Conoce

Remedios con ajo y sus propiedades

El ajo es originario de las estepas de Asia central y fue muy empleado por los egipcios y los griegos.  

Éstos lo apreciaban ya como una fuente de fortaleza física y lo incluían en la dieta de esclavos y atletas para incrementar su vitalidad.  

Hasta preparaban collares de ajo y se losponían a los niños para protegerlos de los parásitos.

De la planta se conocen especialmente sus bulbos, que se presentan en grupos de seis a doce dientes que se encuentran a su alrededor los cuales están recubiertos de una fina película formando la cabeza

El ajo contiene glucósido sulfurado, aluna, enzima, vitaminas A, B1, B2, C y niacina.

Las hojas de la planta son blancas, con una vaina que abraza el tallo y con gran número de flores blancas y de color rojo. Su flor tiene seis estambres que flore en primavera y verano. El fruto es pequeño y se presenta en forma de cápsula.

Las sustancias sulfúricas contenidas en el ajo son altamente volátiles y, transportadas por la sangre impregnan todos los órganos y tejidos del cuerpo en particular aquellos a través de los cuales estas sustancias son eliminadas como los riñones, pulmones, bronquios y piel.

 

Propiedades curativas

El ajo es una de las plantas medicinales con mayor cantidad de propiedades curativas demostradas científicamente entre los cuales tenemos los siguientes: Facilita el funcionamiento hepático, evita el estreñimiento y combate la anemia.  También sirve para expulsar parásitos intestinales e inhiba el veneno en los piquetes de mosquitos, escorpiones y abejas.

Igualmente, el ajo provoca un descenso de la tensión arterial, tiene efecto vasodilatador y facilita la circulación de la sangre, siendo por tanto aconsejable su uso a las personas que sufren de hipertensión, arterioesclerosis y trastornos circulatorios en general, o en los casos de las personas que han sufrido de trombosis, embolias u otros accidentes vasculares.

El ajo, además, es un antibiótico y antiséptico general gracias a su alto porcentaje de azufre, y se ha demostrado su acción bactericida frente a estafilococos, estreptococos, salmonela y hongos y, a la vez, estimula las defensas del organismo, aumentando la producción de glóbulos blancos

Alivia los síntomas de la hiperplasia y el adenoma benigno de la próstata, así como los problemas asociados con la eliminación de orina en estos casos.

La cura de ajo consiste en consumir tres ajos al día antes de las comidas o con ellas durante quince días. Luego se descansa otros quince días, y esta operación se puede repetir varias veces al año. Se puede incrementar la cantidad siempre que no haya tendencia a tener la tensión baja.

Un dato curioso es el siguiente: Hay gente en todo el mundo a quien le gusta mucho el sabor del ajo fresco, aunque a nadie le gusta su olor, sobre todo si queda en el aliento. Pero si se elimina el olor, ¿se eliminarán también los poderes terapéuticos del ajo? Parece ser que la respuesta es sí. Según investigaciones realizadas, parece ser que los mismos compuestos químicos que producen el mal aliento son también los que ayudan a proteger el corazón y combatir el cáncer..

 

Remedios populares

Es importante señalar que el ajo es mucho más eficaz cuando se come crudo, ya que al cocinarlo, pierde, en gran parte, sus efectos benéficos.

Remedio con el ajo para expulsar los parásitos intestinales #1 Picar una cabeza de ajo y se calienta, sin hervir, en un cuarto de litro de leche.  Luego, se deja reposar durante tres a cuatro horas, se cuela y se toma en ayunas durante diez días.  Al finalizar ese tiempo, los parásitos serán expulsados.

Remedio con el ajo para expulsar los parásitos intestinales #2 Machacar 2 dientes de ajo con 3 cucharadas de aceite de oliva y se fricciona el abdomen.

Remedio con el ajo para expulsar los parásitos intestinales #3 Confeccionar un enema que se introducirá por vía anal. El preparado de éste consiste en cocer con una cucharada de tomillo, una cucharada sopera de poleo y dos dientes de ajo machacados por taza grande de infusión. Se filtrará el líquido, templado, y se verterá en un enema.

