Conoce

Remedios para la fiebre del valle o coccidioidomicosis

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

La fiebre del valle, conocida formalmente como coccidioidomicosis, es una infección fúngica que se puede contraer en el suelo afectado.

El hongo vive en la tierra en ciertas partes del país (principalmente Arizona y California) y en partes de América Central y del Sur. También se ha encontrado en el estado de Washington, Nevada, Colorado, Utah, Nuevo México y Texas.

La infección no puede transmitirse de persona a persona. Solo se capta al respirar polvo o aire que tiene las esporas de los hongos.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), alrededor de 10,000 personas contraen la fiebre del valle cada año en los Estados Unidos. En la mayoría de los casos, las personas se recuperan por sí mismas en unas pocas semanas o meses. Algunas personas necesitan un tratamiento antimicótico recetado para acelerar la recuperación o controlar los síntomas, y otras desarrollan una infección pulmonar grave que requiere hospitalización.

La mayoría de las personas que han estado expuestas a la fiebre del valle desarrollan inmunidad. Esto significa que no están en riesgo de infecciones futuras.

Sin embargo, algunas personas con fiebre del valle desarrollan infecciones crónicas, una infección a largo plazo que no pueden vencer por completo.

Los síntomas de la fiebre del valle son similares a los de otras infecciones comunes. Esto puede hacer que la enfermedad sea difícil de detectar y muchas personas pueden pasar sin ser diagnosticadas. Algunas personas nunca tienen síntomas de fiebre del valle, incluso si han estado expuestos al hongo. Si los tiene, los síntomas generalmente aparecen de cinco días a tres semanas después de la exposición. Para las personas que se enferman, los síntomas de la fiebre del valle a menudo incluyen:

  • Fiebre
  • Resfriado
  • Dolores musculares y dolor o rigidez en las articulaciones
  • Tos
  • Sudores nocturnos
  • Sentirse cansado o fatigado
  • Sarpullido rojo, lleno de baches y doloroso en la parte superior del cuerpo o las piernas
  • Dolor de cabeza
  • Falta de aliento
  • Tobillos, pies o piernas hinchados
  • Pérdida de apetito

Si su infección se propaga desde los pulmones a otras partes de su cuerpo, necesitará atención médica y probablemente una estadía en el hospital. Cuando la infección se disemina, se llama coccidioidomicosis diseminada. Los síntomas de la coccidioidomicosis diseminada incluyen:

  • Problemas de la piel, como úlceras, lesiones o nódulos que son peores que una erupción
  • Problemas esqueléticos, como lesiones en los huesos, el cráneo y la columna vertebral
  • Problemas en las articulaciones, como dolor y hinchazón en los tobillos y las rodillas
  • Infecciones secundarias graves y letales, como la meningitis. Esto puede causar rigidez en el cuello, fiebre repentina, confusión, dolor de cabeza intenso o dolor de cabeza con náuseas o vómitos, convulsiones, sensibilidad a la luz, dificultad para mantenerse despierto, falta de apetito y otros cambios repentinos en la forma en que se siente.

Algunas personas también desarrollan una infección crónica de fiebre del valle. Esto es más común en personas con sistemas inmunes comprometidos, como las personas con VIH / SIDA y los ancianos. Los síntomas de la fiebre del valle en estos casos pueden parecerse a los síntomas de la tuberculosis. Incluyen:

  • Tos con sangre
  • Dolor de pecho
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Neumonía
  • Tos
  • Nódulos pulmonares

.

Remedios populares

Remedio para la fiebre del valle o coccidioidomicosis #1: Usar arcilla de Bentonita para reducir el sarpullido causado por esta dolencia.

Remedio para la fiebre del valle o coccidioidomicosis #2: Aplicar manteca de cacao (sin alcohol añadido, fragancia u otros productos químicos) o gel de aloe vera o sábila sobre la piel con el fin de reducir la picazón que produce esta dolencia.
Gel o pomada de aloe vera

Remedio para la fiebre del valle o coccidioidomicosis #3: Usar compresas frías en la piel afectada para aliviar el dolor o la irritación. Asegúrese de que estén limpios y no aplique bolsas de hielo directamente sobre la piel. En cambio, envuélvalos en una toalla fina primero

Remedio para la fiebre del valle o coccidioidomicosis #4: Aplicar aceite virgen de coco sobre la frente con el fin de reducir la calor corporal elevada o fiebre causada por esta dolencia.

Remedio para la fiebre del valle o coccidioidomicosis #5:  Consumir moringa, ya que se considera muy efectiva contra la fiebre.

Remedio para la fiebre del valle o coccidioidomicosis #6: Usar aceites esenciales como menta, lavanda, tomillo, romero, canela o clavo de olor, ya sea mediante inhalación o aplicación diluida con aceites como de oliva o almendra) para reducir el dolor de cabeza causada por esta enfermedad.

Remedio para la fiebre del valle o coccidioidomicosis #7: Agregar unas rodajas de jengibre fresco al agua hirviendo. Una vez que es una temperatura segura, puede beberla como un té para ayudar a calmar la tos.

.

Recomendaciones

Si vives o viajarás a una región con fiebre del valle, puedes tomar algunas medidas para protegerte:

Evitar las áreas donde la suciedad o polvo ha sido perturbada, como sitios de construcción, nuevos jardines y granjas. Si debe estar en un área con tierra revuelta, considere usar una mascarilla o use un pañuelo para evitar inhalar el polvo.

Quedarse adentro de la casa cuando hace mucho viento o durante las tormentas de polvo.

Quizá te interese conocer

Usar protección para la cara si tiene que aventurarse en tormentas o cuando barre el porche o el patio.

Mantener las ventanas y puertas bien cerradas durante el verano, cuando la infección es más común.

Humedecer, si debe excavar, la tierra primero para evitar enviar gran cantidad de polvo al aire.

Evitar la jardinería como un hobby.

Limpiar los muebles de jardín del polvo antes de pasar tiempo con ellos o traerlos a la casa.

.

Conozca también

Remedios para la fiebre en el embarazo

Remedios para la fiebre amarilla

Remedios para fiebre en perros o fiebre canina

Remedios para la fiebre tifoidea

Remedios para la fiebre del heno

Remedios para bajar la fiebre en niños o infantil

remedios

 


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*