Conoce

Remedios para la neumonía

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram


La neumonía consiste en una inflamación del tejido pulmonar. La parte del pulmón afectada se condensa y queda compacta, de modo que al aire no le es posible penetrar en ella.

En el 90 % de los casos está ocasionada por gérmenes, sobre todo bacterias y virus, y pocas veces por hongos.

La bacteria que con mayor frecuencia provoca una neumonía es el neumococo. También pueden originar la dolencia otras causas, entre ellas las radiaciones y la inhalación de gases tóxicos.

La neumonía ocupa el quinto o el sexto lugar entre las causas de muerte en todo el mundo, si bien el porcentaje ha ido reduciéndose considerablemente en las últimas décadas. Es más frecuente en las grandes ciudades y entre las personas que viven en condiciones precarias.

En conjunto, las neumonías son más habituales en las edades extremas de la vida, es decir, en la infancia y en la senectud.

Entre los factores que más predisponen a padecerla se hallan las enfermedades respiratorias producidas por virus, como la gripe y el sarampión; la desnutrición y la exposición al frío

Igualmente, la exposición al humo de tabaco, humos tóxicos, industriales y otros contaminantes que dañan la función ciliar de las vías respiratorias. También el alcohol y las drogas, ya que, sobre todo el primero, altera la función de los leucocitos (de defensa). y, por supuesto, tienen más riesgo quienes padecen enfermedades crónicas o debilitantes con sistemas inmunológicos alterados: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), diabetes, e insuficiencia cardíaca.

Dado que la más habitual es la neumonía originada por el neumococo, se describen a continuación sus síntomas. Generalmente, el comienzo es brusco, con escalofríos intensos, dolor en el pecho que se incrementa al respirar, fiebre elevada, tos, esputos de color ocre, y acentuado decaimiento con sensación de gravedad.

Las neumonías causadas por otras bacterias presentan síntomas similares. En cambio, las provocadas por virus se inician de una forma gradual y, además, existe dolor generalizado en el cuerpo, cefalea, la tos es más seca y se expectora poco.

Por otra parte, no suele producir escalofríos y no se acusa una tan acentuada repercusión en el estado general de los enfermos, hasta el punto de que éstos suelen encontrarse relativamente bien.

Cuando la dolencia está originada por bacterias, se prescriben antibióticos; si la provocan virus, sólo se procurará reposo y también se tomarán las medidas necesarias para aliviar la tos y reducir la fiebre elevada.  En este caso, los remedios naturales pueden ser de gran utilidad.

 

Remedios populares

Remedio para la neumonía #1  Verter 150 g de flores de espliego en 1 litro de agua que esté hirviendo y dejar en infusión durante 2 horas en un recipiente tapado.  Recalentar y verter 5 g de marrubio.  Dejar refrescar, colar y tomar a lo largo del día.

Remedio para la neumonía #1 Verter 8 g de tomillo y 30 g de hojas de llantén mayor en un litro de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar en infusión durante 10-12 minutos, colar nuevamente y distribuir a lo largo del día

Remedio para la neumonía #3 Hervir 30 g de hierba de San Roberto en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro, colar y añadir al líquido obtenido:30 g de raíz de primavera y 30 g de raíz de helenio. Dejar hervir de nuevo durante 5 minutos, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 3 semanas seguidas, es decir, 18 días en total.

Quizás le interese saber sobre: La enfermedad del legionario o legionella y sus remedios

Remedio para la neumonía #4 Hervir 30 g de flores de malva durante 10 minutos en 1 litro de agua, luego verter sobre:25 g de yemas de álamo negro y 25 g de flores de borraja. Tapar y dejar en infusión durante 20 minutos, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 4 semanas seguidas, es decir, 24 días en total..

Remedio para la neumonía #5  Verter en 1 litro de agua que esté hirviendo 540 g de flores de espliego. Dejar macerar tapado por 2 horas. Colar y empapar un paño con esta infusión.  Aplicar a modo de compresasen la espalda.