Remedio con el ajo para bajar la presión arterial Tomar en ayunas un diente de ajo partido. En ese sentido y para evitar irritar la mucosa estomacal, se recomienda pelar el diente, partirlo por la mitad y tragar cada pedazo sin masticarlos para facilitar, de esta forma, su tránsito por el aparato digestivo.  Igualmente, se puede preparar un jarabe con dos cabezas de ajo ralladas y mezcladas con 100 gr de azúcar y un vaso de agua. Se recomienda tomar 2 cucharadas al día para bajar la presión.

Remedio con el ajo para combatir los dolores de oído Machacar dos ajos, se hierve, se cuela y luego se aplican unas gotas tibias.

Remedio con el ajo contra el reumatismo Frotar los ajos pelados sobre las articulaciones doloridas e inflamadas, así como cualquier otra parte del cuerpo que se encuentre afectada por dolores reumáticos. Se ha podido constatar que esta solución ejerce una acción antiinflamatoria e indirectamente provoca una disminución del dolor.

Remedio con el ajo contra el insomnio Comer en la noche ensalada de ajos con lechuga

Remedio con el ajo para ablandar la tos seca y descongestionar las vías respiratorias Untar ajo en el pecho y la espalda. y como preventivo, tomar miel y limón ¡unto al ajo puede evitar la aparición de gripes, resfriados e incluso alergias.

Remedio con el ajo para dolores musculares Confeccionar una pasta a base de una cabeza de ajo machacada. A continuación se unta con esta solución la parte afectada. Además de este ungüento, se puede confeccionar una compresa que se colocará durante toda una noche en la zona dolorida.

Remedio con el ajo contra la impotencia #1 Mezclar ajo machacado con  1 cucharada de aceite de germen de trigo y 1/2 cucharadita de pimienta de cayena. Tomar esta preparación a diario.

Remedio con el ajo contra la impotencia #2 Frotar con ajo el área lumbar de la columna y el sacro

Remedio con el ajo para el bocio Comer tres ajos crudos al día y una infusión de algas.

Remedio con el ajo para evitar la arterieesclerosis y trombosis Comer un diente de ajo crudo todos los días. El ajo hace que la sangre pueda llegar con facilidad a todas las partes del cuerpo y disuelve o aletarga los cúmulos de grasas que pueden taponar u obstruir venas y arterias.

Remedio con el ajo para dejar de fumar  Practicar una cura de ajos crudos: se toman un par de ajos crudos en ayunas, otros dos, junto a un zumo de limón, antes de comer y dos más antes de la cena.

Remedio con el ajo contra las picaduras de abejas, escorpiones y mosquitos  Machacar un diente de ajo y ponerlo en forma de emplasto sobre el zona picada.

Remedio con el ajo para eliminar verrugas y callos Aplicar directamente sobre la parte interesada. El ajo también puede acabar con infecciones de la piel o boca que tienen su causa en los hongos.

Remedio con el ajo contra la caída del cabello Friccionar el cuero cabelludo con infusiones de romero y zumo de limón. Asimismo es de gran eficacia el ajo crudo, la cebolla y otras plantas

Remedio con el ajo para adelgazar: Consumir ensaladas con verduras de hojas verdes, ajo triturado y vinagre.

 

Recetas saludables con el ajo

Receta saludable con ajo #1: Sopa de ajo clásica
Ingredientes
2 dientes de ajo
2 huevos
perejil
1cucharada de harina
pan en rebanadas
1 cucharada de aceite de oliva extravirgen
sal

Preparación

Cocer los dientes de ajo en poca agua salada, luego machacarlos.  Añadir más agua y llevar a ebullición. Aparte batir los huevos con el aceite y la harina y verterlos en el caldo hirviendo.

Tostar las rebanadas de pan y colocarlas en los platos, espolvorearlas con un poco de perejil picado, verter la sopa hirviendo y servir..

 

Receta saludable con ajo #2: Sopa de ajo con tomillo

Los ingredientes de esta receta de alimentacion sana son: 4 dientes de ajo,  2 tazas de agua, sal marina, 1 cucharada de tomillo, rebanada de pan integral y un huevo fresco y crudo.

