Conoce

Remedios para alveolitis seca o osteítis alveolar

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La alveolitis seca o osteítis alveolar es una complicación relativamente rara que ocurre después de extraer un diente.

Este trastorno ocurre cuando el coágulo de sangre que se forma normalmente en el zócalo del diente extraído para proteger los nervios expuestos y el hueso subyacente, se disuelve demasiado rápidamente o no se forma en absoluto.

Como resultado, el hueso y los nervios están expuestos a bacterias, aire, alimentos, bebidas y otros objetos que entran en la boca.

Esto ocurre más frecuentemente después de la extracción de las muelas del juicio, las personas que han sufrido previamente de alveolitis seca, los fumadores, las personas que usan anticonceptivos orales como píldoras anticonceptivas, las personas con mala higiene dental, aquellas con una mandíbula densa y aquellas que tienen hábitos bucales negativos como masticar intensamente, escupir o chupar cigarrillos o pajillas.

Los síntomas típicamente implican un dolor intenso y persistente que comienza unos días después de que se extraiga un diente. El dolor puede intensificarse cuando se respira aire frío o se bebe agua fría, y a menudo se acompaña de un mal olor y sabor en la boca, debido a la acumulación de restos de comida en el zócalo vacío.

Es importante acudir al dentista para que pueda evaluar la situación y probablemente prescribirá antibióticos (por ejemplo, amoxicilina), o usará suturas y hemostáticos locales para tratar la alveolitis seca, pero puede complementar el tratamiento con remedios caseros y naturales para reducir, al máximo, las molestias.

.

Remedios populares

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #1:  Empapar una bolita de algodón con miel y frotar por la zona afectada varias veces al día.  Es importante observar que la miel se ha utilizado durante muchos años como remedio natural; se utilizó para tratar las heridas infectadas mucho antes del descubrimiento de las bacterias. Sus propiedades antibacterianas fueron científicamente reconocidas en 1892 por Van Ketel: sus propiedades higroscópicas, su pH ácido y peróxido de hidrógeno (producido enzimáticamente en miel) crean un efecto inhibidor que actúa contra unas 60 especies de bacterias. Las propiedades de la miel lo convierten en un excelente remedio casero para la alveolitis seca.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #2: Remojar un bastoncillo de algodón en aceite de clavo de olor, y luego colocarlo sobre el área afectada durante 60 segundos. Usar agua tibia para enjuagarse la boca después.  El aceite de clavo (también conocido como eugenol en su forma no refinada) contiene un producto químico que ayuda a reducir el dolor, y se ha utilizado como un remedio de dolor de muelas durante siglos. Sus propiedades nalgésicas lo hacen útil en el tratamiento de la alveolitis seca y en el control del dolor durante la cirugía dental.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #3:  Aplicar una bolsa de hielo envuelta en una tela y aplicar en la parte exterior de la mandíbula donde se sienta el malesta.  Este remedio es una forma sencilla para aliviar el dolor causado por este transtorno.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #4: Poner una bolsa de té (que ha sido empapada en agua caliente y luego enfriada en la nevera) en las áreas doloridas afectadas y dejar puesta por 5 minutos. Después, lavar la boca con el agua templada.  Este remedio tiene propiedades analgésicas naturales.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #5: Hervir una taza de agua y luego añadir 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.  Refrescar y hacer buches con esta infusión.   La cúrcuma, una hierba con muchas propiedades medicinales, y tiene relevancia específica para el mantenimiento de la salud oral.  Es antinflamatorio, antioxidante, antimicrobiano y hepatoprotector.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #6: Verter 1  cucharada de hojas de manzanilla con un vaso de agua que esté hirviendo.  Dejar refrescar, colar  y hacer buches con esta infusión dos veces al día durante varios días.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #7: Empapar una bolita de algodón con aceite de ajo y frotar suavemente sobre la zona afectada.   El ajo posee propiedades antiinflamatorias. Además de ayudarle a mantenerse alejado del dolor y la hinchazón, el ajo es muy eficaz en la prevención de la infección bacteriana.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #8: Mezclar, a partes iguales, vinagre de sidra de manzana y agua y enjuagar la boca con esta mezcla varias veces al día.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #9: Consumir a diario helado.  Al igual que el agua fría, la frialdad del helado puede ayudarle inmediatamente a salir de la dolorosa sensación en la boca.

Remedio para alveolitis seca o osteítis alveolar #10: Mezclar un poco de sal con una taza de agua tibia.  Revolver la mezcla con una cuchara para obtener la sal disuelta en el agua.  Lavar la boca con este agua salada dos veces al día.

.

Conozca también

Remedios para el dolor de muela

Remedios para piorrea, periodontitis o enfermedad periodontal

Remedios para flemón o absceso dental

Remedios para las caries

Remedios para la gingivitis o encías sangrantes

bbblanqueamientodental

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*