Conoce

Zumos para los cálculos biliares o piedras en la vesícula

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

 

La vesícula biliar es una «bolsa» pequeña situada justo por debajo del hígado que almacena los jugos digestivos producidos por esta glándula digestiva.

Algunas veces, estos jugos se solidifican y forman cálculos biliares, llamados popularmente “piedras”.  conformando un trastorno que recibe el término médico de litiasis biliar.

Algunos factores que pueden provocar las piedras en la vesícula son: infección, anemia, obesidad, trastornos intestinales, enfermedad de las arterias coronarias, embarazos múltiples, dieta rica en grasas y pobre en fibras, tabaquismo, consumo importante de alcohol y pérdida de peso rápida.

Cerca de un 60% de las personas con cálculos biliares nunca enferman por causa de éstos; sólo cuando quedan atrapado en las vías biliares es que pueden causar problemas.

Si éstas se bloquean completamente,  un dolor intenso en la parte superior derecha del abdomen y en la parte superior de la espalda. El dolor suele empezar de forma brusca y puede durar hasta tres horas.  Este trastorno se conoce como «cólico biliar».

Un bloqueo completo o parcial también puede producir una inflamación de la vesícula, en cuyo caso, el dolor se prolonga durante más de tres horas, aparece fiebre y la piel puede adquirir un color amarillento conocido como ictericia.

 

Recetas de zumos para los cálculos biliares

Zumo para los calculos biliares o piedras de la vesícula #1
Ingredientes
1 cucharada de vinagre de sidra de manzana
3 manzanas rojas

Preparación
Lavar y picar las manzanas y colocar en la licuadora junto con un poco de agua y la cucharada de vinagre de sidra. Licuar por unos instantes. Tomar a diario 1 vez al día.

Es importante observar que este zumo resulta eficaz para combatir tanto el cólico biliar como para deshacerse de las piedras debido al ácido málico que contiene las manzanas. Igualmente, el vinagre colabora en suavizar los cálculos biliares para su fácil expulsión.

Zumo para los calculos biliares o piedras de la vesícula #2
Ingredientes
30 ml de aceite de oliva.
2 limones (su zumo)
3 dientes de ajo crudo machacados.

Preparación
Extraer el zumo de los limones y luego mezclar con el resto de los ingredientes. Tomar a diario, preferiblemente en ayunas, todos los días.

Zumo para los calculos biliares o piedras de la vesícula #3
Ingredientes
1 remolacha
1 pepino
2 zanahorias

Preparación
Lavar y pelar todos los ingredientes. Picar y colocar en la licuadora junto con un poco de agua. Licuar por unos instantes. Tomar a diario 2 veces. Este zumo se considera un “limpiador” tanto de la vesícula como del hígado.

Zumo para los calculos biliares o piedras de la vesícula #4
Ingredientes
2 toronjas
½ cucharadita de sal de Epson
2 cucharaditas de miel

Preparación
Extraer el jugo de las toronjas y verter el resto de los ingredientes. Mezclar hasta que quede bien integrado. Tomar 1 vez al día hasta que los cálculos sean expulsados. Verter los ingredientes en la licuadora.

 

Este jugo contiene sal de Epsom que aunque puede brindar a este zumo un sabor algo diferente a lo usual es el elemento clave para expulsar los cálculos, ya que estimulan su movimiento a través de la vía biliar

 

Recomendaciones

Evitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, enlatados o industrialmente preparados (bollería industrial, lácteos enteros, mantequilla, nata, embutidos…) y, en su lugar, preferir aquellos alimentos naturales con fibras (fruta, verdura, legumbres, cereales integrales…)

Evitar el consumo de pildoras anticonceptivas, ya que éstas elevan los niveles de estrógenos, así como de colesterol; ambos favorecen la formación de cálculos.

Hacer ejercicio para evitar el sobrepeso.

Ingerir, en infusiones, plantas coleréticas, es decir, que estimulan la producción de bilis por el hígado y ayudan a mantener una composición apropiada de la bilis, de forma que no dé lugar a la formación de cálculos como es el caso de la planta diente de león (Tarxacum officinale), 2 a 6 mi una vez al día; semilla de cardo mariano (Sylibum marianum), 70 a 210 mg de silimarina; hojas de alcachofa (Cynara scolymus), 150 mg tres veces al día y cúrcuma (Cúrcuma loriga), usado como especia, 150 mg tres veces al día.

 

Conozca también

Dieta para las personas con problemas en la vesícula biliar

Remedios naturales para el higado graso

Remedios para la cirrosis hepática

Remedios para la hepatitis

Remedios para limpiar y depurar el páncreas

¿Cómo desintoxicar el organismo?

La alcachofa: Un remedio natural para el hígado

remedios


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*