comparación con las personas que tomaron ajo.

En otro estudio de un año de duración realizado por los mismos científicos en el que se administró un suplemento que contenía extracto de ajo envejecido, vitaminas del grupo B y un aminoácido beneficioso para las arterias, la progresión de placa fue «significativamente menor» en las personas que tomaron ajo. La terapia con extracto de ajo envejecido complementado con otros nutrientes «redujo la progresión de la aterosclerosis», explicaron los investigadores en la revista Preventive Medicine.

Quizá te interese conocer Cómo usar el ajo para bajar el colesterol y los triglicéridos

Y en un estudio llevado a cabo por científicos alemanes 142 personas tomaron comprimidos de ajo en polvo diariamente. Al cabo de cuatro años, presentaban una reducción de la placa arterial de entre un 5 y un 18 por ciento. «Posiblemente pueda atribuirse al ajo un papel tanto preventivo como curativo en la terapia de la aterosclerosis», escribieron los investigadores en la revista Atherosclerosis.

Arterias más flexibles. El revestimiento interno de las arterias se denomina endotelio y genera un compuesto (óxido nítrico) que relaja y ensancha la pared del vaso. Unos científicos de Nueva Zelanda suministraron un suplemento de ajo, o bien un placebo, a 15 hombres aquejados de enfermedades cardiacas. Al cabo de dos semanas «la dilatación dependiente del endotelio» de las arterias del grupo que había tomado ajo había aumentado un 44 por ciento. Cabe señalar que los participantes ya estaban siendo tratados con aspirina y una estatina.

Menor riesgo de infarto. Un equipo de investigadores rusos administró un suplemento de ajo, o bien un placebo, a 51 pacientes afectados de trastornos cardiacos. Según sus cálculos, al cabo de un año el suplemento había logrado reducir el riesgo de infarto una media de un 40 por ciento.

 

Conozca también

Jugos para fortalecer el corazón y las venas

Alimentos dañinos para el corazón

Remedios naturales y homeopáticos para la endocarditis

Remedios caseros para la arritmia cardiaca

Remedios para el colesterol

Remedios naturales para la insuficiencia cardiaca

Remedios para subir el colesterol bueno

Remedios para la angina de pecho

Remedios para la hipertensión

Dieta para combatir la hipertensión

Dieta para combatir el colesterol malo

Los beneficios de los ácidos grasos Omega 3

remedios

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*