Remedio para la neumonía #6  Verter en un recipiente con agua que esté hirviendo 2 cucharadas de agrimonia, 2 de tomillo, 1 de eucalipto, 1 de romero y 1 de lavanda.  Aproximar el recipiente y aspirar el vapor. Poner una toalla sobre la cabeza para no desperdiciar el vapor

Remedio para la neumonía #7 Hacer una infusión de 20 gramos de marrubio blanco.en un litro de agua y tomar una taza antes de las dos principales comidas. Si no se tolera el sabor amargo de la planta se endulza la tisana agregándole en el momento de la infusión regaliz

Quizás te interese conocer: Qué es la fibrosis quística y cuáles son sus remedios naturales

Remedio para la neumonía #8 Colocar en un recipiente, a partes iguales, hojas de eucalipto, corteza de saúco, serpol, flores de amapola y hiedra terrestre. Extraer una pulgarada de la mezcla y verter en una taza de agua que esté hirviente y dejar 10 minutos en infusión.  Tomar caliente una taza entre cada comida y al acostarse.

Remedio para la neumonía #9 Preparar una tisana haciendo hervir en un litro de agua 20 gr. de raíces aplastadas de grama a las cuales se les puede agregar la misma cantidad de raíces de regaliz para disimular el sabor amargo. (Presindir del regaliz si se sufe de presión alta)  Tomar a sorbos durante el día.

Remedio para la neumonía #10 Realizar una  infusión con 1 cucharada  de tomillo y otra de equinácea en una taza de agua por 5 minutos.  Complementar aplicando sobre el pecho cataplasmas de ajo.

Quizás te interese conocer: Remedios para expulsar las flemas

Remedio para la neumonía #11  Usar de la terapia de Flores de Bach el olivo que aporta energía y la genciana de campo que sirve para el desaliento.

Remedio para la neumonía #12 Realizar masajes de curación Reiki. Se coloca una mano hacia abajo y la otra hacia arriba sobre la parte superior del pecho de la persona afectada..Se colocan las manos en la línea del pecho.Se desplazan ambas manos a la vez un palmo más abajo, permaneciendo en esta posición hasta que se advierta una disipación de la energía o bien se note que la zona se ha equilibrado. Se tratará toda la zona de los pulmones, así como los costados del cuerpo, de forma que se energicen los laterales de los pulmones

Es más fácil tratar a la persona si ésta se encuentra recostada de lado. Hay que prestar especial atención a la dirección en que apuntan las manos, ya que es preciso describir un círculo con la energía.  En la espalda de la persona receptora, una mano asciende. Se tratará la espalda descendiendo con las manos palmo a palmo.

Remedio para la neumonía #13 Realizar masajes de drenaje en la espalda del enfermo  Para facilitar el drenaje de mucosidades y la consiguiente expectoración, resultan útiles los masajes efectuados mediante suaves golpes en la espalda del enfermo. Mientras se efectúan, éste debe estar sentado. Ese suave golpeteo se practica recorriendo toda la superficie de la espalda y los golpes se aplican con la mano ahuecada. Lafinalidad del ejercicio es la de desprender de las paredes alveolares las mucosidades que a ellas se han adherido, de modo que se facilita su expulsión

Remedio para la neumonía #14  Usar sales de Schüssler como Ferrum phosphoricum especialmente recomendado para la fase inicial.  En la segunda fase se aconseja el empleo de Natrum phosphoricum y en la tercera fase de inflamación Kalium sulphuricum.

Remedio para la neumonía #15 Emplear Aconitum Napellus 6C, Bryonia 6C y  Phosphorus 6C los cuales son remedios homeopáticos indicados en caso de neumonía.

Lea también: Remedios para limpiar y fortalecer los pulmones

Remedio para la neumonía #16  Verter 1 cucharada de hojas de lobelia y otra de raíz de regaliz en una taza de agua y hervir por 5 minutos. Dejar refrescar y colar.  Tomar tibio 2 tazas al día.

Remedio para la neumonía #17  Verter una pizca de pimienta de cayena y el jugo de un  limón en un vaso de agua.  Tomar 2 veces diarias por 2 semanas.

Remedio para la neumonía #18  Añadir a un vaso de jugo de zanahoria una pizca de pimienta de cayena  y mezclar bien. Tomar 2 veces al día.

Remedio para la neumonía #19  Machacar un puñado de hojas de albahaca y luego verter una pizca de pimienta negra recién molida.  Añadir a una taza de agua y mezclar.  Tomar 2 veces al día.  Este remedio ayuda a combatir la neumonía y limpiar los pulmones.

Remedio para la neumonía #20  Verter en una taza de agua 1 cucharada de semillas de sésamo y otra de linaza  y hervir por 5 minutos.  Retiar del fuego, dejar refrescar y colar. Adicionar unas gotas de miel y una pizca de sal. Tomar este remedio una vez diaria.  Este remedio ayuda a expulsar la mucosidad de los pulmones.