En un poquito de aceite, se debe sofreír 4 dientes de ajo y luego se añade 2 tazas de agua y sal marina. Hervir unos minutos y después se debe añadir 1 cucharada de tomillo y dejar hervir 2 minutos más. Se filtra. En un plato hondo, se coloca 1 rebanada de pan integral y un huevo fresco, crudo. Verter el líquido bien caliente para cuajar el huevo. Se sirve bien caliente.

 

Receta saludable con ajo #3: Sopa de ajo con salvia

Los ingredientes son: 12 hojas de salvia, sal, pimienta, dientes de ajo, dos litros de agua y un vaso de aceite de oliva.

Se debe poner en infusión 12 hojas de salvia en 2 litros de agua. Añadir sal, pimienta, los dientes de ajo y un vaso de aceite de oliva. Se hierve por 10 minutos aproximadamente y verter caliente sobre rebanadas de pan integral (esta receta es para 4 personas).

 

Receta saludable con ajo #4: Sopa de ajo con especias:

Esta receta requiere 16 dientes de ajos, una rama de tomillo y de salvia, 1 clavo de especie pimienta roja y un litro y medio de agua.

Se coloca dientes de ajo, tomillo, salvia, clavo de especia, sal marina y una pizca de pimienta roja en el litro y medio de agua. Se hierve durante media hora En los últimos minutos, se pone en al horno 12-16 rebanadas de pan integral aliñadas con aceite extravirgen y queso parmesano. Cuando las rebanadas están doradas, se echa la mitad en el líquido y se deja que se empapen bien.Se acomoda las restantes rebanadas en boles y se les echar por encima la sopa bien caliente.

 

Recomendaciones

Al comprar ajo prefiera el bulbo completo, antes que su presentación en polvo o en pasta porque estos últimos no ofrecen los nutrientes valiosos de este gran condimento.

Los dientes que conforman la cabeza del ajo deben palparse gruesos, regordetes y duros. El aroma es también una buena señal de su frescura; aquellos ejemplares que no exhalen ninguna fragancia no valen la pena.

Cuando llegue del mercado con su suministro de ajos debe cuidarlos para que entreguen todos sus beneficios. Almacénelos en un lugar seco y aireado, pues con demasiada humedad empezarán a retoñar, es decir, le saldrán brotes; si además deben soportar mucho calor, el interior se convertirá en un polvo negro. Al igual que la cebolla, el ajo no resiste bien las bajas temperaturas y por consiguiente no conviene guardarlo refrigerado. En condiciones como las descritas el ajo blanco se conserva alrededor de seis meses.

Para paliar el olor, machacar en un mortero con un poco de miel y tomar antes de las principales comidas. Igualmente, se puede adoptar la fórmula clásica de frotarlo en una rebanada de pan tostado, solo o con tomate.

 

Precauciones

No deben comerlo las mujeres lactantes, ya que altera la calidad de la leche y  puede causar que los niños les duela el estómago o los intestinos. Deben evitarlo las personas que sufren de dolores de cabeza y biliosidad.

El consumo de ajos, debido a las drusas de oxalatos, puede producir irritación intestinal. Por vía externa puede producir dermatitis de contacto, por su efecto vesicante. El aceite esencialpuro puede provocar náuseas

 

Conozca también

El kéfir: Un remedio natural para muchas dolencias

Cómo cultivar plantas medicinales en su hogar?

Los tés e infusiones en los remedios caseros

¿Cómo desintoxicar el organismo?

El pescado: Una fuente de salud

¿Cómo añadir más fibra a nuestra alimentación diaria?

recetas saludables


  

1 comentario en Remedios con ajo y sus propiedades

  1. Juan Sotelo Jacobo // 14 julio, 2015 en 6:23 am // Responder

    Excelentes recomendaciones !!!!!

3 Trackbacks y Pingbacks

  1. Remedios para la gota o ácido úrico alto
  2. Remedios para el dolor de cabeza o cefalea
  3. Remedios para la garganta irritada o dolor de garganta

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

*