Conoce

Remedios para esofagitis o inflamación del esófago

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


El esófago es un conducto de paredes musculares revestido interiormente por una mucosa, que pone en comunicación la faringe con el estómago. En el individuo adulto mide aproximadamente 25 cm de longitud.

En este órgano se distinguen tres porciones: una cervical, de 3 o 4 cm, que transcurre por el interior del cuello; una torácica, de 18 cm, que pasa por detrás del corazón; y una abdominal, de 2 o 3 cm, que atraviesa el diafragma y penetra en el abdomen.

El diámetro esofágico varía en los diversos segmentos, de forma que se alternan tramos estrechos con otros más dilatados.

La función fundamental del esófago es la propulsión del bolo alimenticio desde la faringe hasta el estómago. Los alimentos, masticados y mezclados con la saliva, son empujados por la lengua hacia la faringe y, seguidamente, al conducto esofágico, recorrido que se efectúa en 10 o 12 segundos. Mientras no se ingieren alimentos, la entrada de este órgano está cerrada.

Un esfínter inferior cierra el paso a los líquidos del estómago, previniendo de este modo que el esófago sea dañado por la acidez del contenido gástrico.

Al descender por el esófago, el bolo alimenticio distiende las paredes de éste y provoca la aparición de movimientos propulsores que lo empujan hacia el estómago.

Es importante observar que el esófago puede sufrir de una inflamación, llamada esofagitis, causada frecuentemente por el reflujo gastroesofágico (ERGE). Es decir, el mal funcionamiento del músculo del esfínter entre el esófago y el estómago, que permite que los ácidos del estómago entren en el esófago.

Igualmente, puede ser provocada por vómitos excesivos. La esofagitis infecciosa es causada con más frecuencia por cándida, herpes y otros virus cuando el sistema inmunológico está comprometido.

Incluso existe la esofagitis corrosiva producida por la ingestión de productos químicos cáusticos tales como ácido o lejía. Esto puede suceder accidentalmente o en un intento de suicidio.

Los síntomas primarios incluyen dificultad para tragar y dolor al tragar. Otros síntomas pueden incluir sensación de que algo está atascado en la garganta, dificultad para respirar, entre otros.

 

Remedios populares

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #1: Verter 1 cucharadita de polvo de olmo resbaladizo o ulmus rubra en 1/2 taza de agua y beber antes de las comidas.   Este remedio es rico en mucilago lo que ayuda a aliviar la irritación tanto de la garganta como del esófago.

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #2: Hervir en 1 taza de agua 1 cucharada de raíz de malvavisco, previamente lavada y picado, por 5 minutos.  Pasado ese tiempo, tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 3 tazas al día.  Este remedio, al igual que el anterior, contiene mucilago el cual ayuda a calmar y proteger las membranas mucosas y el esófago. 

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #3: Consumir ½ taza de jugo de sábila o aloe vera unos 20 minutos antes de una comida.

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #4: Hervir 1 cucharada de hierba limón, citronela o limoncillo picada en 1 taza de agua por 5 minutos.  Tapar y dejar refresca.  Tomar 3 tazas al día.

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #5: Verter 1 cucharada de jengibre en polvo en una taza de agua que esté tibia.  Revolver y tomar 2 veces al día.

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #7: Consumir por sólo un mes 1 taza de infusión de equinácea a diario con el fin elevar las defensas si se tiene esofagitis infecciosa.

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #8: Consumir de 30 a 45 gramos de frambuesas negras diariamente.  Según estudios realizados, la frambuesa negra no sólo ayuda a combatir la inflamación de esófago sino que también puede ser un preventivo contra el cáncer de esófago.

Remedio para esofagitis o inflamación del esófago #9:  Tomar sólo un vaso de vino al día puede ayudar, según investigaciones, a las personas que sufren de esofagitis de forma constante e incluso puede reducir el riesgo de desarrollar un trastorno de esófago de Barrett.

 

Preguntas y respuestas

¿Qué relación tienen las varices del esófago con la cirrosis hepática?
La sangre venosa procedente del estómago y los intestinos se recoge en la vena porta, que antes de desembocar en la vena cava inferior pasa por el hígado. Cuando éste tiene cirrosis, la sangre se desvía por unas pequeñas ramificaciones que se dirigen hacia el esófago.

En condiciones normales estos vasos contienen poca cantidad de sangre, por lo que cuando hay cirrosis se dilatan anormalmente y forman las denominadas varices esofágicas. La ruptura de éstas puede producir graves hemorragias que, lógicamente, deben ser tratadas con urgencia.

El esófago puede estudiarse por medio de radiografías y por endoscopia…
Dado que es un órgano hueco, la exploración por rayos X requiere la previa ingestión de una papilla que contenga sustancias opacas a dichosrayos. Mediante esta técnica se observan las deformidades de la pared interna del esófago sin provocar molestia alguna al paciente.

Para efectuar el estudio endoscópico se introduce por la boca un tubo flexible formado por fibras de vidrio, llamado fibroscopio, provisto de un sistema de iluminación que permite ver, desde su extremo exterior, las imágenes de la pared esofágica. Por medio de este tubo, y con instrumentos adecuados, también es posible fotografiar o filmar el interior del órgano, así como realizar una biopsia tomando una muestra de la pared esofágica. Este tipo de exploración puede resultar más molesto que el anterior, pero no demasiado.

 

Conozca también

Remedios para la acidez o agrura

Zumos para el reflujo

11 remedios para los espasmos estomacales

Remedios para la hernia de hiato

Remedios para la indigestión o dispepsia

bblognuestros-remedios-na

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*