Remedio para la neumoría #21:  Poner en un difusor de aromaterpia 5 gotas de aceite esencial de enebro y permanecer el mayor tiempo posible.  Este remedio ayuda, especialmente, en el caso de la neumonía causada por pseudomonas aeruginosa.

 .

Recomendaciones

Determinar si se trata de neumonía  Es necesario la realización de radiografías pulmonares para permitir constatar si existe condensación en alguna zona de los pulmones. Es conveniente extraer sangre para, por medio de un cultivo, determinar el germen causante de la afección. También se puede hacer un cultivo del esputo o del líquido pleural en el caso de que exista derrame.  Es importante observar que la neumaría se confunde fácilmente, por sus síntomas, con la bronquitis y de allí la necesidad de dichos exámenes.

Alimentación adecuada Al igual que para otras afecciones de las vías respiratorias, se recomiendan complementos de vitaminas A, E y C, así como flavonoides.

Quizá te interese conocer

Conoce alimentos buenos y malos para los pulmones

Permanecer en absoluto reposo.  Es sumamente importante que la persona afectada permanezca en cama, y levantarse tan sólo para ir al lavabo o cuando su estado se lo permita, ya que influye directamente sobre el pronóstico evolutivo de la afección.

Tomar mucho liquido especialmente agua, jugos, sopas y caldos con el fin de expulsar con mayor facilidad las mucosidades.

Mantener una postura adecuada La postura del afectado en la cama será la que mejor favorezca la expectoración y, por lo tanto, en cada caso particular, dependerá del sector de pulmón afectado.

Efectuar la inhalación de vapores lo cual facilita la fluidificación de mucosidades, con lo que su eliminación al exterior se realiza con menos esfuerzo y disminuyen las molestias provocadas por una tos excesiva.

 

Preguntas y respuestas

¿Qué relación tiene el que una persona vomite con que padezca neumonía?
Si penetran partículas de alimentos en las vías respiratorias es fácil que se produzca una neumonía. A pesar de que parezca raro, la penetración de sustancias alimenticias en los bronquios o en los pulmones es algo que se da con frecuencia.

Suele ocurrir en personas que, hallándose inconscientes por la causa que fuere, vomitan, o que se atragantan si se las fuerza a ingerir comidas o bebidas. Asimismo, en personas anestesiadas y también cuando, por alguna enfermedad, disminuye el reflejo de la tos o no se deglute correctamente. Lo habitual es que, además de los alimentos, penetren gérmenes y, en consecuencia, se origina la neumonía.

Si las sustancias proceden del estómago, el ácido de éste también causa lesiones. La neumonía por aspiración es grave, por lo que resulta peligroso forzar a beber a quienes no se hallan totalmente despiertos o despejados.

¿En qué se diferencian una bronquitis crónica de una neumonía?
Las personas que padecen bronquitis crónica tienen una notable tendencia a sufrir infecciones bronquiales. En la neumonía, la infección se localiza en los pulmones. La fiebre, la tos y la expectoración son síntomas comunes a ambas dolencias y, por consiguiente, cabe la posibilidad, en un principio, de confundirlas. Ahora bien, la presencia de escalofríos es más típica de la neumonía y, por otra parte, ésta origina una mayor sensación de gravedad.

Sin embargo, la única forma de establecer un diagnóstico exacto es practicando radiografías del tórax. Si la infección sólo afecta a los bronquios, la radiografía no mostrará alteración alguna en los pulmones, pero si se trata de una neumonía se observa una condensación pulmonar, es decir, una densa mancha en el pulmón afectado.

¿Neumonía y bronconeumonía son la misma enfermedad?
No exactamente. La neumonía es una inflamación de los tejidos que componen los alvéolos pulmonares.

Cuando los que están afectados se encuentran junto a los bronquios y, además, existe también una inflamación de las paredes de éstos, se habla entonces de bronconeumonía. No obstante, existen neumonías en las que no se produce afectación bronquial, de igual modo que hay inflamaciones bronquiales, es decir, bronquitis, que no se acompañan de alteraciones alveolares.

.

Conozca también

Remedios para la neumonía infantil

Remedios para la pleuresía

Aeroterapia y sus beneficios

Remedios naturales para el enfisema

Remedios para la tos

Remedio para dejar de fumar

Remedios para el cáncer del pulmón

Remedios naturales para la bronquitis

bbannersaludnaturalybelleza1

 

Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*