Conoce

Vitaminas y minerales para fortalecer las uñas

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram

Las uñas son láminas formadas por proteínas (queratina).  Éstas se dividen en tres partes: la raíz, el cuerpo y la extremidad libre.

La raíz, llamada ungueal, es flexible y elástica. Su porción más externa se reconoce por un color más pálido que el resto de la uña, así como por la forma de media luna, de ahí que se la llame lúnula.

El cuerpo de la uña se prolonga desde la raíz hasta la yema del dedo. Por su parte, la extremidad libre es la que sobresale de dicha yema del dedo.

La uña se encuentra en contacto con la dermis en dos zonas diferentes: la anterior, o lecho ungueal, que es la que corresponde al cuerpo de la uña, y la posterior, o matriz ungueal, que corresponde a la raíz y a la lúnula, a partir de la cual crece la uña unos cuatro milímetros al mes.

Cuando se arranca una uña o es destruida por una lesión, se produce el crecimiento de otra uña igual, pero siempre y cuando la citada matriz ungueal permanezca intacta; si se ha deformado en algún sentido, la deformación se transmite a la uña en crecimiento, de modo que ésta adopta externamente la misma deformación.

Aunque se proceda a la extracción quirúrgica, la uña volverá a crecer con esa deformación, y sólo será posible corregirla si se modifica la estructura de la matriz ungueal, cosa que resulta muy difícil.

Los pliegues cutáneos que recubren la uña, tanto los laterales como los de la lúnula, se denominan pliegues o vallas ungueales. Por último, cabe recordar que las uñas no tienen vasos sanguíneos ni nervios, por lo que no sangran ni duelen.

Las uñas tienen un papel importante, no sólo en cuanto a la estética de los dedos, sino como elementos funcionales de nuestra vida cotidiana. Con las uñas es posible rascar, pellizcar, arañar, plegar, pinzar, separar…

Si una persona se viera de pronto despojada por completo de sus uñas, se daría cuenta del gran número de pequeñas acciones que le es prácticamente imposible o difícil realizar. La importancia de las uñas va mucho más allá de la estética, pues participan en el sentido del tacto.

Las uñas pueden verse afectadas por numerosas enfermedades, y, dada su situación, se hallan expuestas a traumatismos.

Descubre dieta nutritiva para el cabello, piel y uñas

Entre los trastornos más frecuentes recordemos los aplastamientos, desprendimientos, panadizos, infecciones por bacterias y hongos, aparición de manchas, erosiones o engrasamientos, malformaciones congénitas, etc.  De allí la importancia de proporcionarles las vitaminas y minerales necesarios para su fortalecimiento.

.

Vitaminas para fortalecer las uñas

Vitamina A: Procesa la proteína necesaria para su crecimiento.

Vitamina B7 o biotina:  Es una vitamina fundamental y aliada de la belleza, que fomenta el crecimiento. Esta sustancia contribuye con la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, mejora el funcionamiento de las células del cuerpo, metaboliza las grasas, azúcares y proteínas. Se encuentra en los frutos secos, huevos, aguacates, verduras y pescados, y se encarga de procesar todos los alimentos que consumes; además de fortalecer tus uñas, es beneficiosa para el cabello y la piel.

Vitamina B-12. Los bajos niveles también pueden causar anemia, y su presencia es fundamental para que el cuerpo produzca glóbulos rojos. La deficiencia se relaciona con que el organismo tenga menos energía para el desarrollo de sus funciones (producción de queratina).

Vitamina D: Absorbe y fija el calcio.

.

Minerales para fortalecer las uñas

Zinc. Forma parte de las queratinas que constituyen la matriz de las uñas.

Hierro: Las uñas quebradizas pueden ser un síntoma de anemia, condición relacionada con la deficiencia de vitaminas o hierro. Para que el cuerpo pueda absorberlo fácilmente, se recomienda consumirlo con vitamina C.

Quizás te interese conocer: Remedios para blanquear uñas amarillas

Otros minerales que pueden ayudar son el silicio, yodo (espinacas, piña); calcio (almendras, sardinas) y también se recomienda consumir aceite de linaza, germen de trigo, aceite de onagra y borraja, para evitar que se agrieten.

.

Conozca también

Remedios naturales para el pie de atleta

Descubre lo que dicen tus uñas sobre la salud

Remedios para dejar de comerse las uñas

Remedios naturales para uñas enterradas

 cosmetologia natural


  


Te puede interesar

Recursos humanos y empleo

consultorio esoterico

Remedios de jugos curativos

Belleza natural

loading...
Remediospopulares.com no tiene fin de lucro y se apoya con donativos brindados por personas como tú. Si todos los que leen donan unos dólares, se obtendrá los fondos necesarios para seguir investigando sobre medicina natural, plantas medicinales y remedios caseros Puede conocer más en www.remediospopulares.com/información.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*